La recesión que viene.

0
172

Muchos analistas e instituciones financieras han augurado que en los próximos meses podría acercarse una nueva recesión económica mundial. Esto debido a las tensiones comerciales de Estados Unidos – China, y la salida del Reino Unido de la Unión Europea. De llegar a darse este fenómeno es posible que México fuese uno de los principales afectados por la recesión en el país del norte.

Pero ¿Qué es una recesión?

Una recesión económica puede definirse como un decrecimiento de la actividad económica, medida por el producto interno bruto. El criterio para poder decir que la economía de un país se encuentra en recesión es cuando hay como mínimo dos trimestres del PIB presentando crecimiento negativo de manera consecutiva.

¿Qué implicaciones podría tener para México una recesión económica?

Primeramente, como primer daño es el decrecimiento de la producción, que va acompañado posteriormente de una disminución de la inversión productiva, es decir una cantidad menor de capital invertido en infraestructura física, insumos y demás.

Al verse disminuida la producción general en un país, las empresas toman medidas como la suspensión de cierta cantidad de empleo, en el cual muchas personas comienzan a sufrir los estragos del desempleo, estas a su vez dejan de consumir y se vuelve un circulo vicioso en el cual para poder salir es necesario realizar medidas correctivas.

Cosas buenas en México.

Cabe decir que la economía mexicana se encuentra de manera general con buenos signos vitales (indicadores económicos), tal es el caso del tipo de cambio que se ha mantenido estable, las tasas de interés no subirán por lo menos lo que resta del año como declaró hace unas semanas el Banco de México, la inflación se encuentra de manera controlada dentro de los márgenes, las finanzas públicas y el empleo sin cambios muy sustanciales.

La inversión de la curva de las tasas de interés.

Un presagio o un diagnóstico casi infalible de una recesión económica en Estados Unidos que normalmente detona en una recesión global es la llamada inversión de la curva, esto es cuando las tasas de interés de los bonos de 10 años de los Estados Unidos tienen una tasa más alta que los bonos a 28 días de este mismo país.

¿Cómo puede explicarse este fenómeno económico? Lo que sucede es que los inversionistas al ver un panorama de posible recesión saben que es posible que provoque que la Reserva Federal baje sus tasas de interés, motivando a estos agentes a preferir el largo plazo en lugar del corto por seguir obteniendo rendimientos constantes en el largo plazo sin temor a que esta tasa siga bajando, al aumentar la demanda de estos bonos su tasa baja. Esto aconteció apenas hace unas cuantas semanas.

Conclusión.

Será importante que el gobierno mexicano tome medidas contracíclicas para que esta recesión casi inminente no dure mucho tiempo y pueda evitar una crisis económica de mayor escala. Redireccionar el planteamiento de utilizar el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) en Pemex y mejor utilizarlo para reactivar la economía, dar un panorama saludable para los inversionistas y mejorar la seguridad.

 

Twitter: Alejandro Díaz

Author profile

Economista, Corresponsal de The Mises Report en México.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas