Samuel Kaltoum enero 19, 2019

[ A+ ] /[ A- ]

Sin duda la palabra es peyorativa, su origen tiene mas que ver con los nombres de los afiliados al partido comunista de los años 60 que eran algo así como “Gilberto” “Humberto” Alberto” pero esa es la parte filológica de la historia y no su definición, por eso vamos a describir lo que es un mamerto.

¿Que es un mamerto?

Hay básicamente dos tipos de personas en las formas de economía actual. Quienes producen la riqueza; empresarios, trabajadores, comerciantes y quienes a través de los impuestos quieren vivir sobre las espaldas de los que producen la riqueza; Políticos, empresaurios (contratistas públicos) y vagos subsidiados.

En la primera lista, tiene la misma dignidad el trabajador, el empresario o el comerciante (aunque no la misma responsabilidad) pero son parte del circuito que hace que el pan este sobre la mesa, haya arroz en su almuerzo o ropa en su vestier.

Hay que redistribuir la riqueza

La riqueza se produce, no es una torta fija, el proceso es; se trabaja, se ahorra, se invierte se consigue un interés. En ese sentido, la labor del empresario es la más importante de la cadena, pues el arriesga su ahorro para innovar en el mercado y crear productos y/o servicios que harán mas fácil la vida de las personas, si no ofrece un producto y/o servicio que sea del interés de los consumidores, perderá su ahorro, el empresario es entonces alguien que se juega su vida por satisfacer a los consumidores. En medio de ese proceso que es beneficioso en múltiples formas, se genera empleo y se producen las cosas que hacen la vida más cómoda. Ese proceso es infinito, o sea la producción de riqueza es infinita porque no depende de las cosas sino del uso que la mente humana le dé a estas.

Si se quiere exterminar la pobreza, la mejor forma (sustentada en la evidencia, los datos, la lógica, la historia) es permitiendo que ese proceso se ejecute sin interrupciones, vienen contrargumentos interesantes, como el desarrollo tecnológico y la idea de que las maquinas desplazan a los obreros humanos y entonces todos estaremos desempleados.

Primero un dato real; los robots y maquinas en las cadenas de producción abaratan costos y hacen que los productos que amamos sean cada vez más baratos y abundantes, los países con menor desarrollo tecnológico tienden a tener niveles más altos de desempleo como es el caso de South Africa con un abrumador 27% de paro, y los países con mayor presencia de robots y maquinas en sus mercados cuentan con las menores tasas de desempleo como es el caso de Japón con un risible 2.5% que no necesariamente significa ausencia de empleo sino simplemente personas que pudiendo trabajar desean no hacerlo. (Desempleo South Africa https://mx.investing.com/economic-calendar/south-african-unemployment-rate-602 ) (Desempleo Japón https://internationalpress.jp/2018/06/29/la-tasa-de-desempleo-en-japon-cae-a-su-nivel-mas-bajo-en-26-anos/ )

Un subsidio (pensara el mamerto que es hacer rico a alguien) pero no, es absurdo medir el éxito de un país en cifras de subsidiados, porque un subsidiado con o sin intención es un parásito, ¿Cómo podríamos decir entonces algo como “Cuba es exitosa porque el gobierno subsidia el 100% de la educación”? ello lo que significa es que el 100% de la población cubana no puede valerse por sí misma para cubrir sus necesidades. Un subsidio proviene de un impuesto, y un impuesto es un palo en la rueda del sistema natural que crea la riqueza.
Un mamerto es alguien que básicamente cree que el éxito de un país debe ser medido en términos de subsidios; cuantas personas reciben subsidio de educación, cuantas de salud, cuantas de vivienda. No se puede dar nada de eso sin parasitar a los productores, si usted en un territorio impone medidas de subsidio, los productores huirán, porque saben que cada subsidio es un impuesto, y al huir se llevan con ellos, el empleo que crean y los productos y/o servicios que producen. Si hay dos listas; la de los productivos por un lado y la de los parásitos en otro lado, un país llega a crisis cuando la lista de parásitos desborda a la lista de productivos, cuando lo que se consume en subsidios supera en velocidad a lo que se produce en riqueza.

¿Es el agua un derecho? ¿Es la vivienda un derecho?

Si hay una comunidad primitiva a 3 horas de un rió el agua no es un derecho, a lo que tiene derecho cada miembro de dicha comunidad es a caminar hasta el rió y tomar agua de él, en ese sentido, la vivienda no es un derecho, como no lo es la educación, la salud o similares necesidades básicas, a lo que tiene derecho el ciudadano es a trabajar para cubrir sus necesidades por si mismo, porque convertirlas en derecho es como robar a los que fueron al rió por agua diciendo que deben repartirla con quienes no tienen, así estos no se hayan esforzado por ir al rió pudiendo hacerlo. Permitir al sistema natural de creación de riqueza funcionar en mercados como el de la salud, la vivienda y la educación, desencadena en servicios/productos más baratos y de mejor calidad. Los países que tienen altas tasas de privatización en esos sectores, no carecen de ellos, de hecho tienen los niveles mas altos de cobertura como es el caso de Singapur.

Las personas no necesitan nada regalado, creer eso es considerarlos incapaces, y no hay peor forma de discriminación que esa, por ello, un mamerto es un doble moralista, que discrimina a las personas que dice defender, al quererlos convertir en parásitos del estado que vive de los impuestos que paradójicamente pagan dichos defendidos por el mamerto.

1 pensamiento a “¿Qué es un mamerto?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas