Jorge M Ferreira septiembre 30, 2018

[ A+ ] /[ A- ]

“La caída de un régimen no trae por consecuencia una utopía. Más bien abre el camino a un trabajo ingente y a esfuerzos denodados a fin de construir unas relaciones políticas, económicas y sociales más justas y erradicar otras formas de injusticia y opresión.” Sharp

El rechazo al socialismo como sentimiento supranacional.

Elementos como el territorio, la raza, en cuanto a la similitud de rasgos físicos, la legua, el vocabulario, sobre todo la literatura, la memoria histórica en cuanto al desarrollo de acontecimientos, las tradiciones, la civilización intelectual a partir de las ideas aplicarlas, entre otros elementos como la religión y la economía. Elementos que si bien es cierto son importantes, a lo largo de la historia de las naciones no han resultado decisivos en la conformación de un sentimiento nacional, lo que constituye una nación entonces es haber hecho grandes cosas en el pasado, y querer hacerlas todavía en el futuro, la voluntad colectiva de construir unos recuerdos y perseguir unos fines comunes.

Con la nación nace el principio de la libre determinación de los pueblos, que  no podría ser la libre determinación del gobierno donde aparece la cuestión de la nación y la república por un lado grupos nacionales sometidos al dominio de un gobierno buscando liberarse y dando la posibilidad de formar un Estado nación independiente, y por otro reunir en un mismo Estado a las poblaciones con un sentimiento nacional, lo que hace pensar en la Gran Colombia (Venezuela y Colombia) o la integración intergubernamental latinoamericana ULATAM.

Además de todo tipo de sentimientos nacionales de Colombia como Venezuela es innegable por un lado el miedo y por otro el odio al socialismo una conclusión que deja la historia el cultivar la ambición por el interés mutuo, la atenuación de las disparidades y la exaltación sistémica de la identificación del sentimiento nacional  no sin advertir, necesario aprender de la historia y recordar lo dañino del nacionalismo como sería el caso para el siglo XX de la Alemania nacional socialista  que termino en xenofobia y racismo, pero que en principio tuvo el mayor de los éxitos en su unificación a mediados del siglo XIX y que para hoy es una potencia mundial después de la evolución del Estado de derecho y la estructuración de la política económica.

Una ULATAM sin fronteras significa más libertad.

El objetivo de este texto es proponer la integración entre Colombia y Venezuela en el marco del sentimiento de unidad nacional entorno al rechazo del socialismo del siglo XXI, eventualmente buscando la integración regional a través de la Alianza Pacifico por lo que cabe recordar el antecedente histórico de la creación de la Unión Europea en la búsqueda de un mercado único de libre circulación de personas capitales bienes y servicios, cooperación en política exterior y seguridad, lo que se dio a través de varios tratados y un proceso progresivo durante varios años que permitirá que Europa jamás regresase a regímenes totalitarias.

Una oportunidad de entrar con fuerza a la globalización supranacional, el pivote Latinoamericano la ULATAM y Venezuela-Colombia podrían ser los pioneros como lo fue en su momento Alemania-Francia antaño la comunidad europea del carbón y el acero que podría ser a hoy en Latinoamérica la Alianza Pacifico, al igual que en Europa auspiciado por el rechazo al social-comunismo. Sin pretender persuadir Venezuela podría ser la Alemania Latinoamericana, las empresas más exitosas se han dado justo en el momento en el que aprovechan la oportunidad, que es única debido al contexto social histórico que vive el país y el subcontinente, hoy se habla de mecanismos de derecho internacional con respecto a la situación Venezolana y también de una intervención militar debido a la crisis humanitaria, la violación sistemática a los derechos humanos y la falta de garantías a la libertad política y económica en tanto afectan la seguridad nacional de la comunidad internacional cercana. (Narcotráfico y seguridad ciudadana)

Algunos países asiáticos han salido de la vía del subdesarrollo, Corea del Sur, Hong Kong, Singapur y Taiwán la tesis de que algunos países son ricos porque otros son pobres ha sido una falacia. Sen comenta sobre una lista de útiles medidas que se han tomado donde figuran la apertura a la competencia, la utilización de los mercados internacionales, un alto nivel de inversión en educación, la introducción de fructíferas reformas agrarias y la provisión publica de incentivos a la inversión, la exportación y la industrialización  (Sen, 2000, pág. 188)

Amartya Sen se pregunta ¿Que solucionar primero la necesidades económicas o las libertades políticas? Es la libertad política la que brinda información sobre las necesidades económicas pues dónde hay libertad económica se satisfacen necesidades, lo que surge de reconocer las libertades políticas comprendiendo la importancia directa en la vida humana relacionada con las capacidades, la participación política y social instrumental en la mejora de las posibilidades de los individuos para expresarse y defender sus demandas políticas y el papel constructivo de la satisfacción de necesidades desde el contexto social. Se trata de encontrar la relación entre libertades políticas y satisfacción de necesidades económicas, pues son los derechos políticos y humanos los que brindan la oportunidad de llamar la atención sobre las necesidades y las demandas para la adopción de medidas que permiten una ejecución efectiva.

De la resistencia no violenta hacia el re-escalamiento.

A partir de la socio antropología del venezolano es necesario comprender que el Estado de derecho evoluciona, que no se puede imponer a la fuerza la libertad,  institucionalmente la formula ya está dada pero es un proceso lento de cambio, es conocido en Venezuela la estrategia de la resistencia no violenta desde hace varios años durante el régimen socialista, la crítica resulta de que no ha habido resultados efectivos de transición a la democracia, por lo que es necesario contrastar la resistencia no violenta desde la perspectiva de la ruptura social como hecho generador de cambio en la cataléctica de la acción colectiva, y la planeación estratégica exógena desde la perspectiva del re-escalamiento. En pocas palabras voluntad, poder y capital.

La resistencia no violenta se trata de desequilibrar el poder por medio de una estrategia política, debido a que el poder no es monolítico, este deriva de los individuos del Estado, poder que se basa en la obediencia, si los individuos no obedecen el gobierno no tiene poder. En Colombia tal vez los indígenas del Cauca al parecer lo han entendido, cierran la vía panamericana y obtienen lo que quieren, en Venezuela es diferente el régimen se ha vuelto demasiado represor se violan los derecho humanos por acción u omisión y eso es innegable. Es una nación secuestrada y no se le puede pedir que se libere por si sola.

Sin embargo de la resistencia no violenta se rescata la planificación estratégica, que significa pasar de una situación presente a un futuro deseado, lo que permite movilizar todos los recursos disponibles económicos, políticos, organizacionales y usarlos de manera más efectiva al enfocar la atención en determinados objetivos y técnicas como la acción militar convencional o la lucha no violenta, la lección principal está en la capacidad intelectual de planificar estratégicamente.

Para 2018 aparece la ruptura social, con el éxodo y la llamado diáspora, lo que la Organización de las Naciones Unidas ha llamado la crisis humanitaria y efectivamente es la ruptura social la que permite el cambio en las estructuras institucionales del sistema político, la ruptura que permite la constitución de nuevos sujetos sociales en este caso los venezolanos que están en el extranjero, que son propiciadores de movimientos sociales de liberación, pues ponen en entredicho aquello que ha sido un orden social o aquello que se ha impuesto, la diáspora es rupturista en la cataléctica de la acción colectiva y es lo que permitirá el cambio.

Como se mencionaba anteriormente se trata de voluntad, poder y capital donde desde la planeación estratégica se puede referir al re-escalamiento la reconfiguración de la globalización el “think global act local” y Venezuela es un potencial para Latinoamérica y el mundo, que requiere de establecer todas las factibilidades que garanticen la acción colectiva en el marco de “the global governance” desde la dimisión geopolítica de escalas urbana, local regional, nacional e internacional, comprender el contexto social y económico de escalas como tecnología para limitar el poder despótico y totalizador cosa que redundaría en una región más liberal.

El punto a favor del re-escalamiento es que lo hace el capitalismo, el mismo sistema económica que saca a miles de personas de la pobreza, el de China y el de  EE.UU. Articular el poder político venezolano y el capital económico global, el hertland supranacional Latinoamericano que se establece en la integración económica como oportunidad para la crisis venezolana y además la crisis económica Argentina, una moneda común sana y fuerte garantiza la propiedad privada y el bien público.

La economía es estructura fundamental de la sociedad y al igual que la Unión Europea cuenta con un banco central Latinoamérica también tendría uno, la diferencia es que este banco solo emitiría dinero privado, finalmente el dinero no es del Estado sino del contribuyente, que es a lo que se refiere la emisión libre, propuesta del economista Pablo Victoria de Banca y emisión libre sobre la tasa real de crecimiento y reservas reales, sería la política económica más sólida del mundo. Para más información sobre la propuesta de banca revisar el enlace https://bit.ly/2OpN4or

“No lo sabemos hacer, no se puede, es difícil.” Las formulas ya están inventadas, el mundo lo está haciendo y no es que sea difícil, simplemente hay que intentarlo. Primero rescatar Venezuela del régimen con planeación estrategica de re-escalamiento , segundo por un lado liberalizar divisas, aplicar la propuesta de Pablo Victoria, aplicar las recomendaciones de Amrtya Sen y ser la Alemania del continente, por ultimo tercero Buscar La Unión Latinoamericana en política económica monetaria.

Gestor organizaciónal.
Administrador publico, internacionalista y politólogo.
Conservador de espíritu libertario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas