La Iglesia católica ¿en cuál equipo juega?

3
283

Cada vez que se grita ¡Habemus Papam! es muy importante conocer el criterio del nuevo pontífice, respecto a algunos temas coyunturales por ser el cristianismo la religión más profesada del mundo.

Diversas han sido las opiniones de los Papas sobre las ideologías o doctrinas políticas, también sobre sistemas económicos. No existe un consenso, cada quien ha tomado su postura en defensa o repudio.

Carlos Sacheri en su libro El orden natural hace un excelente recorrido sobre aquellos que reiteradamente declaraban los errores del liberalismo en textos del Magisterio: Pío IX condenó 80 proposiciones o tesis heréticas liberales en su encíclica Quanta Cura (1864) con su Syllabus anexo, se hizo lo propio en la carta Quod Aliquantum (1791) de Pío VI y en la carta de Pablo VI al Cardenal Roy (1971).

Pío XII llegó a afirmar que el capitalismo representaba la “acumulación excesiva de bienes privados”, “el abuso de las grandes riquezas, y del derecho de propiedad”. Para el Papa, el capitalismo liberal destruyó el orden social y la pequeña propiedad, sumiendo a la mayor parte del cuerpo social en la miseria más espantosa (ver Pío XII, Alocución del 1944).

En 1931, Pío XI denunció las injusticias del capitalismo liberal en su encíclica Quadragesimo Anno, catalogándolo como un sistema que pervierte a la sociedad con actitudes egoístas y fomentando solo el lucro propio. De igual manera, considerar la autorregulación de la economía no es posible al sostener que se requiere del Estado para que la controle.

Por otro lado, Juan Pablo II en su encíclica Centesimus Annus (1991) hace una defensa extraordinaria respecto al capitalismo al explicar lo siguiente:

“…¿se puede decir quizá que, después del fracaso del comunismo, el sistema vencedor sea el capitalismo, y que hacia él estén dirigidos los esfuerzos de los países que tratan de reconstruir su economía y su sociedad? ¿Es quizá éste el modelo que es necesario proponer a los países del Tercer Mundo, que buscan la vía del verdadero progreso económico y civil?

La respuesta obviamente es compleja. Si por «capitalismo» se entiende un sistema económico que reconoce el papel fundamental y positivo de la empresa, del mercado, de la propiedad privada y de la consiguiente responsabilidad para con los medios de producción, de la libre creatividad humana en el sector de la economía, la respuesta ciertamente es positiva, aunque quizá sería más apropiado hablar de «economía de empresa», «economía de mercado», o simplemente de «economía libre»”.

Como lo sintetizó irónicamente Chesterton citado por Sacheri: “el mal del capitalismo liberal no fue el haber creado capitalistas, sino el haber creado demasiado pocos capitalistas”. La corrección al “abuso” del capital consiste, precisamente, en facilitar el acceso de todos los grupos sociales a las diferentes formas de la propiedad (ver número 19 de Mater et Magistra de Juan XXIII, 1961).

Respecto al comunismo, la Iglesia lo condena por ser una ideología resentida y destructora de todo orden social y económico de convivencia (Pío XII, Alocución del 1950).

El comunismo mantiene el conflicto social para poder ofrecer “remedios”. Por est motivo, Pío XI declaró que el comunismo es “intrínsecamente malo” (Divini redemptoris, número 60). Al llevar el maquiavelismo a sus últimas consecuencias, no hace sino dividir, lo divide todo. “Este proceso de división destruye al cuerpo social, favoreciendo toda clase de antagonismos y fricciones, desplazando a los grupos dirigentes sanos y anestesiando al cuerpo social, en una dialéctica que lo desmoraliza y fragmenta. Esta es la esencia de la praxis comunista.” Afirma Sacheri.

De igual manera, la Iglesia católica condenó al nazismo y al fascismo en dos encíclicas del Papa Pío XI: Non abbiamo bisogno (1921) contra el fascismo, y Mit Brennender Sorge (1937) contra el nacional-socialismo.

No obstante, en la actualidad con el Papa Francisco se evidencia una postura muy contraria a lo que la Iglesia ha acostumbrado con su repudio a regímenes que niegan la libertad. De acuerdo con Hugo Balderrama, columnista de este medio informativo, “Francisco representa una herida abierta al interior de la Iglesia” es decir, representa una amenaza para la religión y para Occidente.

Francisco no solo es partidario de la marxista Teología de la liberación, sino que es públicamente anticapitalista porque “este sistema produce pobreza, hambre y explotación” indica frecuentemente (cuando es todo lo contrario). Además, recientemente ha estado involucrando con los antisemitas y promueve la eliminación de las fronteras ¿sabe para qué? Para que la invasión musulmana no posea obstáculos y logre consolidad el califato mundial.

¿Cómo es posible que el Santo Pontífice esté apoyando una religión que considera a los cristianos como infieles y por tanto, deben morir? Aunque esto es harina de otro costal, no podía cerrar este texto sin mencionar la preocupación de muchos creyentes.

Con este recuento, usted saque sus conclusiones. Considero que no es la Iglesia como institución el problema, sino su representante y quienes le acompañan. Finalizo con las palabras de Sacheri:

La doctrina católica es todo lo opuesto al “odio social” que infunden los socialistas. Supone una actitud integradora, armonizadora de todos los sectores en sus legítimos intereses. Parte del respeto de la persona y sus derechos esenciales, de la vitalidad de las familias, de la coordinación de los grupos intermedios y las asociaciones profesionales.


 

Author profile

Lic. Filosofía. Analista político.
Conferencista internacional.
Defensora de los tres derechos fundamentales: vida, propiedad y libertad.

3 comments

  1. Mario Pulido 5 abril, 2019 at 11:55 Responder

    Defender el catolicismo es… defender al diablo… siempre se ha ajustado a las circunstancias del momento… por mantener el poder… religioso.
    Si realmente conoces la historia del Vaticano… te darás cuenta que ningún papa la ha hecho buena… Y que esta organización es de las más sanguinarias y corruptas de la historia humana.

  2. Adri Bosch 5 abril, 2019 at 15:12 Responder

    Felicitaciones por el blog ,me subscribi para no perderme las interesantes notas que comparto en mis blogs .
    Una pregunta porque no usan reblog para las usuarios de Word Press ? es mucho más facil compartir .Gracias
    Exitos

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas