La globalización esta reduciendo la desigualdad

0
169

· Una absorción rápida de la tecnología les está dando a los países en desarrollo un impulso masivo.

· La desigualdad no debería ser simplemente sólo acerca de dinero.

· Debe agradecerse a la globalización que la pobreza baje drásticamente.

Las Naciones Unidas acaban de publicar un nuevo informe acerca del desarrollo internacional que lleva por título “Development for Everyone” [“Informe sobre Desarrollo Humano 2016: Desarrollo humano para todos”]. Se enfoca en la igualdad, distinguiendo entre desigualdad absoluta y desigualdad relativa. Señala que, en términos del coeficiente de Gini, una medida estadística usada para evaluar la desigualdad del ingreso en un país, un tipo de desigualdad está creciendo, mientras que el otro va declinando:

“El incremento de los ingresos en todo el mundo ha traído consigo una creciente desigualdad… Pese a que la desigualdad de ingresos… se ha reducido a escala mundial, dada la convergencia entre las rentas de las regiones desarrolladas y en desarrollo. La desigualdad relativa en el mundo ha disminuido de forma constante durante los últimos decenios… pese a la tendencia cada vez mayor a la desigualdad dentro de cada país.”

“En cambio, la desigualdad absoluta, medida por el coeficiente de Gini absoluto, ha aumentado de manera extraordinaria desde mediados de la década de 1970. [Por ejemplo, en el] 2000 una persona de un país determinado gana 1 dólar al día y otra gana 10 dólares diarios. Como consecuencia del crecimiento económico, en el 2016 la primera persona gana 8 dólares al día y la segunda, 80. La diferencia relativa entre las dos sigue siendo la misma (la segunda persona tiene diez veces más que la primera), pero la diferencia absoluta ha pasado de 7 a 72 dólares.”

El gráfico que muestra la declinación de la desigualdad relativa y el ascenso de la desigualdad absoluta se presenta en:


Fuente: Naciones Unidas, Informe sobre Desarrollo Humano 2016: Desarrollo humano para todas las personas.

Aun cuando la diferencia entre la desigualdad relativa y la absoluta está aumentando, el punto clave por deducir es que el tremendo crecimiento de los países en desarrollo ha disminuido la desigualdad relativa entre los estados y reducido la pobreza, Y, probablemente, disminuir las privaciones y elevar los estándares de vida son más importantes que disminuir la desigualdad en el ingreso.

De forma que, ¿por qué enfocarse en lo monetario? En muchas otras áreas vitales la desigualdad se está reduciendo alrededor del globo. He aquí cinco gráficos que señalan en qué cosas.

La esperanza de vida es una de las mejores mediciones del nivel general de vida. Incluso en África, el continente más pobre, se ha reducido el bache en esperanza de vida con respecto a América del Norte. Las expectativas de vida estadounidenses eran de alrededor de 29 años más que de los africanos en 1969; pero sólo 18 años más en el 2015. Este progreso sucedió, a pesar de la catastrófica epidemia de SIDA que retardó significativamente el aumento de esperanza de vida. Asia y América del Sur se han adelantado más en reducir el bache de esperanza de vida con América del Norte, reduciéndolo a, más o menos, 6 y 5 años, respectivamente.

El gráfico que muestra la esperanza de vida al nacimiento a través de los años, se presenta en:


Las ganancias en esperanza de vida se deben a caídas en las tasas de mortalidad infantil –otra área en la cual los países pobres se van aproximando a las naciones ricas. En 1960, 144 de cada 1.000 niños africanos moría antes de cumplir su primer año, comparados con 26 por cada 1.000 niños norteamericanos. En otras palabras, 118 más niños africanos que niños norteamericanos morían como infantes por cada 1.000. Para el 2015 el número se había reducido a 43.

El gráfico que muestra la tasa de mortalidad infantil por cada 1.000 nacimientos vivos, se presenta en


A una alimentación mejor se le debe dar las gracias por vidas de mayor duración. En 1991, cerca de un 30 por ciento de la población africana estaba desnutrida, comparada con el “5 por ciento o menos” de la población de Norte América. Para el 2015, menos de un 20 por ciento de los africanos estaba desnutrido. La desigualdad absoluta entre las áreas más pobres y las más ricas del mundo disminuyó considerablemente, aun cuando la desnutrición se hizo cada vez más rara en todo el mundo.

El gráfico que muestra la tasa de desnutrición, como porcentaje de la población, se presenta en

También ha disminuido el bache educacional entre países ricos y pobres. En 1950, los estadounidenses pasaron, en promedio, casi siete años más en entrenamiento que los estudiantes chinos y casi ocho años más de aprendizaje que los indios. En el 2015, los años promedio de escolaridad en los Estados Unidos excedieron tan sólo en cinco años al chino promedio y al indio promedio en alrededor de seis años.

El gráfico que muestra los años promedio de educación, en números, se presenta en

El uso de Internet cuenta una historia similar. China, en particular, redujo el bache rápidamente. En el 2000, poco menos de un 2 por ciento de los chinos usaba la Internet, comparados con el 43 por ciento de los estadounidenses. Eso significó un bache del 41 por ciento. Para el 2015, ese bache se había encogido a un 24 por ciento.

El gráfico que muestra los usuarios de Internet, en cientos de personas, se presenta en


Tal como lo muestran estos gráficos, en la realidad, en muchas áreas los países pobres están logrando un crecimiento más rápido que los ricos. En algunos casos, esto se debe simplemente a que los países más ricos se han “acercado a la línea de meta”: por ejemplo, es impráctico educar a los niños por años y años o que los niveles de desnutrición ya pueden ser casi de cero.

En otros casos, la adopción rápida desde un principio de tecnologías y políticas amistosas con el crecimiento, les está dando a los países pobres un estímulo para que progresen a una velocidad vertiginosa.

Incluso teniendo esto en mente, ¿por qué algunos lugares se desarrollan más rápidamente que otros? Por ejemplo, ¿qué explica el increíble ritmo de cambio en China? El reporte de las Naciones Unidas da en el clavo con esta afirmación:

“La apertura de la economía de China y la India al resto del mundo aceleró el crecimiento, lo que a su vez ayudó a encarar los desafíos para el desarrollo humano: reducir la pobreza, mejorar los resultados en materia de salud y ampliar el acceso a los servicios sociales básicos.”
Así que, en vez de correr a quejarse acerca del incremento en la desigualdad absoluta, debemos detenernos y considerar como a la globalización y al libre comercio, aunque impopular entre quienes piensan que ellos sólo benefician al rico, se les debe agradecer por encoger la desigualdad relativa y que la pobreza caiga en picada en todo el mundo.


NOTA DEL TRADUCTOR: Debido a que los cuadros que despliega el artículo son muy importantes y que Facebook no permite ponerlos en estas traducciones mías, pueden verlos en https://capx.co/globalisation-is-sla…ity-heres-how/

Traducción por Jorge Corrales

+ posts

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas