Grecia, prostitución y las tristes consecuencias de la socialdemocracia

0
176

La moral de la historia es que el socialismo (como sea que se le defina) nunca ha funcionado en forma alguna, en cualquier momento de la historia.

Mis amigos que tienden a la izquierda, periódicamente me dicen que hay una gran diferencia entre sus políticas benignas de socialismo democrático y los historiales miserables del socialismo marxista, del nacionalsocialismo y de otras formas de totalitarismo.

Estoy de acuerdo. Vivir en un estado de bienestar europeo es, después de todo, mucho mejor que vivir en un infierno como Cuba, Corea del NorteZimbabwe, o Venezuela.

No sólo usted disfruta del imperio de la ley (¡no hay campos de concentración al estilo del Khmer Rojo!), sino que también usted disfruta de una considerable prosperidad en comparación con el resto del mundo.

Pero, hay dos cosas que entender acerca de esa prosperidad:

  • Primera, que en mucho es legado de un fuerte crecimiento que sucedió antes de que fueran instituidos los estados de bienestar.
  • Segunda, que eventual e inevitablemente las políticas estatistas reducen la prosperidad de la nación.

GRECIA SE ESTÁ QUEDANDO ATRÁS

Consideremos el caso de Grecia. He escrito muchas veces acerca del impacto debilitante de sus altas tasas de impuestos y del desperdicio en el gasto en esa nación. De todas las naciones de Europa, es la que tiene la menor libertad económica, de forma que no es una sorpresa que se esté quedando mucho más atrás.

Pero, algunas veces un ejemplo convincente es la mejor forma de ayudarle a la gente a entender el impacto dañino de un gobierno grande. Proveniente de The New York Times:

“Estábamos en la Calle Filis -un laberinto de estrechos callejones y de casas lúgubres de dos pisos- que ha sido el hogar de los prostíbulos atenienses durante la mayor parte del siglo pasado. Ahora hay más desesperación en el oficio. debido a la década perdida de Grecia a partir de la crisis financiera del 2008, la cual no ha dejado que profesión alguna haya salido ilesa. El colapso de la economía y la llegada de decenas de miles de emigrantes han empujado a muchas más mujeres hacia la prostitución ̶ incluso ante el hecho de que los precios se han ido a los suelos… ‘Yo tuve una floristería durante 18 años ̶y ahora ando en estas por necesidad, no por gusto,’ dijo Dimitra, una mujer de edad mediana, quien perdió su negocio durante la crisis y ahora trabaja como madama… el número de prostitutas en la ciudad se ha incrementado en un 7 por ciento desde el 2012, aún cuando los precios han disminuido drásticamente, tanto para las mujeres que trabajan en la calle como para las que están en prostíbulos. ‘Para que un cliente contratara una prostituta en un prostíbulo, en el 2012 se requería de un promedio de 39 euros,’ dijo el Sr. Lazos, ‘mientras que en el 2017 tan sólo 17 euros ̶ un descenso del 56 por ciento.’”

La parte más triste de la historia es el comentario de las prostitutas:

“’Odio el sexo,’ dijo Elena. ‘Me gusta el dinero, no el trabajo.’ Anastasia… ha trabajado como prostituta desde que tenía 14 años. Ahora tiene 33 y dice que el trabajo está más difícil que nunca. ‘La gente ya no tiene dinero,’ dijo ella… Mónica, una prostituta de 30 años de edad de Albania… gasta entre seis y ocho horas diariamente tratando de seducir clientes, pero la mayor parte no se queda. ‘Ellos no tienen dinero,’ dijo ella. ‘No han tenido dinero durante los pasados siete años.’ Muchos hombres griegos son simplemente demasiado pobres para pagar.”

LA MISERIA DEL SOCIALISMO DEMOCRÁTICO

Yo apoyo la legalización de la prostitución, en parte porque la alternativa de lanzar a estas desafortunadas mujeres aún más al fondo en la economía subterránea, podría ser aún peor.

Pero, eso no cambia el hecho de que esas mujeres no tienen buenas vidas. Y la miseria del socialismo democrático en Grecia está logrando que sus vidas sean aún más duras.

En síntesis, ahora tengo tres anécdotas horrorosas de Grecia que ayudan a ilustrar el desgraciado impacto de un gobierno grande. En adición a las prostitutas rebajadas de precio que hemos discutido hoy, no olvidemos que Grecia subsidia a pedófilos y requiere muestras de heces para poder establecer empresas en línea.

Es innecesario decirlo, que espero que nunca avancemos tan lejos en la dirección equivocada.

La moral de la historia es que el socialismo (como sea que se le defina) nunca ha funcionado en forma alguna, en cualquier momento de la historia.


Traducción por Jorge Corrales.

Author profile
Daniel J. Mitchell

Daniel J. "Dan" Mitchell es un economista libertario estadounidense y uno de los colaboradores principales del Cato Institute. Es un partidario del impuesto fijo, la competición fiscal, la privacidad financiera y la soberanía fiscal.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas