La diferencia entre liberal y libertario

0
22

¿Qué debe responder uno ante esta acusación? sobre todo en política, que es el tema principal del presente artículo, ante las chicanas de los bolches.

Nunca falta la protesta de los colectivistas al decirnos a los liberales que, cuando un gobierno Keynessiano (economía) y Kantiano (filosofía altruista) fracasa, por obvias razones, solo criticamos y no aportamos nada. Que nosotros los libertarios odiamos la política pero no nos metemos en dichos terrenos para corregir por considerarlos detestables. Que nosotros los libertarios nos creemos que la sabemos todas desde afuera. Pues bien:

Lo que diferencia a un liberal clásico de un libertario, siendo ligeros, es que los primeros creemos en la patria, la bandera, el himno, la escarapela, el ejército, la policía, pero con un Estado mínimo, principalmente creado para brindar seguridad y justicia pero con un mínimo de cobertura en salud y educación.

los libertarios por antonomasia, descreen estas facultades y libran todo a la espontaneidad de las personas, creen fielmente en la acción humana como fuente de progreso y calidad de vida. Tema que no descalifico ni descreo pero el que suscribe no se identifica en esas arcas.

Sobre los impuestos: 

Cuanto menos impuestos mejor, el objetivo del Estado tiene que ser cobrar menos impuestos, nose festeja un aumento en la recaudación impositiva. Lo que si hay que festejar es que la gente viva mejor, que la gente tenga más plata, que pueda invertir y pueda disfrutar de la vida pero el objetivo no es que el Estado sea rico, si el ESTADO es RICO el PUEBLO es POBRE.

El fisco nunca va a tener límites porque, ¿Cómo es el proceso de un presupuesto nacional? Tiene 2 componentes:

Es todo lo que el Estado quiere gastar y todo lo que el Estado supone que va a recaudar.
¿Cómo el Estado fija lo que quiere gastar? ¿En base a qué criterios? ¿En base a un criterio objetivo? ¿De que conviene hacer y que no?

Lo hace base a lo que cree que va a recaudar. Por eso la única manera de bajar el gasto no es recortando las partidas sino recortando las fuentes de recaudación. De última, en los tiempos que corren, podés reasignarlas. El tipo que está en el poder, cuando llega al gobierno, se entusiasma tanto con lo que ve, con el poder que alcanza, que se olvida del peligro de recaudar tanto, dicen esto «na, si yo puedo recaudar, recaudo más y le doy pa’ delante con el gasto» esto está mal! El objetivo es que el Estado cumpla servicios esenciales y deje el resto de las actividades al desarrollo libre y espontáneo de la sociedad. Que va a hacer las cosas mucho mejor que el Estado y las va a hacer de forma equilibrada desde el punto de vista de canalizar mejor las ofertas y demandas. Un conjunto de burócratas y confiscadores no pueden decidir por el conjunto del pueblo, por eso estos intervencionismos y Estados gigantescos, son un atentado a la libertad, a la democracia, al crecimiento de la población y al nivel de vida. El Estado tiene que hacer obras con los impuestos obviamente, tiene que garantizar salud, educación, seguridad y justicia. Estas son las funciones del Estado todo lo demás que hace no lo tiene que hacer y esto no es ajuste, este dinero que se libera queda en manos de la gente y eso va directamente a producción y consumo, es al revés del ajuste, es lo más expansivo que hay para la economía, hay que bajar los impuestos para obligar a bajar el gasto y para que el bolsillo pueda expandirse.

Mises, el mejor a mi criterio, nunca dijo que el Estado no tenía que cobrar impuestos. Si se lee el capitulo XXVIII de la Acción Humana en el primer párrafo acepta la existencia de impuestos. Plantea un límite conceptual de la carga tributaria y la función del impuesto.

Sobre la política:

En política no es que uno tiene una linda idea y se la lleva al Estado. Las estructuras, los equipos, las formas de trabajo, está todo determinado de antemano. Si cae uno de afuera te sacan por la fuerza, por metido y por desubicado. Por más que uno tenga la absoluta razón.

Los libertarios que jamás entendieron a Ludwig von Mises, no quieren armar partido ni competir en elecciones, se sienten muy molestos de tener no solo que salir a buscar votos sino inclusive de juntar las fichas para la personería partidaria. Se limitan a armar fundaciones y a organizar conferencias donde van siempre los mismos chicos que se guían por videos de “algún economista vs zurdo”. Eso no es política y no sirve, la política se hace en los partidos y desde los partidos al poder y consiste en combatir a los demás que piensan distinto para vencerlos y así llegar al gobierno.

Cualquiera que dice ser peronista jamás es cuestionado. Uno dice «soy peronista» y ya lo es. Tanto en el PC como en cierto liberalismo académico, te toman examen. Te mandan a leer a Von Mises sin si quiera entenderlo. No pueden entender que venga un tipo que sea liberal en la práctica, y diga «soy albañil, jamás leí nada de nada, creo en el laburo, el ahorro, y quiero que el Estado no dirija mi vida mas si la proteja, con los impuestos», no, a ese tipo se le toma examen a ver si dijo alguna palabra de más que demuestre que, en realidad, es un «poco estatista». A todos se les pone el liberalometro, para ver niveles de pureza. Esta es una de las razones de por qué los liberales argentinos nunca formarán un partido político competitivo.


 

 

 

 

 

Author profile

Estudiante de Derecho y Economía.
Argentino.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas