Sobre polarización y tibieza

1
167

En estos días está de moda decir que la polarización es algo negativo e indeseable, pues conduce a la división de la población y de paso a la violencia. Debo confesar que me ha costado trabajo tragarme todo este cuento, pues me parece completamente natural que las personas tengan opiniones diferentes e incluso opuestas. Quienes nos consideramos liberales en lo civil y económico, estamos bastante lejos de quienes creen que el Estado es un súper papá que sabe lo que es mejor para el ciudadano, tanto en lo privado (pues debe decidir quiénes y cómo se pueden casar, consumir drogas, abortar, adoptar, etc.) como en los asuntos que nos conciernen a todos (mercado, comercio, servicios, etc.). Claramente, en el espectro político también hay posiciones que podría decirse están en el medio.

 

La polarización la presenciamos todos los días. Para no ir muy lejos y como diría un estimado amigo y colega, quienes estudiamos derecho lo hacemos para terminar polarizándonos, pues en la práctica del litigio asumimos, según nos corresponda, la posición de demandante  o demandado y tratamos de convencer a un juez de que nosotros y –no nuestra contraparte– tenemos la razón. También, en los ejercicios cotidianos de negociación y/o resolución de conflictos, cada parte defiende intereses que en muchos casos son opuestos a los de la otra. Si bien, en la ética se discute y no es pácifica aquella tesis según la cual todo aquello que es natural es bueno desde un punto de vista moral o del deber ser, sí creo que en el caso de la polarización no puede decirse que este fenómeno sea malo en sí mismo. Ahora bien, es importante recordar que asumir posiciones opuestas no tiene por qué implicar violencia, que es lo que muchos temen. Esta última sí sería un verdadero problema e incluso mal moral. Entre tener opiniones completamente diferentes y agredirnos hay un paso largo e injustificado. En mi caso y sé que también en el de muchos más, no he llegado –ni se me pasa por la mente llegar– al punto de odiar y querer agredir de forma física a personas que defiendan ideas socialistas.

 

En medio de esta satanización que se ha hecho de la polarización llegan los llamados “tibios” a pescar en río revuelto, argumentando que vienen a salvarnos de los tan peligrosos extremos.  Para esto recurren a la falacia del punto medio y afirman a viva voz que ellos son mejores que los otros por el sólo hecho de estar en lo que consideran es el centro. No hay que ir muy lejos para ejemplificar esto, pues esta semana ha circulado una propaganda de Germán Vargas Lleras en la que afirma que para no tener que elegir entre “La extrema derecha uribista y la extrema izquierda” la mejor opción es él. La mencionada falacia consiste en afirmar que cuando se está entre dos posturas, la verdadera o preferible es aquella que se encuentra en el medio. Y no es que esa postura “central” no pueda ser la mejor, pero sí es deseable que se brinden razones que vayan más allá de la simple apelación a su ubicación en el espectro político. Además, y acudiendo al ejemplo de Vargas Lleras, muchas veces lo que se presenta como extremo no lo es. En el caso de Ivan Duque,  este es un candidato uribista que de ninguna forma ubicaría en la extrema derecha, si se tiene en cuenta que en lo económico sus propuestas, aunque hablan  de reducir impuestos, no muestran una tendencia fuerte en pro de liberalizar el mercado, pues incluso ha llegado a proponer el incremento de subsidios.

+ posts

Abogada de la Universidad de los Andes con opción en Filosofía. Ha escrito columnas de opinión en diferentes medios. Interesada en temas de ética, filosofía política y del derecho.
Correo: descobararbelaez@gmail.com

1 comment

  1. Jones Cardenas 22 abril, 2018 at 10:46 Responder

    Los abogados abordan siempre los problemas desde su profesion lo cual es muy respetable, pero a largo plazo sus metodos tienden a parecerse…es blanco o negro..si hubieras hecho tu post sin mencionar a ningun candidato sino mas bien como una tesis propia hasta seria seria creible tu idea…pero tiene un tinte politico tu articulo…te invito a leerte la Tercera vía de Tony Blair…hay gente que esta cansada de estar en medio de peleas ideologicas entre dos extremos independientemente de quien sea el candidato y tratan de construir una tercera pcion mas “digerible” para todos ya que dos polos siempre implican alguien al frente quien es el enemigo a derrotar y eso es parte del problema. Feliz día.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas