Raul Estudillo febrero 20, 2019

[ A+ ] /[ A- ]

Mi postura sobre Venezuela es muy simple; que se intervenga con todo el poder bélico posible o que no se intervenga de ninguna manera, las cosas se hacen bien o no se hacen. La soluciones propuestas por la Unión Europea y el Grupo de Lima no me convencen. A mi parecer, se trata de soluciones a medias, de mala calidad.

Seguro Trump es lo mejor que le pudo pasar a Venezuela, pero creo que debemos dejar a un lado al Neocon que llevamos dentro y dejar a Venezuela resolver sus propios problemas. Después de todo, una intervención militar podría resultar como otra una solución a medias.

La solución no es una intervención, porque el problema no es Maduro o el socialismo. Y aquí es importante que no me mal interpreten, el socialismo destruye países, pero debemos recordar una cosa, el socialismo es una consecuencia. El socialismo es la consecuencia de la ignorancia, del egoísmo, el resentimiento y la estupidez.

¿De qué sirve quitar a Maduro? al final, Guaidó es otro socialista más, quien por cierto, ya puso sobre la mesa una amnistía para Maduro. Y si no es Guaidó, será otro. El socialismo y la izquierda se deben eliminar de raíz, porque si no, regresan. La solución está en el hambre de libertad que los venezolanos tengan, y en las ideas que defiendan. Despertar la furia de los venezolanos y sembrar la semilla derechista es lo que se debe buscar, es lo que realmente salvará a Venezuela.

Corresponsal de The Mises Report en México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas