Alex Ocampo marzo 23, 2017

[ A+ ] /[ A- ]

Puedo apostar dinero a que muchos de ustedes tienen aunque sea un amigo o conocido que empezó a estudiar ingeniería de sistemas, él cual que dejó la carrera o por lo menos la tiene en espera de retomarla para terminar unas cuantas asignaturas para obtener su título universitario por entrar en el mercado laboral del software. El estar ganando dinero ahora hace que no se preocupen por volver a retomar sus carreras. Esto mismo no ocurre en otras áreas como la medicina o el derecho, si no tienes un título universitario en derecho no podrás ejercer como abogado, ni siquiera para llevar casos muy pequeños y fáciles, o si careces de tu título en medicina no podrás atender a nadie así sea para una pequeña molestia que tenga alguien.

Contra los monopolios

Como sabemos el monopolio de la educación la tiene el estado y como consecuencia también el monopolio laboral de las profesiones, por lo que si no cumples con su sistema de educación, no te darán tu título y en algunos países además del título tienes que pagar y/o cumplir ciertos requisitos para obtener una licencia profesional. Después de todo eso ya el papá estado te da permiso para ejercer tu profesión, pero para el estado justificar todo su intervencionismo en la educación, se asegura de controlar el mercado laboral en donde a manera de compensación por haberte hecho pasar por años y años de educación diseñada por el correspondiente ministerio de educación, a través del ministerio de trabajo (y algunas otra palabras que le agreguen más) deciden que tareas solo pueden ser llevadas a cabo por un tipo de profesional. Así que si pasaste estudiando ingeniería eléctrica el estado te compensa dándote la potestad de solo permitir a los ingenieros eléctricos hacer algunas tareas específicas, como por ejemplo según el país después de cierto nivel de voltaje con el que se va trabajar solo puede ser llevado a cabo por un ingeniero eléctrico, da lo mismo si eres un inepto mientras tengas tu licencia solo a ti se te permitirá llevar a cabo ese tipo de tareas.

Por fortuna el mercado del software apareció hace poco y continuamente va evolucionando, haciendo que el estado sea incapaz de regularlo eficazmente como otros mercados donde  todo está regulado hasta lo más mínimo. Por lo tanto no todas las empresas de este sector no están interesadas en títulos o personas que terminaron la universidad con notas altas como lo dice en esté artículo en donde el gigante Google no le interesan lo sexpedientes académicos altos y no tiene problema en contratar personal sin titulación universitaria. En el mundo del software lo que importa es tu valía para desempeñar la tarea para la que se te contrata, por lo que muchas veces lo que más vale es tu reputación y no tu titulación. Por ejemplo si a Google se le obligara solo a contratar ingenieros de sistemas posiblemente se quedarían sin algunos de sus trabajadores más valiosos.

Mientras en el campo del software puedes ejercer fácilmente, en áreas como el derecho o la contaduría se ponen difíciles pero como siempre hecha la regla hecha la trampa, en mi país natal Colombia tenemos a los tinterillos, para los que no saben que son, aquí les dejó una corta definición:

“Es alguien que ha estudiado derecho pero nunca se graduó o tiene conocimientos jurídicos, entonces hace algunas asesorías jurídicas y cobra poco, también sabe muy bien como tramitar alguna petición ante alguna autoridad pública o privada, pero lo que más hacen son documentos, para hacer documentos, antes se usaba la tinta, de allí viene el apodo de tinterillos

En algunos casos los tinterillos le pagan a algún abogado con el que tenga confianza para que les firme documentos que han sido redactados por ellos pero por no tener una licencia no tienen validez legal por muy bien que estén hechos, esto solo hace que los costes para el consumidor aumenten.

Tener título profesional no significa que seas bueno en lo que haces

En el sector de la contabilidad según el título que tengas serán las competencias a las que tienes derecho, él estado obliga a las empresas a llevar la contabilidad para lo cual ellas contratan los respectivos servicios en esa área, hay muchas personas que dejaron la carrera de contaduría o que hicieron algún bachillerato con especialidad en contaduría que saben llevar la contabilidad hasta mejor que alguien que termino la carrera de 5 años, pero que al carecer de la licencia de contador no pueden firmar las contabilidades que llevan por lo que tienen que recurrir a algún contador titulado de confianza que les firme para darles validez a su trabajo, teniendo que compartir sus ganancias con alguien que solo pone la firma. Hay muchos más casos como estos en otras áreas.

La intervención estatal en el mercado laboral, sobre todo en el de las profesiones suele generar sobrecostos en las prestaciones de algunos servicios, por ejemplo  uno de los motivos por lo que la sanidad es costosa en estados unidos por su sistema de licencias que usan para reducir artificialmente el número de médicos artificialmente lo que ocasiona que sus salarios tiendan al alza. Otra de las desastrosas intervenciones estatales es la de decidir qué cosas tiene que ser hechas por doctores y cuales por enfermeras, muchas de las tareas asignadas a los médicos que cobran un salario mayor perfectamente podrán ser llevadas a cabo por enfermeras las cuales tienen un salario menor y pueden abaratar el servicio.

Sé que muchos piensan que ustedes no quieren dejar algo tan importante a como la salud en manos de personas que no tengan acreditado un título universitario en medicina o que grandes proyectos como ciertas obras civiles como una represa sean hechas por titulados ya que si se rompe la represa las consecuencias serían catastróficas. Pero por qué las actitudes profesionales tienen que ser acreditadas por el estado, él mismo que tiene un monopolio sobre la educación. Si el estado da una mala educación y desconectada del mundo laboral (como suele suceder en muchas partes del mundo) también dará profesionales sin una buena cualificación para las tareas que el estado solo les permitirá a ellos realizar.

¡Libertad para la educación!

No debería el estado dejar de regular la educación dictando los contenidos que deben ser cumplidos tanto por las instituciones educativas privadas como públicas, para que cada centro pueda diseñar un plan de estudios propio centrado en las necesidades del mercado laboral, donde las que lo sepan hacer mejor sirvan de guía a las que no, además de permitirles completa flexibilidad para los cambios que vayan surgiendo en el mercado laboral, para que las universidades no sean fábricas de profesionales que no son demandados, o que su formación no fue la adecuada para las necesidades de las empresas que los van a contratar.

Por eso es importante aprender la valiosa lección que nos da el mercado laboral del software, donde muchos han dejado sus carreras donde los obligaban a aprobar asignaturas de relleno, completamente inútiles que les quitaban tiempo, que después han aprovechado aprendiendo  los lenguajes de programación que son útiles o aprendiendo a utilizar los software que van saliendo nuevos, los cuales el mercado demanda y que las universidades en su inmovilismo no son capaces de satisfacer.

Otra de las grandes ventajas del software es que la presentación personal prácticamente no es un requisito, por lo que poden trabajar usando una camiseta negra de algún grupo de Heavy Metal como Iron Maiden, llevar tatuajes visibles, usar piercing en la cara, usar  expansiones en las orejas, tener el pelo largo o una barba Vikinga, mientras que otros profesionales deben seguir estrictos normas de apariencia y vestuario. Afortunadamente para un  programador o cualquier otro trabajador del mundo del software se le contrata mayormente por lo que es capaz de hacer y no por su apariencia.

Es un liberal que fue de derecha y luego de izquierda, finalmente se toparía con el camino libertario. Aunque es ingeniero de profesión, es profundamente estudioso de la economía austríaca y política actual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas