Hungría furiosa por anuncio gay de Coca-Cola

Anuncio de Coca-Cola sobre tolerancia gay provoca boicot en Hungría
0
734

Los anuncios de Coca-Cola que promueven la aceptación de los homosexuales han provocado una llamada de boicot de un miembro de alto rango del partido gobernante de derecha de Hungría y posteriormente del resto de los húngaros, un país profundamente cristianos, defensor de la vida y la familia natural.

Parece que las marcas no aprenden de estos errores, se ponen al servició del 1% de la población para subvertir el orden natural del ser humano y de las cosas, y después, toda la población realiza boicot contra estas compañías. Las empresas fallan al no dirigirse a la mayor cantidad del público para satisfacer a estos grupo perdiendo ventas.

Los carteles, junto con el evento «Love Revolution» de una semana que comienza el miércoles en Budapest, muestran a personas homosexuales y parejas sonrientes con lemas como «cero azúcar, cero prejuicios».

Ha irritado a algunos partidarios del partido Fidesz de Viktor Orban, que apoya una prohibición preventiva del matrimonio entre personas del mismo sexo y está tratando de revertir las asociaciones civiles existentes entre personas del mismo sexo.

El domingo, el miembro de Fidesz Istvan Boldog pidió un boicot a los productos de Coca-Cola durante su campaña «provocativa».

«El lobby homosexual está asediando Budapest, sin dejar espacio para evitar esto», se quejó uno, Pesti Sracok.

Los carteles, que se pueden ver en las estaciones de tren y paradas de autobús en Budapest , se han exhibido para coincidir con un festival de música progresiva de una semana que comienza el miércoles con el tema «Revolución de amor».

Orban, que critica a los inmigrantes ilegales,  y busca proteger las tradiciones cristianas de Europa, se opone al privilegio del «matrimonio gay», una unión sin sentido, al mismo tiempo aboga por la coexistencia tranquila con los homosexuales.

Coca-Cola dijo el lunes que el festival Sziget, que se espera atraiga a más de medio millón de personas, se hace eco de los principios centrales de la multinacional estadounidense. «Creemos que tanto los hetero como los homosexuales tienen derecho a amar a la persona que quieren de la manera que quieren», dijo en un comunicado.

Los derechos de los homosexuales han causado más revuelo en Polonia, donde el partido derechista  (PiS), un aliado de Fidesz, ha lanzado una campaña contra los homosexuales en un aparente intento de revitalizar su base principalmente rural. Una revista conservadora distribuyó calcomanías de “zona libre de LGBT” y algunas ciudades se han declarado “libres de LGBT”.

En Hungría, el presidente del parlamento este año dijo que la adopción homosexual era equivalente a «pedofilia en un sentido moral».

El domingo, István escribió en Facebook : “¡Hasta que retiren sus provocativos carteles de Hungría, no consumiré sus productos!

Orban rara vez ha abordado el tema de frente, aunque en una entrevista de 2016 dijo que las personas homosexuales «pueden hacer lo que quieran pero no pueden hacer que sus matrimonios sean reconocidos por el estado … Una manzana no puede pedir que la llamen pera».

Author profile
Melissa Rothschild

Corresponsal de The Mises Report en españa. Es periodista y comunicadora social.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas