Solo 53 empresas estadounidenses están desde 1995 en la revista fortune

0
156

La destrucción creativa alimenta la prosperidad económica

Esta elevada tasa de rotación de las empresas más exitosas de los Estados Unidos es un signo positivo.

¿Qué es lo que las empresas de estos tres grupos tienen en común?

Grupo A: American Motors, Brown Shoe, Studebaker, Collins Radio, Detroit Steel, Zenith Electronics y National Sugar Refining.

Grupo B: Boeing, Campbell Soup Company, Colgate-Palmolive, Deere & Company. General Motors, IBM, Kellogg Company, Procter and Gamble Company y Whirlpool Corporation.

Grupo C: Amazon, Facebook, eBay, Home Depot, Microsoft, Google, Netflix, Office Depot y Target

Que todas las empresas del Grupo A estaban entre las 500 empresas de la revista Fortune en 1955, pero no en el 2018.

Que todas las empresa del Grupo B estaban entre las 500 empresas de la revista Fortune tanto en 1955 como en el 2018 (y han permanecido en cada lista anual desde que empezó en 1955 (have remained on the list every year since it started in 1955)).

Que todas las empresas en el Grupo C estuvieron entre las 500 empresas de la revista Fortune en el 2018, pero no en 1955.

 

SÓLO 53 DE ESTAS EMPRESAS HAN ESTADO EN LA LISTA DE LAS 500 DE LA REVISTA FORTUNE DESDE 1955
3M DowDupont Merck
Abbott Laboratories Eli Lily Motorola Solutions
Altria ExxonMobil Northrop Grumman
Archer Daniels Midland General Dynamics Owens Corning
Arconic General Electric Owens-Illinois
Avon Products General Mills Paccar
Boeing General Motors PepsiCo
Bristol-Myers-Squibb Goodyear Tire and Rubber Pfizer
Campbell Soup Hershey PPG Industries
Caterpillar Honeywell International Procter and Gamble
Chevron Hormel Foods Raytheon
Coca-Cola IBM Rockwell Automation
Colgate-Palmolive International Paper S&P Global
ConocoPhillips Johnson and Johnson Textron
Crown Holdings Kellogg United Technologies
Cummins Kimberley-Clark Weyerhaeuser
Daria Kraft-Heinz Foods Whirlpool
Deere Lockheed Martin

 

La lista de las 500 empresas de la revista Fortune de 1955 se encuentra aquí (here) y para el 2018 aquí (here) (basadas en las ventas del año fiscal que termina en o antes del 31 de enero del 2018). Comparando las 500 empresas de la revista Fortune de 1955 con las 500 empresas del 2018, hay sólo 53 empresas que aparecen en ambas listas y que han permanecido en la lista desde que empezaron (ver el cuadro de arriba). En otras palabras, menos del 11 por ciento de las 500 empresas en la lista de la revista Fortune de 1955 han permanecido en dicha lista durante los 63 años siguientes. Más del 89 por ciento de las empresas de 1955 o han quebrado, o se han fusionado (o fueron adquiridas) por otra empresa o todavía existen, pero han salido de la lista de las mejores 500 empresas de la revista Fortune (clasificadas en función de sus ingresos totales) durante un año o más.

Por ejemplo, Ashland Global Holdings estuvo en la lista de las 500 de la revista Fortune del año pasado, pero sus ventas han permanecido constantes y cayó al lugar No. 705 este año –el límite para estar entre las 500 empresa de Fortune en este año fue de $5.4 miles de millones en ventas, y las ventas de Ashland fueron de $3.2 miles de millones. Muchas de las empresas que aparecen en la lista de las 500 de 1955 no son reconocibles, son hoy día empresas olvidadas (por ejemplo, Armstrong Rubber, Cone Mills, Hines Lumber, Pacific Vegetable Oil y Riegel Textile).

 

ESTA ROTACIÓN ES UNA COSA BUENA

El hecho de que casi nueve de cada 10 empresas entre las 500 de Fortune en 1955 ya se hayan ido, fusionado, reorganizado o contraído, demuestra que ha existido mucha disrupción, agitación y destrucción creativa Schumpeteriana en el mercado durante las últimas seis décadas. Es razonable asumir que, cuando la lista de las 500 empresas de Fortune sea revelada de aquí a 60 años, en el 2078, casi todas las 500 empresas de la revista Fortune de la actualidad ya no existirán, tal como están hoy configuradas, habiendo sido reemplazadas por nuevas empresas en industrias nuevas, emergentes, y por ello debemos estar extremadamente agradecidos. La rotación constante de la lista de las 500 empresas de Fortune es un signo positivo del dinamismo y la innovación que caracteriza una economía de mercado vibrante, orientada hacia el consumidor, y de que la rotación dinámica se está acelerando en la híper-competitiva economía global de la actualidad.

Según un reporte del 2016 de parte de Innosight (“Longevidad de las Corporaciones: La Turbulencia Futura para las Grandes Organizaciones’) ((“Corporate Longevity: Turbulence Ahead for Large Organizations“), las corporaciones incluidas en el Índice de las 500 empresas de Standar and Poor’s (S&P 500 Index) de 1965 se mantuvieron en dicho índice en un promedio de 33 años. Para 1990, esa duración promedio se había reducido a 20 años y actualmente se estima que se encogerá a 14 años para el 2026. A la tasa actual de perturbación, cerca de la mitad de las 500 firmas que hoy están en el índice S&P serán reemplazadas durante los próximos 10 años, cuando “entremos en un período de volatilidad incrementada para las principales empresas de un rango de industrias, en donde los siguiente diez años se avisan que serán el potencialmente más turbulento período de la historia moderna,” según Innosight.

Otra lección económica que puede aprenderse de la destrucción creativa que resulta en la perturbación constante a través del tiempo de la lista de las 500 empresas de Fortune (y de las 500 del índice S&P), es que el proceso de disrupción del mercado está siendo dirigido por una búsqueda interminable de ventas y utilidades que sólo pueden provenir de servir a los consumidores con precios bajos, productos y servicios de alta calidad y con un gran servicio al cliente. Si pensamos que los ingresos anuales por ventas de una compañía son el número de “dólares que votan” cada año por suplirse bienes y servicios a los consumidores, podemos así apreciar el hecho de que las 500 empresas de la lista de Fortune representan a las 500 compañías que han generado el mayor número de votos de confianza en dólares de parte de nosotros los consumidores –como Walmart (No. 1 este año por sexto consecutivo con más de $500 miles de millones “en votos” para el 2018 –la primera vez que las ventas de alguna empresa que haya estado en la lista de las 500 de Fortune exceden la marca de $500 miles de millones, Exxon Mobil (No. 2 con $244 miles de millones), Apple (No. 3 con $229 miles de millones), CVS (No. 7 con $185 miles de millones), Amazon (No. 8 con $178 miles de millones), y la General Motors (No. 10 con $157 miles de millones).

Como consumidores, deberíamos de apreciar el hecho de que somos los beneficiarios finales de la destrucción creativa Schumpeteriana, que impulsa el dinamismo de la economía de mercado y que resulta en una perturbación constante de las empresas que, en última instancia, están luchando por atraer tantos dólares de votos como sea posible. Los 500 mayores ganadores de esa batalla competitiva en un año dado, son las firmas que están dentro de las 500 de la lista de Fortune, ranqueadas no sólo por sus utilidades, activos o número de empleados, sino por lo que en última instancia es lo más importante en una economía de mercado: los votos en dólares (los ingresos por ventas).

 

Video como bonificación, “Presentando la lista del 2018 de las 500 empresas de la lista de la revista Fortune (“Introducing the 2018 Fortune 500”).

Reimpreso del American Enterprise Institute.


Traducción por Jorge Corrales.

NOTA DEL TRADUCTOR: Para utilizar los ligámenes de las fuentes del artículo, entre paréntesis, con letra en roja y subrayada, si es de su interés puede verlo en https://fee.org/…/only-53-us-companies-have-been-on-the-fo…/

Economista | + posts

Economista liberal clásico. Estudió en las Universidades de Nuevo León, México, Wisconsin-Milwaukee y Harvard. Defensor de la libertad y del capitalismo.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas