El fracaso cultural de América Latina

5
279

Admiro a los Estados Unidos de Norte América desde que tengo uso de razón. Creo que esa admiración es el resultado de las largas charlas con mi abuela Marcelina Villarroel Cadima, una amante del orden, la paz y el trabajo. Siempre me hice las mismas preguntas ¿Por qué el norte de nuestro continente es rico? ¿Cuáles son las causas para que el sur sea pobre?

Con los años encontré la respuesta, el secreto es la cultura.

La revolución estadounidense fue profundamente cristiana. E inspirada en los trabajos de brillantes personajes como el teólogo Francis Hutcheson, el economista Adam Smith y el filósofo David Hume. Fue éste ultimo que declaró: “si los hombres fueran generosos y la naturaleza pródiga, la justicia no tendría razón de ser. La naturaleza humana es inmodificable, si queremos cambiar los comportamientos debemos cambiar las circunstancias”. Esa circunstancia no es otra cosa que el sistema político que se deriva de la concepción ética del hombre como es, y no del falso presupuesto del hombre como debe ser.

Esas fueron las ideas que inspiraron a los “founding fathers” cuando redactaron la constitución estadounidense en 1787. Los constituyentes americanos diseñaron una república y no una democracia. Sabían muy bien, que las democracias son un camino para la tiranía de las mayorías, el gobierno de las pandillas decía Thomas Jefferson.

En éste lado del continente, y con salvadas excepciones, nuestros procesos independentistas fueron guiados por personajes jacobinos. Por ejemplo Simón Bolívar dijo: “En América debe gobernar un monarca con el nombre de presidente”. Para llegar a esa conclusión en una carta al Gobernador de Barinas escribió: “Jamás la división del poder ha establecido y perpetuado gobiernos, solo su concentración ha infundido respeto para una nación, y yo no he liberado a Venezuela sino para realizar este mismo sistema”.

El mismo Bolívar usando un pretexto burdo para deshacerse de Francisco de Miranda, el hombre más destacado de su tiempo. Un patriota admirador de la ilustración escocesa y la revolución americana. Visiones que chocaban de frente con el iluminismo jacobino de Bolívar.

El filósofo Armando Ribas, en varios de sus brillantes trabajos, muestra que América Latina siempre fue presa de caudillos folklóricos que diseñaron un sistema político eficiente para ellos, pero fatal para la gente de a pie. Ni Evo Morales ni Rafael Correa y mucho menos Hugo Chávez son verdaderos políticos. Son solo las versiones actualizadas de los viejos caudillos.

Durante las décadas de los 80 y los 90 nos vendieron la democracia como la pomada milagrosa. El mejor camino para alcanzar economías prosperas y desarrollo social. En realidad nos estafaron. La democracia solo sirvió para que las “elites herméticas” (brillante concepto de Yorbis Esparrogoza) monopolizaran la acción política. En síntesis, el latinoamericano debe decidir entre socialismo de diferentes tonos.

¿Qué necesita América Latina? Un proceso político que le devuelva a la gente las funciones, poderes y recursos que el estatismo siempre le quito, una devolución y no una revolución. Proceso político que solo puede ser conducido por una fuerza de derecha. Ya es hora de dejar las ambigüedades y el centrismo ingenuo.

+ posts

5 comments

  1. LLucio 4 enero, 2019 at 14:05 Responder

    Pues mira amigo, te equivocas de plano al tratar a toda Sudamérica como un solo bloque. Perú no es igual a Argentina, y Venezuela no es igual Chile (ni de lejisimos). Hay procesos interesantes en los países sudamericanos en estos años y es algo que alumbrará algo propio de este continente, nuestro liberalismo, o republicanismo, difícilmente puede ser igual al Anglo sajon pues nuestra herencia es hispana y por ende, profundamente católica. Nuestro liberalismo no cree que “el hombre es el lobo del hombre” sino que “todos somos hermanos en Cristo” esa perspectiva moral dificulta el individualismo hasta cierto punto, pero al mismo tiempo es distinto a cualquier colectivismo socialista. Hay que ser optimista y enseñar a nuestra gente el valor de la libertad civil individual y económica, lo cual toma mucho tiempo y esfuerzo, pero es algo que debe hacerse constantemente, y este es nuestro legado para las siguientes generaciones. Saludos!

  2. Gustavo 5 enero, 2019 at 11:17 Responder

    Las causas para que un alto % sea pobre en el sur de america son uds , la desendencia y la cruza de los aborigenes con los europeos!!!!

  3. Alfredo Meyer 9 enero, 2019 at 03:51 Responder

    Es una tontería querer responsabilizar a Bolivar por nuestro fracaso económico, son otros los factores , uno de los más importantes es la participación excesiva del estado y la limitación de la participación ciudadana en la actividad económica, a diferencia nuestra los ingleses construyeron una nación desconfiada del estado y celosa de mantener los derechos de los ciudadanos, y esto a la larga resultó mejor.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas