Libertarios de Antioquia marzo 5, 2019

[ A+ ] /[ A- ]

No conozco falacia más grande que la de un grupo de “jóvenes” convencidos de que el futuro de una nación recae sobre ellos, sobre todo, cuando se habla de estudiantes universitarios, que en general, no suelen producir mas que una “cosecha de piedras”.

Estos individuos se van de marcha en marcha, de protesta en protesta, dañando la propiedad privada y exigiendo un mundo de “derechos” que de ninguna manera han adquirido. Al parecer aquellos improductivos “jóvenes” no se han dado cuenta que el dinero es fruto del esfuerzo y el trabajo, y que estudiar es una inversión que demanda tiempo, pero que como toda inversión tiene sus riesgos.

Al parecer además, nadie les explicó nunca que mientras usted está en la universidad, sigue siendo un simple bachiller. Si usted no termina sus estudios y se titula, sigue siendo el mismo que cuando empezó, aunque solo le falte una práctica profesional. Tampoco creo que nadie les haya explicado que terminar una carrera no quiere decir que no tenga que seguir estudiando y ser competitivo para ser el mejor, si no quiere terminar en un trabajo que bien pudo haber conseguido sin perder el tiempo y sin haber echado a perder el dinero de los demás.

¿Y qué decir de las carreras que escogen?

Figura No. 1: Profesional de «Ciencias Humanas» desempleado (Tomado de enlaupea.com).

He oído a más de uno decir que «No se necesitan más policías» ¡Pero claro, porque la delincuencia se está acabando! Mas bien porque no piensan en que no se necesita más licenciados, y si no, se fijan que para 21342 puestos de docente se presentaron 224148. Me parece que las cifras hablan solas. Y eso sin tener en cuenta que un profesional puede adquirir la técnica para enseñar, pero un docente no puede ejercer otra profesión.

Un sistema inteligente escogería a las mentes más brillantes y les invertiría más dinero, precisamente porque son como su nombre lo indica; una “inversión”. Tendríamos los ingenieros y médicos oncólogos que nos están haciendo falta, y no un montón de sociólogos y filósofos que a lo sumo crean utopías para venderle falsos sueños a la gente.

Mientras en países desarrollados se premia al mas inteligente y al mas disciplinado, aquí le damos subsidios al más inútil, porque “pobrecito, él también tiene derecho a ser alguien en la vida”.

¿Entonces?

Usted señor estudiante está equivocado; o produce alguna cosa que genere riqueza para el país, o mejor busque un arte para sobrevivir. Deje de pedir comida y trasporte gratis, y esfuércese por trabajar mientras perfecciona su proyecto de vida, porque, aunque le duela, aporta más a nuestra riqueza el señor que tiene una tienda de víveres y genera bienestar y empleo, aunque tenga tercero de primaria, que usted que esta convencido de que todos nosotros le debemos.

Y después pregunta: ¿Por qué somos pobres?

 


Este artículo fue escrito por Débora Del Toro:

Psicóloga de la Universidad Antonio Nariño (Campus Medellín Antioquia, Colombia). Gracias a su gusto por la lectura, desde joven ha tenido curiosidad genuina por conocer la dinámica del funcionamiento del mundo. Gran analítica de las diversas manifestaciones del marxismo cultural, ya que considera que los malos planteamientos y soluciones que éstos movimientos le han ofrecido a las llamadas «minorías»; no han permitido una reivindicación de sus orígenes que en un principio gozaban de carácter liberal. Empresaria independiente y miembro de «Libertarios de Antioquia».

Somos “Libertarios de Antioquia” y “Antioquia Libre y Soberana”, movimientos de inspiración libertaria para conseguir la independencia de Antioquia (Colombia) por medios pacíficos.

Estudiosos de la “Escuela Austríaca de Economía”; donde se encuentran nombres como el de Ludwig von Mises, Friedrich Hayek, Murray Rothbard, Jesús Huerta De Soto, Miguel Anxo Bastos, Juan Ramón Rallo, Peter Schiff, entre otros; de la historia en general, y de la psicología clínica y social promovida por el liberal clásico, Dr. Jordan B. Peterson.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas