Finlandia introduce horas de piscina solo para mujeres musulmanes

1
207

En un supuesto intento de alentar a las mujeres musulmanas a aprender a nadar, varias piscinas finlandesas, tanto públicas como privadas, han introducido horas exclusivas para mujeres y cursos especiales orientados hacia los inmigrantes, informa la emisora ​​finlandesa Yle  .

La Federación Finlandesa de Enseñanza y Salvamento de Natación dice que el objetivo a largo plazo de su proyecto de Habilidades de Natación para Todos es capacitar a instructores con antecedentes de inmigrantes, para que puedan enseñar a otros en su propio idioma.

El proyecto será financiado por los contribuyentes a través de la Agencia Nacional de Educación de Finlandia.

“Inicialmente teníamos dudas sobre si obtendríamos suficientes estudiantes para un lote completo, pero la recepción fue excelente y tuvimos mucha gente”, dijo Outi Penkkala, maestra del Consorcio Regional de Educación y Capacitación Raseko.

En Finlandia, las horas de natación separadas para hombres y mujeres se han vuelto cada vez más populares.

A pesar de su enfoque no-neutral de género y de segregación de género, los cambios semanales solo para mujeres de la piscina Petrelius con sede en Turku se han convertido en un enorme éxito.

Gulbahar Afghan, una mujer musulmana que vive en Finlandia, le dijo a Yle: “No es posible nadar al mismo tiempo que los hombres. Está prohibido en nuestra cultura ”. También dijo que nunca se le había dado la oportunidad de nadar en su país de origen.

En Finlandia y en diferentes estados europeos que han adoptado la inmigración masiva del mundo musulmán, todavía hay un debate en curso sobre qué tipo de trajes de baño se debe permitir en las piscinas.

Mientras que algunas piscinas permiten a las mujeres nadar en trajes llamados ‘Burkinis’, que tienen capuchas, mangas largas y calzas, otras dicen que no se debe permitir que los Burkinis mantengan la higiene y la seguridad de la piscina. Al mismo tiempo, muchas de las piscinas en Finlandia no permiten que se usen pantalones cortos como trajes de baño.

Las piscinas que han prohibido los burkinis han sido acusadas de discriminar por género y religión.

Aunque los musulmanes representan solo el 2.7 por ciento de la población finlandesa de 5.5 millones, las demandas que ya han comenzado a imponer a la sociedad finlandesa son alarmantes.

¿Consejos? Sigue a @Alyonsvi

+ posts
Ir a la barra de herramientas