La guerra contra las “drogas”, o la guerra contra la libertad.

0
180

“Aya se compra, se vende y se mete la mercancía al por mayor. Mientras que aquí se dan bala yo no sé nada, no soy soplón” Una de las estrofas de “el ratón y el queso” del compositor colombiano Pedro Antonio Urbina.  Escuchar en el enlace: http://bit.ly/2teRa92

Si el narcotráfico fuera legal, los “narcos” serian empresarios, y los profesionales en salud pública tendrían oficio, el mismo  que se demanda hoy…

¿Qué es lo que crea una problemática como la violencia ligada al narcotráfico? simple y sencillamente la restricción a la libertad, la libertad de producir, comercializar y consumir

¿Hacia dónde debe girar el esfuerzo de los gobiernos nacionales y supranacionales? simple y sencillamente hacia el enfoque de la salud pública, y el comercio exterior.

No se trata sobre el narcotráfico, la violencia, la salud pública, o el comercio. Se trata sobre un discurso, el discurso político de preconcepciones y moralismos  de políticos de izquierdas de derechas y “centros” y para esto el discurso de Juan Manuel Santos  un gobernante de tercera vía. Un discurso que pasa del realismo a lo irracional.

El discurso de Juan Manuel Santos en Oslo:

“Y no puedo dejar pasar la oportunidad de reiterar hoy un llamado que he hecho al mundo desde la Cumbre de las Américas de Cartagena en el año 2012, y que condujo a una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas en abril del presente año. Me refiero a la urgente necesidad de replantear la Guerra mundial contra las Drogas, una guerra en la que Colombia ha sido el país que más muertos y sacrificios ha puesto. Tenemos autoridad moral para afirmar que, luego de décadas de lucha contra el narcotráfico, el mundo no ha logrado controlar este flagelo que alimenta la violencia y la corrupción en toda nuestra comunidad global.”

“El Acuerdo con las FARC incluye el compromiso de este grupo de romper cualquier vínculo con el negocio de las drogas, y de contribuir a combatirlo. Pero el narcotráfico es un problema global y requiere una solución global que parta de una realidad inocultable: la Guerra contra las Drogas no se ha ganado, ni se está ganando. No tiene sentido encarcelar a un campesino que siembra marihuana, cuando –por ejemplo hoy es legal producirla y consumirla en 8 estados de los Estados Unidos. La forma como se está adelantando la guerra contra las drogas es igual o incluso más dañina que todas las guerras juntas que hoy se libran en el mundo. Es hora de cambiar nuestra estrategia.”

El discurso de Juan Manuel Santos y Donald  Trump:

Trump: “Quizás no haya una zona más importante para nuestra colaboración en la lucha antidrogas, me preocupa la tendencia en el aumento de cultivos ilícitos. El año pasado los niveles de cultivo de coca alcanzaron unos récords históricos. Espero que esto sea resuelto por el presidente Santos. La epidemia de las drogas está envenenando demasiadas vidas americanas y lo vamos a detener de muchas maneras, una de ellas el muro. Estados Unidos está dispuesto a ayudar a Colombia en la estrategia antidroga.”

“El muro impedirá que las drogas y las bandas de traficantes ingresen a nuestro país”

A lo que muy complaciente Juan Manuel Santos asiente:

Santos: “Hoy Colombia y EE UU trabajamos juntos para apoyar a centro américa en la lucha en la guerra contra las drogas y la violencia del crimen organizado. Los EEUU y Colombia seguimos siendo un soporte el uno con el otro, nuestra alianza se afianza, nuestra cooperación más valiosa ha sido el plan Colombia. Cuando los colombianos luchábamos contra el narcotráfico y el terrorismo  EEUU nos tendió la mano, hoy vivimos en un país diferente, Colombia es una sociedad más pacifica moderna y más justa, en noviembre del año pasado hemos puesto fin al conflicto más antiguo del hemisferio.”

Como el gobierno Santos recibiría recursos de cooperación internacional como del “Plan Colombia” ahora “Paz Colombia” el discurso de Oslo queda en el olvido. Irónicamente la problemática publica no es la que aparece cuando se viola un derecho, es la que está en la agenda de gobierno, ósea la que obedece al interés político, que como sabemos es corrompido, esto ya fue definido por la teoría de la elección publica de James M. Buchanan  y el triángulo de hierro de Milton y Rose Friedman. Que la problemática es esta, aquella y la otra es una falacia y el ejemplo claro es el narcotráfico, una problemática artificial.

¿Colombia es un país en guerra o un país con delincuencia? Libertad y paz en términos libertarios, Tom G. Palmer diría:

“La libertad y la paz son una cuestión de elección. Se han levantado, y están levantando, miles de millones de personas de la pobreza y la miseria. La opción por la libertad y la paz es la opción correcta para hombres y mujeres maduros. Hay coraje; Hay emoción; Hay atrevimiento; Hay grandeza; Y hay incluso una especie de gloria para los que crean y comercian en paz, y ese coraje, esa emoción, esa audacia, esa grandeza y esa gloria tienen mucho más valor que las imágenes de espejos cruelmente distorsionadas de ellos presentadas por la guerra. El espíritu emprendedor, la prosperidad, la sociedad civil, la amistad, el logro, la productividad, el arte, el conocimiento, la belleza, el amor, la familia, la satisfacción, el contentamiento, la felicidad, pueden lograrse en paz o destruirse en la guerra.”

Sin duda la convivencia pacífica es importante, es la que nos permite cooperar, pero no vamos a tener una mejor convivencia pacífica, siempre que hagamos caso a discursos como el de Santos o Trump, discursos de prejuicio y moralismo, de izquierdas y derechas discursos de restricción a la libertad, restricción justa para el conflicto y la  problemática artificial que es la que mantiene al gobernante en el poder.

Y que tal la propuesta libertaria, una propuesta sobre la libertad, una propuesta en contexto sobre simple y sencillamente  la legalización para la convivencia pacífica.

+ posts

Gestor organizaciónal.
Administrador publico, internacionalista y politólogo.
Conservador de espíritu libertario.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas