Daniel J. Mitchell noviembre 5, 2018

[ A+ ] /[ A- ]

Si quieres ver a un grupo de izquierdistas hipócritas, en el siguiente enlace podrás encontrar un video en donde se puede reflejar su reacción cuando un grupo de millonarios pro impuestos le pide al servicio de rentas que realice un alza de tributos.

He debatido con algunos de estos “pro impuestos” en la televisión, y les he dicho que no nos hagan al resto víctimas de sus problemas de culpabilidad porque definitivamente no ponen el dinero donde se lo necesita.

Existe una página oficial del gobierno estadunidense donde las personas voluntariamente pueden depositar dinero a las arcas fiscales, según los analistas, la cantidad recaudada no significa ni un asterisco en el monto total de recaudación; pero no nos debe sorprender que sea de esta forma, es de conocimiento general que a la gente no le gusta la idea de darle dinero a los políticos para que ellos gasten a su arbitrio.

Impuestos voluntarios

Existe una historia bastante divertida sobre el fracaso de los impuestos voluntarios en Noruega:

“¿Desea pagar más impuestos? Entonces no busque más y venga a Noruega”, esta iniciativa fue lanzada en el país meses atrás y recibió poca acogida, tan poca que sumó el equivalente de solo $1,325 en ingresos y dado que hablamos de un país de 5.3 millones de personas, este valor es insignificante. Según el Ministro de Finanzas de este país, “El plan de impuestos fue establecido para permitir que aquellos que quieran pagar más impuestos lo hagan de una manera simple y directa”, “Si alguien piensa que el nivel de impuestos es demasiado bajo, ahora tiene la posibilidad de pagar más”, pero sin embargo, las actitudes reflejan lo contrario, un ejemplo es Jonas Gahr Store, el acaudalado miembro del Partido Laborista, quien se negó a aceptar la oferta del gobierno… no ha realizado aportes voluntarios.

Sin duda, no es de sorprender que la gente de Noruega no aporte dinero extra a los políticos.

Despues de todo, el país ya cuenta con un costoso estado de bienestar financiado por tasas impositivas muy elevadas y muchos ingresos petroleros. Entonces, ¿por qué los noruegos van a permitir una carga del gobierno aún mayor?

Sin duda existen algunos quienes tienen posturas de defensores éticos de los impuestos, como el Sr. Store, pero ellos mismos no están dispuestos a predicar con el ejemplo.

Los mayores defensores de los impuestos altos

El estado de Massachusetts tiene un programa de tributación voluntario, sin embargo, the Boston Globe reveló que la senadora Elizabeth Warren no pudo reunir el dinero suficiente para abastecer las necesidades de un gobierno más grande.

Tan baja es la aceptación de este tipo de medidas que Inclusive ella mismo a pesar de haber apoyado esta campaña, reconoció que no aporta impuestos voluntariamente, esta declaración fue tomada de mala forma por los republicanos quienes empezaron a criticar a Warren, porque ha ganado un salario de seis cifras y posee activos valorados en millones. Sobretodo porque antes de llegar al senado se negaba a responder si aportaba impuestos voluntarios y apoyaba la política, llamándola así una “hipócrita elitista” que “da conferencias sobre responsabilidad de pagar impuestos más altos” y no practica con el ejemplo.

Otro ejemplo, es el Senador John Kerry, mediante las declaraciones de impuestos del año pasado se reveló que no aporta voluntariamente e inclusive paga menos impuestos de los que debería pagar, posee bienes en paraísos fiscales y su yate lo tiene en un estado vecino para pagar menos tributos.

Por otra parte, según New England Public Radio, si hay una cantidad pequeña de personas en Massachusett quienes aportan extra dinero a la caja fiscal mediante impuestos.

El contador de la empresa Lenox, asegura que su trabajo es que los clientes guarden su dinero y que paguen lo justo, que no cree que es una opción pagar más de lo que están obligados hacerlo, dice que fuera distinto si alguien le pidiese que asigne un índice más alto para pagar los impuestos pero nadie lo ha hace.

Muy pocos contribuyentes en Massachusetts están dispuestos a pagar una tasa más alta, de acuerdo con el Departamento de Ingresos del Estado, en promedio desde 2002, 1,200 personas cada año marcan la casilla en el formulario de impuestos voluntarios y si bien eso contribuye con poco más de un cuarto de millón de dólares a las arcas del estado cada año es poco si se toma en cuenta la cantidad de población.

A nadie le gusta pagar impuestos y creo que las personas que deliberadamente pagan demasiados tributos al gobierno están muy equivocadas, pero es mejor ser ingenuos que hipócritas. Como los Clinton y Warren Buffett o cualquiera de los otros ricos izquierdistas que desean impuestos más altos para nosotros mientras ellos se dedican a evadir impuestos o buscar mecanismos para pagar lo mínimo.

*Este artículo fue originalmente publicado en FEE.org y traducido al español por Kelly Guevara

Daniel J. Mitchell

Daniel J. "Dan" Mitchell es un economista libertario estadounidense y uno de los colaboradores principales del Cato Institute. Es un partidario del impuesto fijo, la competición fiscal, la privacidad financiera y la soberanía fiscal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas