Morales se disculpa y dice que ofrecimiento de obras a cambio de votos solo fue una “broma”

0
244

El mandatario candidato Evo Morales se disculpó esta jornada por su “broma” de haber pedido votos a cambio de obras en el municipio de Morochata, ayer, en una entrega de sistema de riego. La oposición ve que se infringió la norma electoral, el reglamento de los comicios generales y la Ley 026.

Morales se había dirigido a los pobladores de la comunidad Yayani y al alcalde de Morochata, Cochabamba, ayer en un acto del Fondo de Desarrollo Indígena, donde pidió el cien por cien de los votos a favor de su reelección.

“Estamos en elecciones, yo sé que aquí no sólo va a ser 90 por ciento o el 100 por ciento. Hermano alcalde de Morochata, si me garantizan 100 por ciento, lo que ustedes me pidan el próximo año”, dijo ante los aplausos de sus militantes y en acto transmitido por el canal gubernamental BTV.

Hoy, luego de algunas reacciones en los medios y las redes sociales a lo que se considera una falta electoral, el jefe del Movimiento Al Socialismo – MAS, escribió una disculpa a través de Twitter.

“Durante las entregas de obras compartimos reflexiones y esperanzas con nuestro pueblo. A veces contamos anécdotas para animarnos en un momento de alegría. Si mi desafío con espíritu deportivo y bromista para lograr 100% de votación en Morochata fue malinterpretado, pido disculpas”, escribió.

El Reglamento de Propaganda y Campaña Electoral, artículo 26 parágrafo III, para los comicios generales del 20 de octubre próximo, señala que todo acto gubernamental de gestión o entrega de obras no debe contener “mensajes que soliciten el voto, que promuevan candidaturas, difundan ofertas programáticas o se refieran a los partidos políticos y alianzas participantes en el proceso electoral”, hasta 30 días antes de la elección.

La convocatoria del Tribunal Supremo Electoral – TSE se publicó el 27 de mayo, fecha desde la cual corren los plazos del reglamento de propaganda.

A su vez, el art. 126 de la Ley de Régimen electoral prohíbe el uso de bienes del Estado o instituciones públicas para hacer actos de proselitismo, pero esta es la tercera elección a la que Morales acude en calidad de mandatario en ejercicio y no cumple ninguna de las normas vigentes.

El abogado Williams Bascopé incluso se animó a decir que acá existe un caso de tráfico de influencias, pues Morales condicionó la entrega de obras futuras a un municipio, a cambio de votos que garanticen su pretendida reelección.

El expresidente de la República y candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, también se refirió al caso mediante las redes sociales, catalogando los dichos de Morales como un delito inaceptable.

“El ofrecimiento de dinero o prebenda de cualquier naturaleza a cambio del voto, es un delito (Ley 026, art. 119). Las prácticas clientelistas del MAS para comprar la conciencia ciudadana son inaceptables. Deplorable el silencio cómplice del TSE”, citó Mesa vía Twitter.

El inciso f) de ese precepto establece la prohibición, en campaña, de mensajes que “implique el ofrecimiento de dinero o prebenda de cualquier naturaleza”.

Para el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, el tema pasa “por una interpretación de palabras” y tradujo las palabras de Morales como “una reflexión de que ahora hay obras y dignidad”.

El TSE no se manifestó sobre el caso.


Tomado de VisorBolivia.

+ posts

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas