Paquete Económico: Lo que viene para 2020

0
111

El día de ayer domingo se presentó el paquete económico para el 2020, este es el primer paquete realizado al cien por ciento por el gobierno del actual presidente de México Andrés Manuel López Obrador. Dicho paquete incluye  la iniciativa de Ley de Ingresos, el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación y los criterios generales de política económica.

El titular de Hacienda Arturo Herrera dijo en el la Cámara de Diputados:

«Este paquete económico es realista y conservador, busca generar estabilidad macroeconómica y certidumbre financiera. Con estricto apego a la disciplina fiscal”

Recordemos que debido a diversos problemas macroeconómicos la calificación soberana de México podría sufrir una reducción como se ha venido pronosticando, esto sin contar el efecto arrastre que Pemex podría ocasionar a México.

 

Dentro del documento de criterios de política económica donde viene plasmado el pronóstico y la intenciones de política fiscal y financiera, se espera que el próximo año la inflación ronde en el 3%, las tasas de interés bajen a 7.1%, el precio promedio del dólar en los $20 y un crecimiento entre 1.5% y 2.5%. Así como ingresos por 6.1 billones de pesos.

Otro factor importante es que se espera que el precio por barril del petróleo se encuentre en 49 dólares, una importante reducción comparado con el año pasado, cifra que representa una menor recaudación en ingresos petroleros, cifra que no ayuda ni a Pemex ni a los ingresos federales.

 

Lo bueno:

Dentro de las estimaciones se buscará tener un superávit primario del 0.7% del PIB, esto como parte de la responsabilidad de no incrementar más la deuda soberana y seguir con la austeridad que tanto ha prometido el actual gobierno. Recordemos que en el gobierno de Enrique Peña Nieto la deuda aumento en 11 puntos porcentuales en relación al PIB.

No se incrementaran ni se propondrán la creación de nuevos impuestos. Si bien es cierto que incrementar los impuestos siempre será apetitoso para cualquier gobierno ya que aumenta la cantidad de dinero que llega a las arcas, la actual administración se ha mantenido mesurada y firme en su promesa de no hacerlo. Esto genera un incentivo para la inversión y el consumo, que a su vez es reflejado en el PIB.

 

Lo malo:

Los gastos ineludibles como lo son el pago de la deuda y el pago de pensiones, aunque se espera que esta primera vaya en disminución, el hecho de solventar estas obligaciones reduce el campo de acción de este presupuesto. El segundo es un problema cada vez en aumento, el pago de las pensiones es equivalente aproximadamente a la recaudación por el Impuesto al Valor agregado (IVA) segundo impuesto con mayor recaudación y del año anterior a este hubo un incremento de alrededor del 10%.

Y por último el problema de Pemex, si bien esta administración ha intentado componer los problemas por los que pasa la paraestatal, sus medidas han sido insuficientes y en este paquete económico se plasma un apoyo a Pemex por 86 mil millones de pesos cifra que sólo representa el 4% del total de la deuda.

 

¿Qué se espera?

El gobierno federal espera aumentar los ingresos basados en una mejor recaudación por el SAT tratando de grabar a la economía digital que se encuentra muy poco acaparada y también una estrategia de actualización del IEPS a bebidas alcohólicas, cigarros y refrescos; productos que se ha comprobado que incrementar el impuesto no disminuye en la misma medida el consumo.

En balance este paquete económico no es ni bueno ni malo para la economía, simplemente prudente y mesurado. Las recomendaciones de Herrera a Andrés Manuel se ven reflejadas en este documento. Se espera una economía con un crecimiento bajo como se ha venido dando desde hace ya varios años, sin embargo con una estabilidad que es muy necesaria.

Alejandro Díaz.

 

Author profile

Economista, Corresponsal de The Mises Report en México.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas