Tortuga de 187 años nunca ha visto que el socialismo funcione

1
858

Jonathan es el animal terrestre vivo más antiguo jamás conocido en el mundo. Nació en 1832 y actualmente tiene 187 años. Ha pasado por dos guerras mundiales, siete monarcas en el trono británico, la caída del Imperio Otomano y 39 presidentes estadounidenses. Jonathan, sin embargo, nunca vio funcionar el socialismo.

Su año estimado de nacimiento también es anterior al lanzamiento de Penny Black, el primer sello postal (1840), la construcción del primer rascacielos (1885) y la finalización de la Torre Eiffel (1887), la estructura de hierro más alta . 

Otros hitos humanos que tuvieron lugar en su larga vida incluyen la primera fotografía de una persona (1838), la primera bombilla incandescente (1878) y el primer vuelo con motor (1903). 

Ahora, el animal más viejo  del mundo, entre los animales terrestres, Jonathan ha sobrevivido a la persona más vieja en unos 65 años. La mayor edad autenticada para un humano es un «mero» 122 años y 144 días, logrado por Jeanne Calment (1875-1997) de Francia.

Aunque originario de las Seychelles en el Océano Índico, Jonathan ha residido en la remota isla de Santa Elena en el Atlántico Sur desde 1882.  

Santa Elena es quizás mejor conocida por ser el lugar de descanso final de Napoleón Bonaparte, quien fue exiliado aquí después de su derrota en la Batalla de Waterloo en 1815. Sin embargo, el emperador desterrado y Jonathan nunca se habrían encontrado, ya que el primero murió más de seis décadas antes de la llegada de este reptil récord. 

Cuando Jonathan fue llevado a Santa Elena, ya estaba completamente desarrollado. Según los datos conocidos de esta especie, eso indicaría que tenía unos 50 años de edad en ese momento (de ahí su año de nacimiento estimado de 1832 para convertirlo en el animal más longevo de la tierra). Jonathan fue dotado para el entonces gobernador del territorio británico de ultramar, William Gray-Wilson (en el cargo 1890-1897), y desde entonces ha vivido en la residencia del gobernador. 

La casa de Jonathan es el césped bien cuidado de «Plantation», una mansión georgiana construida por la East India Company en 1791-1792. Hoy, comparte el terreno con otras tres tortugas gigantes: David, Emma y Fred. 

Teniendo en cuenta su gran edad, ya está muy por encima del promedio de vida de 150 años de su especie, Jonathan goza de una salud sorprendentemente buena. Sin embargo, no ha escapado completamente ileso. 

La tortuga más antigua del mundo es prácticamente ciega debido a las cataratas y parece haber perdido todo el sentido del olfato, pero conserva una excelente audición y un apetito saludable. Según su veterinario, todavía tiene «una buena libido», lo que es un indicador de buena salud interna. 

Author profile
Melissa Rothschild

Corresponsal de The Mises Report en españa. Es periodista y comunicadora social.

1 comment

  1. René Martínez 10 septiembre, 2019 at 19:17 Responder

    Buenas noches.
    No estoy de acuerdo con la inclusión del término «nunca vio funcionar el socialismo», no hallo la relación para colocarlo en el título, por si fuera poco, ni siquiera estuvo en Rusia para argumentar que vivió en carne propia la caída del zar, el ascenso de los bolcheviques y la caída de la Unión Soviética, menos si se considera que el animal fue criado en la isla de Santa helena, en el Atlántico sur.
    El artículo hubiera ido de maravilla si en su lugar se hiciera énfasis en «vio caer el imperio que lo crió» teniendo en cuenta que era una colonia británica.
    Me parece un juicio de valor que está completamente salido de contexto y percibo un matiz político realmente desagradable en esta nota.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas