Yo, El Vendedor Ambulante

0
131

Gloria y Loor, a todos los comerciantes del mundo, héroes máximos en supresión de la pobreza

Gloria y Loor, a todos los comerciantes del mundo, héroes máximos en acabar con la  pobreza.

¿Cómo puedo lograr vender mis productos en la calle?

¿Cómo lograr una buena estrategia de marketing?

Bien, el comercio es el mecanismo por excelencia que tiene una persona para erradicar la pobreza.

Pero ¿Cómo captar el deseo de compra de la contra-parte? Realmente sirven  todas esas palabras bien-intencionadas y vacías? Verbigracia: “humildemente”, “con todo respeto”, sin compromiso”, sea cual fuere la situación del  vendedor.

Todos actuamos por nuestro interés personal, no hay tal cosa como “acción  desinteresada”, comúnmente se piensa al “desinterés”  como la no intención de obtener una remuneración en dinero o en especie sino que  lo hace por algún otro motivo.

El que suscribe está interesado en lograr difundir sus obras. El vecino está interesado en dormir bien en la noche y lograr despertar en la mañana.

El sujeto que vende medias (por decir un ejemplo) está interesado en vender las medias y etc…agrego, que para una transacción genuina, el principio siempre a respetar es el de “no agresión”.

Entre comprador y vendedor, por ejemplo: el sujeto de la imagen- para hacer una transacción y vender su x producto, debe ponerse en el lugar de la contra-parte y tratar de mostrarle a él la virtudes del producto, desde los intereses del comprador, porque si va a hablar (el vendedor) de sus intereses personales, sus necesidades, con algún que otro decoro galletital como “con todo respeto”, “estoy en situación de calle”, etc… A la contra-parte le resulta totalmente irrelevante. A esta, le interesa si el producto a obtener es beneficioso para ella, no le importa, en lo más mínimo, la situación de vida o palabras de cotillón que pueda decir el vendedor.

El comerciante, debe siempre captar los intereses de los individuos para llegar al éxito. Verbigracia: hay un interés entre jardinero y su cliente, por plantas. No por situaciones o decoros innecesarios en virtud del jardinero o el cliente.

Finalmente, ocurre esta maravillosa situación muy interesante, que cuando se cumple el intercambio libre y voluntario, las dos partes se dicen…GRACIAS.

ojeda.97.mariano@gmail.com | Web | + posts

Estudiante de Derecho y Economía.
Argentino.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas