John Alejandro Bermeo enero 18, 2019

[ A+ ] /[ A- ]

Muchos clientes se han manifestado en contra de la marca Gillette debido a su comercial que condena la “masculinidad tóxica”.

Su comercial ya cuenta al momento con 1 millón de “no me gusta”, casi doblando la cantidad de “me gusta”. Esto se debe a que Gillette ha atacado directamente a su consumidor principal en la actualidad, el hombre blanco.

En el comercial se presenta al hombre blanco como el abusivo, el morboso, el violador en potencia, el que realiza ciberbullying y mansplaining, el que solo ve a las mujeres como objeto sexual, el que menosprecia el valor de la mujer y que además, todo esto le parece muy divertido, ya que “así son los hombres y los chicos”.

Esta constituye la primera parte del comercial, solo se puede ver a un hombre negro en el papel de opresor justificando la violencia del hombre diciendo “los chicos serán chicos”, pero en medio de más de 20 hombres blancos.

En la segunda parte Gillette muestra a los valientes que frenan estas actitudes machistas y violentas.

Un hombre blanco le dice a una chica “Sonríe cariño” y en su defensa llega un hombre mestizo armando una gran pelea por esto que, en realidad, como verán, no fue tan grave. En seguida muestran a una mujer caminando y a un hombre, sí, adivinaste, un hombre blanco pervertido que la va a encarar diciéndole cosas e insinuándosele, por suerte, un hombre negro lo frena y le dice que hacer eso no es genial y finalmente dos hombres blancos frenando peleas de chicos.

Esta estrategia de marketing es clara, el consumidor blanco ya no es el interés principal de la marca Gillette, bien puede ser que Gillette este en búsqueda de un nicho femenino y de “otro” tipo de hombres.

¿Qué a caso solo los hombres pueden realizar malas acciones? ¿Solo los chicos pelean? ¿Solo los chicos realizan ciberbullying?

Claramente el comercial busca seguir estigmatizando y criminalizando al hombre como árbol torcido que solo la educación del feminismo pueden enderezar.

Ningún grupo está más feliz con este cortometraje que el lobby feminista.

El tiro al pié que ha hecho Gillette al atacar a su público objetivo les va a pasar tarjeta de cobro, especialmente porque Gillette ha olvidado que las feministas se dejan crecer los vellos y desaniman el uso de rasuradora y depilación, sosteniendo que esto hace parte de nuestra civilización heteropatriarcal que impone estándares y estereotipos de belleza a las mujeres, de los cuales, ellas dicen liberarse a partir de la exaltación de la fealdad, la obesidad y desde luego, el dejarse crecer los vellos.

Demás no esta decir que si el comercial se llamara: “Deja tu feminismo tóxico” la historia sería diferente y todos los medios de comunicación estarían iniciando un boicot contra la marca.

 

Es el Director de The Mises Report y el anfitrión del podcast de the Libercast's show.

2 pensamientos a “Gillette ataca a sus clientes más importantes

  1. Un comercial incomprensible, que seguramente con el tiempo gillette se va a arrepentir de semejante macana,siempre que no sea demasiado tarde.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas