John Alejandro Bermeo noviembre 15, 2018

[ A+ ] /[ A- ]

Muchos no entienden, pero creo que la mayoría no quiere entender, que cuando ponemos todas nuestras libertades en una balanza es el hambre la que decide, es decir que, entre todas las libertades, la libertad que realmente importa, es la libertad económica.

Déjeme ser claro y directo, tener libertad para casarse con la persona que uno quiere sin importar el sexo o raza, así como para poder consumir cualquier tipo de sustancia y destruir su propia vida, hacen parte de una libertad plena. Si una persona quiere guiar su vida por sus instintos, inclinaciones, emociones y placeres en vez de por su razón, debe ser libre para hacerlo, puede degenerar la libertad en libertinaje si lo quiere.

Pero no podemos caer en el relativismo de pensar y creer que la libertad para drogarse se encuentra en el mismo nivel e importancia que la libertad para poder emprender, trabajar y comerciar. Si realizamos una escala de valores en forma de pirámide a partir de las libertades, donde la más importante se encuentra en la cúspide, es claro que la libertad para usar heroína o la libertad para no usar casco o cinturón de seguridad, se encuentran en la parte más baja.

Es claro que las escalas de valor pueden variar de individuo en individuo, para un drogadicto la libertad más importante es la libertad para drogarse, pero este individuo representará una minoría de todos los posibles intereses. En cambio, si el marco de referencia es el bienestar del ser humano, quien valore la libertad para drogarse por encima de la libertad para trabajar y poder ganarse la vida dignamente esta equivocado.

Veamos este panorama: Eres una persona pobre, tienes una familia que sostener y te encuentras bajo un gobierno socialista donde no existe ningún tipo de libertad económica, civil o política, y tienes la posibilidad de elegir algunas libertades entre un catálogo de libertades, ¿Qué libertad elegirías?, ¿optarías por la libertad de expresión?, ¿la libertad para escoger tu corte de cabello?, ¿o elegirías la libertad económica para poder salir adelante y ayudar a los tuyos?, ¿Será que una persona con el estómago vacío se preocupa más por tener libertad para insultar a los gobernantes o para casarse con una persona de su mismo sexo?

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? Hoy sabemos que debido a la composición molecular fue primero el huevo, la primera gallina provino de un huevo de un antepasado común muy similar a estas.

¿Qué fue primero, la libertad económica o la libertad personal? Hoy sabemos que fue primero la libertad económica, porque solo cuando las personas se enriquecen, mejoran su bienestar y sus condiciones de vida, empiezan a preocuparse por las demás libertades. Dicho de otro modo, a medida que vamos satisfaciendo las necesidades más urgentes propias de nuestra naturaleza, descendemos en la escala de libertades para satisfacer las de menor importancia.

Aquí está el argumento en esencia, siempre que quieras mejorar tu bienestar y el de tu familia deberás optar por favorecer las libertades económicas por encima de las libertades personales y políticas.

Lo ideal, sin duda, es que todas las opciones estén disponibles.

Muchos se molestan porque los pongo a elegir, pero quienes se molestan ignoran o quieren ignorar el hecho de que casi siempre —por no decir que siempre— tienen que elegir. En el sistema actual bajo los gobiernos, cuando llega la época de elecciones tenemos la opción de elegir. Mientras no exista un político que presente el catálogo de libertades completo y mientras no tenga opciones de ganar, debemos optar por aquel que favorezca la mayor cantidad de libertades económicas.

Así que no podemos andar jugando al cuentico de que la “libertad es una sola” y mientras tanto no hacer nada en el mundo real.

Es cierto que si no hay libertad personal para consumir drogas con mayor razón no habrá libertad económica para producirlas. Pero hay que ser realistas, si el gobierno no me deja drogarme y me obliga a usar casco y cinturón de seguridad ¿¡Qué importa!? Lo ideal sería tener estas opciones, pero si lo más fundamental es el bienestar y la vida humana, una persona racional no optaría por esto aunque tuviera la alternativa y además, si las libertades que he resaltado como más fundamentales son permitidas gozaremos incluso de los recursos para satisfacer estas necesidades en países donde sean permitidas. Repito, si queremos un mayor bienestar y una mayor prosperidad, debemos ser realistas y entender que en ocasiones sí tenemos que elegir y lo mejor que podemos hacer es primero optar por la libertad que realmente importa, la libertad económica.

La evidencia a favor de dar preponderancia a la libertad económica

Empíricamente se ha observado que el favorecimiento de las libertades económicas, tarde o temprano lleva al favorecimiento de todas las demás. Se puede controlar a una población cuando es pobre y depende totalmente del gobierno, sin embargo, no puede hacerse eso con una población rica e independiente, así ocurrió en Chile y Taiwán y así esta ocurriendo en China y Singapur.

La idea de que debemos favorecer la libertad económica por sobre las demás no es nueva, Milton Friedman y Ludwig von Mises ya habían hecho comentarios al respecto. Friedman afirmando que: “Un mercado libre es una condición necesaria de la libertad individual[1] y además que “La Libertad económica es un requisito esencial de la libertad política.[2] Y Mises escribiendo:

“Muy a menudo, la gente malinterpreta lo que significa [la libertad económica], creyendo que la libertad económica es algo que está muy separado de las otras libertades, y que estas otras libertades – que consideran son más importantes – pueden ser preservadas aún en ausencia de la libertad económica.

Los así llamados ‘liberales’ [Socialistas moderados] de hoy tienen la muy popular idea que la libertad de expresión, de pensamiento, de prensa, la libertad religiosa, la libertad para no estar prisionero sin juicio previo – que todas estas libertades pueden ser preservadas en ausencia de lo que se llama libertad económica. No se dan cuenta que en un sistema donde no existe el mercado, donde el gobierno dirige y ordena todo, todas las otras libertades son ilusorias, aún cuando hayan sido definidas por las leyes y se encuentren escritas en las constituciones”.[3]

De forma lapidaria y para sellar la idea, Mises escribe:

“Tomemos una libertad, la libertad de prensa. Si el gobierno es propietario de todas las imprentas, el gobierno determinará lo que debe imprimirse y lo que no debe imprimirse. Y si el gobierno es propietario de todas las imprentas y determina lo que puede y lo que no puede ser impreso, entonces la posibilidad de imprimir cualquier tipo de argumentos opuestos, es decir contrarios a las ideas del gobierno, se convierte prácticamente en inexistente. La libertad de prensa desaparece. Y lo mismo ocurre con todas las otras libertades”.[4]

Muy claramente lo hace ver Mises, más importante que la libertad de prensa, es la libertad para crear una emprensa, para crear un noticiero, más importante que tener “libertad de asociación o de culto” son los derechos de propiedad que permiten realizar materialmente estas libertades. Sin libertad económica no podremos expresar ideas contrarias al gobierno, ni asociarnos o profesar una fe distinta a la que mande el gobierno.

En el mismo sentido el director del Centro para la Libertad y la Prosperidad Global del Cato Institute, Ian Vásquez, reconoce la libertad económica como fundamento que protege y da lugar a las demás:

“[…] la libertad económica está fuertemente relacionada con las libertades políticas y civiles. La democratización se ha expandido en la medida que se han abierto las economías. Las libertades civiles y democráticas son casi imposibles de mantener sin un nivel razonable de libertad económica. No es casualidad que un Chile autoritario se volvió democrático en la medida que liberalizó su economía, mientras que la Venezuela democrática se volvió autoritaria en la medida que reprimió su economía”.[5]

Fred Hiatt, editor y columnista de The Washington Post recientemente ha mencionado que el éxito económico “crea demanda de más libertad: a medida que las personas ingresan en la clase media, insisten en una mayor participación en su gobierno” y en referencia a China que practica el capitalismo autoritario dijo: “Ningún país ha logrado una prosperidad empresarial vibrante al mismo tiempo que niega a su pueblo la libertad política”.[6]

La economista Deirde McCloskey ha dicho que la libertad económica es la que más le importa a la gente porque en realidad las libertades excelsas son apreciadas solo por una minoría educada:

“A la mayor parte de la gente –en verdad, neciamente en el largo plazo- la libertad de expresión no le importa un bledo, en tanto que puedan abrir un negocio cuando lo desean y manejar hasta un trabajo en donde se le paga un salario decente”.[7]

Sobre China y Singapur ha dicho que: “se practica una sustancial libertad económica, a pesar de su lamentable práctica de encarcelar a sus opositores políticos”.[8]

Y en nuestra principal línea de argumentación:

“[…] el enriquecimiento, al final de cuentas, conduce a demandas de todas las libertades, tanto políticas como libertades económicas, como sucedió en Taiwán y Corea del Sur. Un pueblo enriquecido no apoyará a la servidumbre por mucho tiempo”.[9]

Igualmente, Brittany Hunter, miembro del staff de la Foundation for Economic Education, sentencia: “sin libertad económica, no hay libertad. Punto. Sin libertad para trabajar, no hay posibilidades de obtener dinero y de lograr alguna prosperidad económica”.[10]

También Hayek, premio nobel de economía, lo notó a la perfección:

“Y quien controla toda la vida económica, controla los medios para todos nuestros fines y, por consiguiente, decide cuáles de estos han de ser satisfechos y cuáles no.”[11]

De nada sirve tener libertad para usar heroína si estamos muriéndonos de hambre.

Finalmente, será el excomunista Vasily Grossman que lo resuma de la mejor manera:

“Antes creía que la libertad era libertad de palabra, de prensa, de conciencia. Pero la libertad se extiende a la vida de todos los hombres. La libertad es el derecho a sembrar lo que uno quiera, a confeccionar zapatos y abrigos, a hacer pan con el grano que uno ha sembrado, y a venderlo o no venderlo, lo que uno quiera… trabajar como uno prefiera y no como le ordenen.”[12]


 

[1] Milton Friedman. (1996) “Capitalismo y Libertad”. Ediciones Rialp. Referencia en: https://www.elcato.org/quotation-author/milton-friedman

[2] Milton Friedman y Rose Friedman. (1983) Libertad de Elegir: Hacia un nuevo liberalismo económico”. (Barcelona: Orbis).  Referencia en: https://www.elcato.org/quotation-author/milton-friedman

[3] Ludwig von Mises. (2002) “Política económica: 6 lecciones sobre el capitalismo”. HACER. Disponible en: http://www.hacer.org/pdf/Mises00.pdf p. 15.

[4] Ibíd.

[5] Ian Vásquez (2016) “Los beneficios de la libertad económica”. Instituto Cato. Disponible en: https://www.elcato.org/los-beneficios-de-la-libertad-economica

[6] Fred Hiatt. (2018) “If the Chinese look to the West for a democratic model, what are we showing them?” The Washington post, Disponible en: https://www.washingtonpost.com/opinions/global-opinions/if-the-chinese-look-to-the-west-for-a-democratic-model-what-are-we-showing-them/2018/11/04/8fa457d6-ddbc-11e8-b732-3c72cbf131f2_story.html?utm_term=.61cbbbda5c27

[7] Deirdre McCloskey. (2018) “La esencia de la libertad es la la libertad economica”. Disponible en The Mises Report: https://misesreport.com/la-esencia-de-la-libertad-es-la-libertad-economica/

[8] Ibíd.

[9] Ibíd.

[10] Brittany Hunter (2018) “Venezuela Comprueba que no hay libertad política sin libertad económica” The Mises Report, disponible en: https://misesreport.com/venezuela-comprueba-que-no-hay-libertad-politica-sin-libertad-economica/

[11] Citado. Ibíd.

[12] Citado en Deirde McCloskey. (2018) “La esencia de la libertad es la la libertad economica”. Disponible en The Mises Report: https://misesreport.com/la-esencia-de-la-libertad-es-la-libertad-economica/

 

Director at Inst. Mises Colombia

Es el Director de The Mises Report y el anfitrión del podcast de the Libercast's show.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas