John Alejandro Bermeo diciembre 5, 2018

[ A+ ] /[ A- ]

Cuando Evo Morales juró Presidencia en 2006 por las elecciones ganadas en 2005, no existía la reelección, pero a lo Chávez, lo primero que buscó fue una Reforma Constitucional, lo que lo habilitó para reelegirse por dos períodos más de 5 años.

Actualmente la presidencia de Evo Morales va hasta el año 2020 y si deja el poder el 22 de enero de ese año cumpliría 14 años en el poder, sin embargo, a pesar del referendo del 21 de febrero de 2016 en el que el pueblo le dijo que No a la reelección, el Tribunal Constitucional Plurinacional lo habilitó en 2017 para que busque una nueva “reelección”, un cuarto mandato hasta el 2025.

Como todo líder socialista que se respete, se sabe cuando gana unas elecciones democráticas pero no se sabe cuando terminara su gobierno.

En una clara politización del poder judicial controlado por el ejecutivo, se violó la soberanía popular, la voluntad del pueblo, de modo similar se hizo en Colombia cuando el Gobierno del Socialista Juan Manuel Santos se robó el plebiscito en el que el pueblo le dijo No a los acuerdo de la Habana con la la organización narco-terrorista, FARC.

Cuando los gobernantes pierden en su juego, simplemente cambian las reglas del juego.

Lo peor de todo esto es que la Corte avaló a Evo de forma totalmente inconstitucional, arguyendo que la “reelección” es su “Derecho Humano”.

La democracia en Bolivia solo existe nominalmente, de la misma forma que en Venezuela, pues por más “candidatos” que se presenten, ya sabemos cual va a ser el resultado. La verdad, la realidad, es que estos pueblos se encuentran bajo una dictadura socialista.

Director at Inst. Mises Colombia

Es el Director de The Mises Report y el anfitrión del podcast de the Libercast's show.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas