En el día de los trabajadores Bolsonaro solo habló de libertad económica

0
211

La izquierda empobrecedora no puede ocultar su ira, ya que en el día del trabajador, el presidente, en vez de hacer un discurso volcado a las pautas esenciales a los trabajadores o a los “derechos” laborales, se limitó a hablar de libertad económica.

Jair Bolsonaro ignoró el Día del Trabajo el miércoles (1º). En su Twitter, principal herramienta de comunicación del capitán de la reserva, ninguna mención a la fecha que es conmemorada internacionalmente y ningún tuít hablando de forma contundente sobre el tema del “trabajo”.

Muchos esperaban que los homenajes de Bolsonaro a los trabajadores vendrían en el pronunciamiento en cadena nacional de radio y televisión que hizo a las 20h, pero no fue lo que ocurrió.

En poco más de dos minutos, el presidente, que extinguió el Ministerio de Trabajo, ni siquiera pronunció la palabra “trabajador”.

En el lugar de un discurso dirigido a los trabajadores, sus problemas y desafíos, como se esperaba los socialistas para el 1 de mayo, el presidente decidió enfocarse en una solución real, hizo un pronunciamiento enalteciendo la “libertad económica” y predicando el “libre mercado”.

“Este es el compromiso de mi gobierno con la plena libertad económica, única manera de proporcionar, por mérito propio y sin interferencia del estado, el engrandecimiento de cada ciudadano”, afirmó, en uno de los puntos “altos” de su corto discurso.

Esto dijo el presidente:

Enhorabuena señores, buenas noches.

En la fecha de ayer se celebró la ceremonia de firma de la Medida Provisional que trata de la declaración de los derechos de libertad económica, cuya finalidad es establecer, principalmente, garantías de libre mercado.

Es una iniciativa de nuestro Ministerio de Economía, que restringe el papel del Estado en el control y la fiscalización de la actividad económica. Está concretada en derechos considerados esenciales para el crecimiento del país, de los cuales destaco:

  • Desarrollar la actividad económica de bajo riesgo para el sustento propio de su familia;
  • Producir, emplear y generar renta, asegurada la libertad para el desarrollo económico;
  • No restricción, por ninguna autoridad, de su libertad en definir el precio de productos y servicios;
  • Recibir tratamiento igualitario de órganos y de entidades de la administración pública, entre otros.
Este es el compromiso de mi gobierno con la plena libertad económica,  la única manera de proporcionar, por mérito propio y sin interferencia del estado el engrandecimiento de cada ciudadano.

El camino es largo. Yo sé que, unidos, podemos sobrepasar esas dificultades iniciales que son naturales en las transiciones de gobierno. Especialmente, si las concepciones políticas son antagónicas.

Brasil eligió la esperanza, por lo que estar siempre atento para no decepcionarlo. Es mi compromiso con ustedes en este Día del Trabajo.

Buenas noches.

Y que Dios bendiga a nuestro Brasil.

+ posts

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas