diferencia entre libertarismo y libertinaje

Diferencia entre Libertarismo y Libertinaje – Por Walter Block

0
103

Este fragmento hace parte de la entrevista realizada por David Chávez Salazar, Miembro del Equipo de Bloggers de Estudiantes por la Libertad y de Mises Colombia.

David: hablemos un poco sobre su visión del libertarismo. Dentro de esta filosofía ha emergido un grupo cuyo pensamiento social es muy parecido al de la izquierda moderna, lo que en Estados Unidos llaman “liberales”, o lo que en España e Hispanoamérica llamamos “progres”. Estos “libertarios” están a favor de las leyes antidiscriminación y fomentan una visión equivocada de la tolerancia, según la cual debemos darle nuestra aprobación a todos los comportamientos que se nos crucen en el camino, incluso si nos parecen inmorales o desagradables. Es por eso que la opinión pública a menudo cree que libertarismo es sinónimo de libertinaje. Paradójicamente, esos “libertarios” no pueden aceptar que haya libertarios que profesamos los principios de la moral burguesa, o libertarios que nos oponemos a cosas como el multiculturalismo y la ideología de género. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Block: creo que se debe establecer una clara distinción entre libertarismo y libertinaje. Se deletrean casi de la misma manera y, de hecho, no están a 180 grados uno del otro. Una razón adicional para esforzarnos por distinguirlos claramente. El libertinaje dice que es bueno, virtuoso, admirable, participar en desviaciones sexuales y otro tipo de prácticas, como beber, drogarse, prácticas sexuales inusuales, sadomasoquismo, etc. El libertarismo sostiene que, solo, si esas prácticas se realizan entre adultos y bajo mutuo consentimiento, deberían ser legales. La filosofía no ofrece ninguna evaluación de las mismas. Eso es en pocas palabras, “thin” libertarianism – libertarismo “fino” –. Está limitado por el Principio de No Agresión (PNA), y los derechos de propiedad privada basados en la apropiación original (homesteading). En agudo contraste, los “thick libertarians” de izquierda – libertarios en un sentido vulgar, lo contrario a los libertarios finos – afirman que esas prácticas, además de muchas otras, tales como la tolerancia hacia todas las prácticas no invasivas, el favorecimiento de los matrimonios mixtos, o el apoyo a la comunidad LGBT, son parte integrante del libertarismo. En eso están total y completamente equivocados. Uno puede ser un libertario en regla al mismo tiempo que odia a todos esos grupos y actividades. Lo único que se exige es que no se inicie ningún tipo de violencia en contra de ellos. Los colaboradores del blog “libertario” Bleading Heart están entre ese grupo de gente. En efecto, están tratando de secuestrar el libertarismo para ponerlo en función de sus propios fines personales. Considero que es una acción malévola. Da la casualidad de que a mí me gusta el ajedrez, la música barroca y la natación. Supongamos que tuviera que definir el libertarismo de manera que incluyera esos gustos míos. Entonces diría que, si tú no estás de acuerdo con esas preferencias mías, tú no eres, realmente, un libertario. Si hiciera esto, debería ser condenado rotundamente por tergiversar el libertarismo. Estaría inmerso en un comportamiento casi fraudulento. Eso es lo que esos thick libertarians están haciendo. Sus puntos de vista deben ser rechazados tajantemente por todos los partidarios de nuestra querida filosofía.

Author profile

Economista. Anarcocapitalista y paleolibertario. Aficionado a la historia económica y a la teoría monetaria.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas