Mentiras chinas sobre el virus chino, ocultaron todo

1
1033

La historia de la pandemia del coronavirus todavía se está escribiendo. Pero, a esta fecha temprana, podemos ver todo tipo de momentos en que decisiones diferentes podían haber disminuido la severidad del brote que actualmente estamos sufriendo. Probablemente usted ha escuchado variaciones de que “autoridades chinas negaron que el virus podía transferirse de humano a humano hasta que fue demasiado tarde.” Lo que probablemente usted no ha oído es qué tan enfática, en voz alta y repetidamente, el gobierno chino insistió en que la transmisión humana era imposible, mucho tiempo después de que médicos en Wuhan habían concluido que estaba dándose transmisión entre humanos ̶ y de cómo la Organización Mundial de la Salud (OMS) estuvo de acuerdo con esa conclusión, a pesar de las sospechas de otros expertos de la salud externos.

Claramente, la respuesta del gobierno de Estados Unidos a esta amenaza no fue lo suficientemente robusta, y en ningún lado puesta en marcha con la rapidez adecuada. La mayoría de los gobiernos europeos tampoco estaba preparada. Pocos gobiernos alrededor del mundo estaban o están preparados para la escala del peligro. Sólo nos podemos preguntar si una información exacta y a tiempo de China, habría alterado la forma en que el gobierno de Estados Unidos, el pueblo estadounidense y el mundo, se prepararon ante el peligro próximo de infección.

En algún momento a fines del 2019: El coronavirus salta desde alguna especie de animal a un ser humano. El mejor cálculo en este momento es que sucedió en un “mercado húmedo” de China.

6 de diciembre: De acuerdo con un estudio en la revista médica The Lancet, la fecha de inicio del síntoma en el primer paciente se identificó “el 1 de diciembre del 2019… 5 días desde que empezó la enfermedad, su esposa, una mujer de 53 años quien no tenía una historia de estar expuesta en el mercado, también mostró neumonía y fue hospitalizada en una sala de aislamiento.” En otras palabras, tan temprano como la segunda semana de diciembre, médicos en Wuhan estaban encontrando casos que indicaban que el virus se estaba expandiendo desde un humano hacia otro.

21 de diciembre: Médicos en Wuhan empezaron a notar un “racimo de casos de neumonía con una causa desconocida”.

25 de diciembre: Equipo médico chino en dos hospitales sospecha que ha contraído neumonía viral y son puestos en cuarentena. Esta es una evidencia adicional fuerte de transmisión de humano a humano.

En algún momento a “fines de diciembre”: Hospitales de Wuhan notan “un aumento exponencial” en el número de casos que no puede ligarse con el Mercado al Por Mayor de Mariscos de Huanan, de acuerdo con el New England Journal of Medicine.

30 de diciembre: El Dr. Li Wenliang envió un mensaje a otro grupo de médicos advirtiéndoles acerca de un posible brote de una enfermedad que recordaba al síndrome severo respiratorio agudo (SARS por sus siglas en inglés), urgiéndoles que tomaran medidas protectoras contra la infección.

31 de diciembre: La Comisión Municipal de Salud de Wuhan declara que “La investigación no ha encontrado transmisión alguna obvia de humano a humano y ninguna infección del equipo médico. Esto va en contra de la creencia de los médicos que estaban trabajando con pacientes en Wuhan, y ya dos doctores eran sospechosos de contraer el virus.

Tres semanas después de que los médicos notaron los casos por primera vez, China contacta a la Organización Mundial de la Salud.

Tao Lina, experto en salud pública y antes funcionario del centro para el control y prevención de enfermedades de Shanghai, le dice al medio South China Morning Post, “Pienso que [ahora] somos bastante capaces de acabar con él en la fase inicial”, dados el sistema de control de enfermedades de China, la capacidad del manejo de emergencia y el apoyo médico clínico.”

1 de enero: La Oficina de Seguridad Pública de Wuhan envía citaciones al Dr. Li Wenliang, acusándolo de “diseminar rumores.” Dos días más tarde, en una estación de la policía, el Dr. Li firmó una declaración en la que reconoce su “delito menor” y promete que no cometerá más “acciones ilegales.” Siete otras personas fueron arrestadas bajo los mismos cargos y su destino es desconocido.

También ese día, “después de que varios lotes de resultados de la secuencia del genoma habían sido regresados a los hospitales y remitidos a las autoridades de salud, se recibió una llamada telefónica de un funcionario de la Comisión Provincial de Salud de Hubei, ordenando a la compañía a que dejara de hacer muestras en Wuhan, relacionadas con la nueva enfermedad y que destruyera todas las muestras existentes.”

De acuerdo con un estudio del New York Times de datos de teléfonos celulares de China (New York Times study of cellphone data from China,) 175.000 personas dejaron Wuhan ese día. Según la firma de investigación global de datos de viajes, OAG, 21 países tienen vuelos directos desde Wuhan (21 countries have direct flights to Wuhan.) En comparación con el primer trimestre del 2019, 13.267 pasajeros por aire viajaron de Wuhan, China, a destinos en Estados Unidos; o sea, alrededor de 4.422 al mes. El gobierno de Estados Unidos durante otro mes más no prohibiría a extranjeros nacionales que habían viajado a China, que entraran al país.

Enero 2: Un estudio de pacientes en Wuhan sólo puede conectar a 27 de 41 pacientes infectados por exposición en el mercado de mariscos de Huanan (One study of patients in Wuhan can only connect 27 of 41 infected patients to exposure to the Huanan seafood market) ̶ indicando transmisión de humano a humano lejos del mercado. Un reporte escrito después, concluye que “la evidencia hasta el momento indica la transmisión humana del 2019-nCoV. Estamos preocupados de que el 2019-nCoV haya podido adquirir la habilidad de una transmisión eficiente entre humanos.”

También, en este día, el Instituto de Virología de Wuhan completó el mapeo del genoma del virus. El gobierno chino no anunciaría este avance durante otra semana (The Chinese government would not announce that breakthrough for another week.)

3 de enero: El gobierno chino continuó en sus esfuerzos por suprimir toda información acerca del virus (The Chinese government continued efforts to suppress all information about the virus:) “La Comisión Nacional de Salud de China, la autoridad superior de la nación en asuntos de salud, ordenó a las instituciones no publicar información alguna relacionada con la enfermedad desconocida, y ordenó que los laboratorios transfirieran cualesquiera muestras que tenían, a instituciones de prueba designadas, o que las destruyeran.”

Aproximadamente un mes después de los primeros casos en Wuhan, el gobierno de Estados Unidos es notificado. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), obtiene reportes iniciales acerca de parte de colegas chinos de un nuevo coronavirus, de acuerdo con el secretario de Servicios de Salud y Humanos (HHS por sus siglas en inglés), Alex Azar (according to Health and Human Services secretary Alex Azar.) Azar, quien ayudó a administrar la respuesta del HHS a los brotes de SARS y ántrax, le dijo a su jefe de gabinete que se asegurara que el Consejo Nacional de Seguridad estuviera informado.

También, en esta fecha, la Comisión Municipal de Salud de Wuhan suministró otra declaración, repitiendo que “Hasta el momento, las investigaciones preliminares han mostrado que no hay evidencia clara de transmisión de humano a humano ni infecciones del equipo médico” (As of now, preliminary investigations have shown no clear evidence of human-to-human transmission and no medical staff infections.)

4 de enero: Mientras que las autoridades chinas continuaban insistiendo en que el virus no se podía extender de una persona a otra, médicos de fuera de ese país no estaban tan convencidos. La cabeza del Centro para la Infección de la Universidad de Hong Kong, Ho Pak-leung, advirtió que “la ciudad debería poner en práctica el sistema de monitoreo más estricto para una nueva neumonía viral, que ha infectado a docenas de personas en tierra firme (the city should implement the strictest possible monitoring system for a mystery new viral pneumonia that has infected dozens of people on the mainland,) al ser altamente posible que la enfermedad se estuviera extendiendo de humano a humano.”

5 de enero: La Comisión Municipal de Salud de Wuhan brindó una declaración con el número de casos actualizados, pero repitió, que “investigaciones preliminares han mostrado que no hay evidencia de transmisión de humano a humano y tampoco de infecciones en el equipo médico” (preliminary investigations have shown no clear evidence of human-to-human transmission and no medical staff infections.)

6 de enero: El New York Times publica su primer reporte acerca del virus, declarando que “56 personas en la ciudad central de Wuhan se han enfermado de una afección parecida a la neumonía” (59 people in the central city of Wuhan have been sickened by a pneumonia-like illness.) Ese primer reporte incluyó estos comentarios:

“Wang Linfa, experto en infecciones médicas emergentes en la Escuela de Medicina Duke-NUS en Singapur, dijo que él estaba frustrado pues a los científicos chinos no se les permitía hablar acerca del brote. No obstante, dijo el Dr. Wang, que él pensaba que el virus era posible que no se extendiera de humano a humano, pues los trabajadores de la salud no la habían contraído. ‘No deberíamos entrar en un modo de pánico,’ dijo él.”

No se enoje demasiado con el Dr. Wang Linfa; él estaba haciendo esa afirmación basado en la información inexacta que el gobierno chino le estaba diciendo al mundo.

También, ese mismo día, la CDC “emitió una alerta de nivel 1 para viajar -el más bajo de los tres niveles- ante el brote en China (issued a level 1 travel watch — the lowest of its three levels — for China’s outbreak.) Dijo que la causa y modo de la transmisión todavía no se sabían, y aconsejó a los viajeros hacia Wuhan evitar animales vivos o muertos, mercados de animales y contacto con gente enferma.”

También, en ese día, la CDC ofreció enviar un equipo a China para ayudar con la investigación. El gobierno chino declinó, pero un equipo de la OMS, que incluía a dos estadounidenses, la visitaría el 16 de febrero.

8 de enero: Autoridades médicas chinas alegan haber identificado el virus. Esas autoridades dicen y los medios occidentales continúan repitiendo que “no hay evidencia de que el nuevo virus se está expandiendo rápidamente por humanos, lo que lo haría particularmente peligroso (there is no evidence that the new virus is readily spread by humans, which would make it particularly dangerous,) y no ha sido ligado a alguna muerte.”

La declaración oficial de la Organización Mundial de la Salud asevera que “La identificación preliminar de un nuevo virus en un período tan corto es un logro notable y demuestra la capacidad incrementada de China para administrar nuevos brotes… (Preliminary identification of a novel virus in a short period of time is a notable achievement and demonstrates China’s increased capacity to manage new outbreaks . . .) La OMS no recomienda algunas medidas específicas para los viajeros. La OMS advierte contra la aplicación de cualesquiera restricciones de viaje o de comercio con China, basada en la información actualmente disponible.”

10 de enero: Después de tratar a un paciente sin saber que tenía el coronavirus Wuhan, el Dr. Li Wenliang empezó a toser y desarrolló fiebre. Fue hospitalizado el 12 de enero. En los días siguiente, la condición de Li se deterioró tan gravemente que fue admitido a la unidad de cuidados intensivos y se le dio soporte de oxígeno.

El New York Times cita la declaración de la Comisión de Salud de la Ciudad de Wuhan que (The New York Times quotes the Wuhan City Health Commission’s declaration that) “no existe evidencia de que el virus se puede expandir entre humanos.” Médicos chinos continuaron hallando transmisión entre miembros de familias (Chinese doctors continued to find transmission among family members,) contradiciendo las declaraciones oficiales de la comisión de salud de la ciudad.

11 de enero: La Comisión de Salud de la Ciudad de Wuhan emite una actualización, declarando que “Todos los 739 contactos estrechos, incluyendo a 419 del equipo médico, han sido objeto de observación médica y no se han encontrado casos relacionados (All 739 close contacts, including 419 medical staff, have undergone medical observation and no related cases have been found . . .) No se han detectado casos nuevos desde el 3 de enero del 2020. Al momento, no se han hallado infecciones en el equipo médico y no se ha obtenido evidencia clara de transmisión de humano a humano.”

También, en esta fecha, los líderes políticos de la provincia de Hubei, que incluye a Wuhan, empezaron su reunión regional. Durante los cuatro días de reuniones no se mencionó al coronavirus.

13 de enero: Las autoridades de Tailandia detectaron el virus en una mujer china de 61 años de edad, que vino de visita desde Wuhan, el primer caso fuera de China (Authorities in Thailand detected the virus in a 61-year-old Chinese woman who was visiting from Wuhan, the first case outside of China.) “El ministerio de Salud Pública de Tailandia dijo que la mujer no había visitado el mercado de mariscos de Wuhan, y que había caído con fiebre el 5 de enero. No obstante, dijo el doctor, la mujer había visitado un mercado diferente, más pequeño, en Wuhan, en que también se venden animales vivos y sacrificados.”

14 de enero: Autoridades de salud de la ciudad de Wuhan emiten otra declaración, señalando que “Entre los contactos cercanos, no se encontraron casos relacionados” (Among the close contacts, no related cases were found.) Los médicos de Wuhan han sabido que esto es falso desde principios de diciembre, desde la primera víctima y su esposa, quien no visitó al mercado.

La Organización Mundial de la Salud hace eco de la aseveración de China que: “Investigaciones preliminares conducidas por las autoridades chinas no han encontrado evidencia clara de transmisión de humano a humano del novel coronavirus (2019-nCoV) identificado en Wuhan, China (Preliminary investigations conducted by the Chinese authorities have found no clear evidence of human-to-human transmission of the novel coronavirus (2019-nCoV) identified in Wuhan, China.)

Esto es, cinco o seis semanas después de la primera evidencia de transmisión de humano a humano en Wuhan.

15 de enero: Japón reportó su primer caso de coronavirus (Japan reported its first case of coronavirus.) El Ministerio de Salud del Japón dijo que el paciente no había visitado algún mercado de mariscos en China, agregando que “es posible que el paciente tuvo contacto estrecho con un paciente desconocido con una inflamación pulmonar mientras estaba en China.”

La Comisión Municipal de Salud de Wuhan empieza a cambiar sus declaraciones, diciendo ahora que “Resultados existentes de una encuesta muestran que no se ha encontrado una evidencia clara de humano a humano (Existing survey results show that clear human-to-human evidence has not been found,) y que la posibilidad de una transmisión limitada de humano a humano no puede descartarse, pero es bajo el riesgo de una transmisión continua de humano a humano.” Recuerde que los hospitales de Wuhan concluyeron que, tres semanas antes, estaba ocurriendo una transmisión de humano a humano. Una declaración del día siguiente se echó para atrás en cuanto a la posibilidad de transmisión humana, diciendo tan sólo que “Entre los contactos estrechos, no se encontraron casos relacionados” (Among the close contacts, no related cases were found.)

17 de enero: La CDC y la Protección de Aduanas y Fronteras del Departamento de Seguridad Interna (HHS por sus siglas en inglés), anuncian que viajeros desde Wuhan a Estados Unidos estarán sujetos a una revisión al ingresar, en busca de síntomas asociados con el 2019-nCoV, en tres aeropuertos de Estados Unidos (announce that travelers from Wuhan to the United States will undergo entry screening for symptoms associated with 2019-nCoV at three U.S. airports) que reciben la mayoría de viajeros provenientes de Wuhan, China: los de San Francisco, Nueva York (JFK) y Los Ángeles.

Una actualización diaria de la Comisión Municipal de Salud de Wuhan afirma que “Un total de 763 contactos cercanos ha sido rastreado, se han levantado 665 observaciones médicas (A total of 763 close contacts have been tracked, 665 medical observations have been lifted,) y 98 personas todavía están siendo objeto de observaciones médicas. Entre los contactos cercanos, no se encontraron casos relacionados.”

18 de enero: El Secretario Azar del HHS tuvo su primera discusión acerca del virus con el Presidente Trump. “Altos funcionarios de la administración” no mencionados le dijeron al Washington Post que “el Presidente interpuso una pregunta acerca del vapeo y de cuándo estarían de regreso al mercado los productos de vapeo con sabores” (the president interjected to ask about vaping and when flavored vaping products would be back on the market.)

A pesar del hecho de que los médicos de Wuhan sabían que el virus es contagioso, las autoridades de esa ciudad permitieron que 40.000 familias se reunieran y compartieran comida cocinada en sus hogares, en un banquete del Año Nuevo Lunar (city authorities allow 40,000 families to gather and share home-cooked food in a Lunar New Year banquet.)

19 de enero: La Comisión Nacional de Salud de China declara que el virus es “todavía prevenible y controlable (still preventable and controllable.) La Organización Mundial de la Salud actualiza su declaración, afirmando que “No se conoce lo suficiente como para derivar conclusiones definitivas acerca de cómo se transmite, las características clínicas de la enfermedad, el grado en que se ha esparcido o su fuente, la cual permanece siendo desconocida.”

20 de enero: La Comisión Municipal de Salud de Wuhan declara por última vez en su boletín cotidiano que “no se encontraron casos relacionados entre contactos cercanos” (no related cases were found among the close contacts.)

Ese mismo día, la cabeza del equipo de la comisión nacional de salud de China que investigaba el brote, confirmó que dos casos de infección en la provincia de Guangdong en China, habían sido causados por transmisión de humano a humano y que el equipo médico había sido infectado.

También, en esta fecha, el periódico Wuhan Evening News, el más grande de la ciudad, menciona al virus en la primera página, por primera vez desde el 5 de enero (mentions the virus on the front page for the first time since January 5.)

21 de enero: La CDC anunció el primer caso en Estados Unidos de un coronavirus (CDC announced the first U.S. case of a the coronavirus) en el condado de Snohomish, Washington, de un residente que regresó seis días antes de un viaje a China.

Para este momento, millones de personas habían salido de Wuhan, transportando el virus alrededor de toda China y en otros países.

22 de enero: El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. continuó alabando el manejo del brote por parte de China. “Estuve muy impresionado por el detalle y profundidad de la presentación de China (I was very impressed by the detail and depth of China’s presentation.) También aprecio la cooperación del Ministro de Salud de China, con quien hablé directamente durante los últimos días y semanas. Su liderazgo y la intervención del Presidente Xi y del Premier Li han sido invaluables, y todas las medidas que han tomado para responder al brote.”

En días previos, una delegación de la OMS realizó un viaje al sitio en Wuhan. Ellos concluyeron que “el despliegue nacional del nuevo equipo de pruebas sugiere que la transmisión de humano a humano está teniendo lugar en Wuhan” (deployment of the new test kit nationally suggests that human-to-human transmission is taking place in Wuhan.) La delegación reporta que “sus contrapartes estuvieron de acuerdo en que debería ponerse una estrecha atención a la higiene de las manos y la respiración, la seguridad de la comida y evitar en lo posible reuniones masivas.”

En una reunión del Comité de Emergencia de la OMS, miembros del panel expresan “puntos de vista divergentes acerca de si este acontecimiento constituye o no una ‘Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional (PHEIC por sus siglas en inglés.’ Al mismo tiempo, el consejo fue que el acontecimiento no constituía un PHEIC.”

El Presidente Trump, en una entrevista con la CNBC en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, declaró que “Lo tenemos totalmente bajo control. Es una persona viniendo desde China. Lo tenemos bajo control. Va a estar bien” (We have it totally under control. It’s one person coming in from China. We have it under control. It’s going to be just fine.)

23 de enero: Las autoridades chinan anuncian sus “primeros pasos para una cuarentena en Wuhan (their first steps for a quarantine of Wuhan.). En este momento, millones ya habían visitado a la ciudad y salido de ella durante las celebraciones del Año Nuevo Lunar. Singapur y Vietnam reportan sus primeros casos y, para ahora, un número desconocido, pero significativo, de ciudadanos chinos había viajado hacia el exterior, como portadores asintomáticos, inconscientes.

24 de enero: Vietnam reporta transmisión de persona a persona, y Japón, Corea del Sur y Estados Unidos reportan segundos casos. El segundo caso se da en Chicago. En dos días, se reportaron casos nuevos en Los Ángeles, el Condado de Orange y en Arizona (Within two days, new cases are reported in Los Angeles, Orange County, and Arizona.) El virus ahora se encuentra en varias localidades de Estados Unidos y las probabilidades de prevenir un brote están disminuyendo a cero.

El 1 de febrero, el Dr. Li Wenliang resultó positivo en el examen del coronavirus. Murió de ello seis días después.

Una nota final: El 4 de febrero (One final note: On February 4), el alcalde de Florencia, Italia, Dario Nardella, urgió a sus residentes abrazar a chinos para estimular en ellos la batalla contra el novedoso coronavirus. Entre tanto, un miembro de la Associazione Unione Giovani Italo Cinesi, una sociedad china en Italia, dirigida a promover la amistad entre gente de los dos países, pidió respeto para los pacientes del novedoso coronavirus durante una demostración en las calles. “Yo no soy un virus. Soy un humano. Erradique el prejuicio.”

ADENDA: Muy pronto volveremos a la política regular. Entre tanto, note que Bernie Sanders llevó a cabo una actividad de campaña virtual el domingo en la noche (note that Bernie Sanders held a virtual campaign event Sunday night) “desde Vermont, protestando airadamente contra un proyecto de ley de rescate por el coronavirus en el Senado. Él no asistió a votaciones procedimentales cruciales acerca de ese proyecto.”


 

Author profile
Jim Geraghty

Es el corresponsal político principal de National Review .

1 comment

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas