Mamá demanda al condado por darle a su hijo menor un cambio de sexo sin su consentimiento

0
1184

La madre de Minnesota cuyo hijo fue manipulado a través de un “cambio de sexo” por parte de funcionarios del condado solicitó a la Corte Suprema de los EE. UU. Que revisara su caso. Ella está acusando al gobierno de usurpar sus derechos parentales cuando sus agentes le brindaron a su hijo servicios transgénero y narcóticos en contra de sus deseos.

La Thomas More Society solicitó al Tribunal Superior el miércoles en nombre de Anmarie Calgaro, argumentando que los derechos del debido proceso de Calgaro fueron “pisoteados” cuando el condado de St. Louis y sus proveedores de salud referidos “pusieron fin a su control parental sobre su hijo menor sin una orden judicial de emancipación.”

“Es la peor pesadilla de un padre”, dijo el asesor especial de Thomas More Society, Erick Kaardal. “La hija de Anmarie Calgaro, siendo menor de edad, fue dirigida a través de un proceso de alteración del cuerpo permanente y que cambió su vida, se convirtió en un peón en la agenda sociopolítica de otra persona y fue influenciada por aquellos que no tienen el derecho legal o moral de usurpar el papel de un padre. 

Calgaro demandó a las agencias estatales y proveedores de salud en la corte federal en 2016 por la cancelación de sus derechos paternos sin el debido proceso luego de que su hijo menor recibió servicios médicos electivos para el llamado “cambio de sexo” sin su consentimiento o una orden legal de emancipación.

Su demanda dijo que las entidades del estado decidieron por su cuenta que el joven de 17 años de edad, en ese momento, estaba emancipado.

Los acusados ​​manejaron al hijo de Calgaro como un menor emancipado a pesar de que no había habido ninguna acción judicial en ese sentido, dice la declaración de Thomas More. Ni el distrito escolar, el condado, ni ninguna de las agencias médicas nombradas en la demanda le dieron a Calgaro ningún aviso o audiencia antes de finalizar sus derechos paternales sobre su hijo menor de edad.

Un juez de distrito desestimó la demanda de Calgaro en mayo de 2017, admitiendo que el niño no estaba legalmente emancipado por una orden judicial, pero dictaminó que los derechos parentales de Calgaro “permanecieron intactos”. La Sociedad Thomas More dice que el juez decretó que la emancipación de facto del hijo menor de Calgaro por el condado, la escuela y los proveedores de atención médica no constituían una infracción de los derechos de los padres protegidos constitucionalmente.

El caso fue apelado en julio de 2017 y la decisión del tribunal de distrito confirmada por el Tribunal de Apelaciones del 8º Circuito en marzo de este año.

El condado de St. Louis decidió sin ninguna base que el hijo de Calgaro estaba emancipado y podía recibir beneficios del gobierno, a pesar de que Calgaro era un “madre apta” que se oponía a sus acciones, dijo la declaración legal sin fines de lucro en la presentación del Tribunal Supremo.

“Increíblemente, los estatutos de Minnesota autorizan a un condado a considerar a un menor ’emancipado’ para recibir pagos de asistencia social para vivir por su cuenta y permitir que los proveedores médicos anulen la información de los padres si determina que el menor vive aparte de los padres y está administrando asuntos financieros personales, “Dijo Kaardal. 

“Y el Distrito Escolar del Condado de St. Louis en Minnesota tiene la costumbre y la práctica de prohibir que un padre participe en la educación del niño durante más de dos años después de que el director de la escuela considere que el niño está emancipado. ,” él dijo. “Esta es una situación inaceptable para cualquier padre y una violación grave de los derechos de los padres y del debido proceso”.

El lenguaje de Minnesota con respecto a la emancipación es vago, y la ley estatal no presenta derechos procesales de debido proceso para los “padres aptos”, según Kaardal, a pesar de que lo hace para aquellos que no son aptos.

“¿Por qué no haríamos este mismo esfuerzo para los padres?”, Preguntó.

Kaardal dijo que le preocupaba en particular el conflicto en los estatutos legales de Minnesota.

“El Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos ignoró la gran desconexión en la decisión del Tribunal de Distrito donde se admiten los derechos paternos de la madre, pero no se respetan, y las afirmaciones ridículas de que las agencias que han violado los derechos de Calgaro no hicieron nada malo”, afirmó. “La Corte Suprema de los Estados Unidos ahora tiene la oportunidad de desenredar este escenario incompatible e insostenible; por lo tanto, los padres aptos a nivel nacional pueden mantener la crianza de los hijos sin interferencia del gobierno”.

“Bajo la ley federal, el derecho de los padres se considera un derecho no enumerado, protegido de la interferencia gubernamental por las Cláusulas de Debido Proceso de las Enmiendas Quinta y Catorce”, dijo Kaardal. La “libertad” de las cláusulas del debido proceso salvaguarda esos derechos sustantivos “tan arraigados en las tradiciones y la conciencia como para ser clasificados como fundamentales”.

La Corte Suprema de los Estados Unidos vuelve a reunirse en octubre.

Author profile
Melissa Rothschild

Corresponsal de The Mises Report en españa. Es periodista y comunicadora social.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas