Nicolás Maduro grita “Viva México” mientras consolida su dictadura

0
203

Cuba vivió muchos años de las ayudas de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), al ver que las ayudas no llegaban se dieron cuenta que la dictadura estaba agonizando. Eso hizo que comenzaran la labor de infiltración socialista en lantinoamérica y así, el fallecido dictador Fidel Castro y el hoy preso por corrupción Lula da Silva fundaron el Foro de Sao Paulo.

El Foro de Sao Paulo le permitió sobrevivir a la isla, pues subieron al poder a varios criminales del socialismo del Siglo XXI, Hugo Chávez, Lula da Silva, Evo Morales, entre otros. Estos siguieron financiando el fracasado comunismo de la Isla.

Con una Cuba y Venezuela en ruinas, Raúl Castro y Nicolás Maduro han puesto sus ojos en México, un país que debido a la corrupción eligió mal. En todos los países donde el socialismo llegó al poder lo hizo con el discurso de supuestamente acabar con la corrupción, hoy sabemos que no hay mayor corrupción que la Chávez, Maduro, Lula, Evo y kirchner.

Gracias a esto muchos recursos de los Méxicanos ahora irán a parar a la dictadura venezolana y cubana.

Maduro gritó “Viva México” en su última posesión de 6 años más de dictadura, esto, porque López Obrador ha sido el único que abiertamente ha apoyado su dictadura. Mientras AMLO es capaz de hablar pestes de Trump, nunca ha sido capaz de reconocer la dictadura, es más, ni de decir que Maduro es gordo ya que eso sería “interferir en la soberanía de otro país” y en la “autodeterminación de los pueblos”.

De esto modo AMLO es un cómplice de la dictadura, mientras más países se suman a rechazar el nuevo gobierno de Maduro, llamándolo ilegítimo. México fue uno de los pocos países que envió un representante a la posesión de Maduro.

México se aísla del resto de latinoamérica al apoyar el régimen de Maduro. Solo el año pasado en Venezuela la dictadura asesinó a más de 150 personas, realizo una “elección” fraudulenta y cada día son más y más exiliados y presos políticos.

AMLO prefiere apoyar al heredero político del fallecido Hugo Chávez (1999-2013), exchofer de autobús, exsindicalista de 56 años, Nicolás Maduro, en vez de promover la libertad económica, el estado de derecho y la responsabilidad individual que son la receta de la prosperidad.

Veamos no más la clase de personas que asistieron a la ceremonia de posesión de Maduro, los presidentes Miguel Díaz-Canel, de Cuba; Daniel Ortega, de Nicaragua; Evo Morales, de Bolivia; y Salvador Sánchez, de El Salvador.

Como he estado insistiendo, todo esto indica un futuro sombrío para los mexicanos y las democracias de nuestro continente.

+ posts

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas