Energías limpias sí, pero no así

1
166

¿Saben qué significa democratizar las energías limpias para Petro? Yo tampoco.

En el siguiente video, Petro dice lo siguiente:

Ya saben, algunas personas generan desconfianza cuando usan la palabra “democratizar” (Evo, Maduro, Chávez, Cristina… entro otros.)

Demasiados dictadores de izquierda y derecha se han apropiado del término democracia, porque todos creen que representan la única y exclusiva voluntad popular solo por el hecho de satanizar al disidente.

Por eso genera dudas que Petro use con desparpajo esa palabra.

En resumidas cuentas ¿qué es democratizar para Petro? Si democratizar significa propiciar y facilitar que cada vez mayor número de ciudadanos, grupos y sectores tengan acceso a las energías limpias sin que el Estado intervenga en ese mercado, entonces todo bien.

Si democratizar es no solamente comprar energía a varios competidores, sino que la gente pueda invertir en las empresas líderes a nivel mundial, ¡todo bien!: grandes empresas, grandes negocios, para pequeños capitales. Todo bien.

Si democratizar es forzar para que los ahorros de los colombianos se usen para experimentar en Ecopetrol como empresa solar, todo mal. Si democratizar es que los colombianos puedan ahorrar en las más rentables empresas de renovables en cualquier lugar del planeta y con cualquier tecnología, todo bien.

Si democratizar significa que la generación de electricidad sea más plural, variada, multisectorial y que se permita a las personas generar, comprar y vender libremente sus excedentes de electricidad sin que el Estado intervenga, entonces todo está bien.

Si en cambio lo que quiere decir Petro con “democratizar” es estatizar la generación de electricidad a través de tecnologías amigables con el medio ambiente, entonces lo que significa esa política es que sólo un sector (es decir, el gobierno) sea quien posea el monopolio de la comercialización y producción de esas tecnologías. Entonces, todo mal.

Lo anterior significa que un solo sector concentrado en pocas personas. Solo el gobierno y sus amiguitos empresarios corruptos, y nadie más, estarían autorizados para producir y comercializar paneles solares y otras tecnologías. Nada diferente de lo que ocurre en el momento, pero con otra tecnología y postura ideológica.

Democratizar no es estatizar ni dar privilegio a unos pocos privados bien conectados para monopolizar algo. Democratizar es diversificar: que cada vez más campesinos, citadinos, lugareños y grupos de diversas tendencias políticas e ideológicas puedan generar su electricidad de forma amigable con el medio ambiente y sin intervención del Estado. Se necesita LIBERTAD para generar nuestra propia electricidad y no depender del Estado o el grupito de capitalistas chiviados, sino de los miles de individuos libres que estarán dispuestos a vendernos sus excedentes de electricidad.

Entonces, Democratizar las energías limpias debería significar depender menos de los privilegiados monopolios, ya sean Estatales o Privados.

La pregunta es: ¿es esto lo que quiere decir Petro cuando habla de “democratizar” las energías limpias o quiere decir exactamente todo lo contrario?

+ posts

Vladimir Gutiérrez Fernández, es Economista de la universidad Santo Tomás de la ciudad de Bucaramanga, especialista en Gerencia de Exportaciones, diplomado en Mercado de Capitales, certificado como Auditor de Calidad, actualmente se desempeña como emprendedor y es docente en la universidad UNICIENCIA de la misma ciudad.

1 comment

  1. Sebastian 5 junio, 2018 at 14:44 Responder

    Interesante artículo que plantea por qué apoyar ciertas propuestas de este candidato representaría deuda, irresponsabilidad fiscal y un incremento burocrático en un ya burocrático país.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas