Yorbis Esparragoza febrero 15, 2019

[ A+ ] /[ A- ]

Suele asociarse al vocablo derecha como una etiqueta de demérito entre aquellos que la ven como amenaza: “todo aquel que no sea socialista, comunista, marxista es de derecha”. Muy poca gente dice ser abiertamente de derecha por prudencia, porque los zurdos son más populares y más agresivos.

Pese a que muchos repiten sin cesar que izquierda y derecha son términos obsoletos, refleja una necia incapacidad de querer comprender las ideologías y doctrinas políticas, con todo y algunos paradigmas que por supuesto, hay que tomar en cuenta actualmente (p.ej.: globalismo, crimen organizado, Islam contra Occidente, fake news y el 2.0, etc.).

La derecha está más vigente que nunca, se refiere a una postura política que refleja un conjunto de ideas basadas en la evidencia empírica y que en suma, protege los intereses individuales. Veamos en detalle 10 elementos de la derecha:

  1. Menos Estado. Quien manda es el ciudadano, las relaciones sociales son privadas, por tanto, no hay burocracia, ni corrupción y en lo sucesivo, hay pocos o cero impuestos. Al quitarle poder al Estado, baja el gasto público y el país no se endeuda. Es la fórmula mágica por la que huye todo estatista.
  2. Más que un gobierno, impera el derecho. Todos son iguales en la ley ante la ley, eso es democracia. El individuo no necesita que lo manden, saca al partido y al mesías de su vida.
  3. Federalismo. Desde la descentralización del poder, cada ciudad logra su desarrollo con sus recursos y decisiones políticas autónomas.
  4. Propiedad Privada. No se logra ser ciudadano sino se administran bienes propios.
  5. Libertad. De todo tipo, con la única condición de respetar el proyecto de vida del prójimo.
  6. Nada es gratis. Rechaza el asistencialismo. Todo lo que el gobierno da es sacado del bolsillo de los contribuyentes con impuestos. Esto implica que los sistemas de salud y educación quedan bajo la estructura privada y se plantean mecanismos de voucher para personas de bajos recursos.
  7. Capitalismo y libre mercado. La riqueza no se distribuye, se produce y comercia. Este sistema se caracteriza por contener trabajo duro, ahorro e inversión. El banco central es una máquina de imprimir billetes que genera inflación por lo que debe ser erradicado del sistema. Circulan libremente las monedas del mercado mundial. No existen leyes que intenten regular la economía, el mercado se autorregula con las leyes de oferta y demanda.
  8. Protege sus acervos. Tiene que ver con el espíritu patriota y la defensa de las tradiciones nacionales, sin ser enemigo de lo diferente y lejano (parafraseando a F.A. Hayek).
  9. Las relaciones sociales se rigen bajo principios morales cristianos infundidos a través de la familia. Beneficencia, no malefícienla y justicia son las bases que todo individuo necesita para salir a la sociedad. Hay libertad de culto pero, se vigilan religiones que ponen en riesgo la paz y el respeto a la libertad, tal como el Islam.

El Cristianismo moldeó la civilización occidental en muchos aspectos importantes. La teología cristiana estableció la santidad del creyente individual, y llamó a obedecer a Cristo, una autoridad por encima de cualquier César o gobernante secular, ideas que perfeccionaron y apoyaron el concepto de libertad bajo la ley. Instituciones cristianas, en especial el Papado de la Iglesia católica en sus luchas con el Emperador del Sacro Imperio y los monarcas locales, legaron para Occidente la idea de poderes separados, y por tanto limitados.

James Kurth (ateo y cristiano cultural)

en Civilización Occidental, nuestra tradición

 

  1. Solo hay tres derechos fundamentales: vida, propiedad y libertad. El orden se mantiene al no otorgar privilegios. La ley se aplica a todos por igual. El individuo al no tener mesías-salvador-todopoderoso que le gobierne, aprende a conducir su vida por sí mismo, sabe quién es, lo que quiere, lo que le hace feliz, etc.

La derecha es la solución ante tanta muerte y miseria que conocemos consecuencia de gobiernos despóticos, porque cada quien es libre de realizar su proyecto de vida sin que alguien le imponga restricciones. De Cuba no salen balseros hacia un océano infestado de tiburones porque la izquierda sea buena, todo lo contrario.

Le invito a romper con el mito de que la derecha es mala y comenzar a desearla para usted, su familia y su país.


 

Lic. Filosofía. Analista político.

6 pensamientos a “Decálogo de la derecha  

  1. Buenos días, tengo varios problemas con ese decálogo. Específicamente con la salud y educación privatizada. Doy ejemplos. Hace diez años mi abuela fue operada de cálculo vesical en el Hospital Universitario de Maracaibo; quien la operó era doctora quien había hecho el pregrado en la Universidad del Zulia y el doctorado en el exterior -becada por ser profesora de la instituciòn. Salió muy bien. tuvimos a la abuela varios años màs. Frente a esto, mi hijo, por insistencia de la madre, nace en clínica privada. Como era diciembre y al bebé le tocaba nacer a inicio del año siguiente, la doctora decir sacarlo mucho antes, el trece de diciembre. El niño prematuro es sometido a transfusiones y respiraciòn artificial, durante quince dìas. Casi muere. quien cubre esos gastos soy yo.
    Frente a esto, he estudiado en instituciones públicas y una privada. mientras las públicas han sido excelente, muy buenas -Universidad del Zulia-, la privada es una desgracia. Venden los tìtulos, literal. hasta haciendo los trabajos copiando de wikipedia sacas veinte, claro despuès de pagar.
    Si Maduro es un asesino, corrupto, ladròn, narcotraficante; que por supuesto es. la soluciòn no pasa por vender PDVSA, la Universidad del Zulia -donde tanto pobre puede estudiar y hacerse de una carrera, como mi padre-, el Hospital Universitario, donde hay màquinas que una clìnica privada no tiene. Por cierto pàsate por la unidad oftàmològica y lo comprobaràs. No hay que salir de una hegemonìa para caer en otra. El optimismo por el libre mercado se me parece como el niño que pone todas sus esperanzas en el juguete nuevo.
    Me interesa tu opinión. Feliz día.

    1. El capitalismo necesita la vigilancia de un poder moral, lamentablemente ya la iglesia católica no tiene ese poder en occidente para guiar a los ciudadanos a elegir hacer el bien por encima de hacer el mal. Creo que la educación y la sanidad debe ser una excepción en esa obsesión de lo privado. Eso garantizaría la igualdad de oportunidades.

    2. Conozco todo lo que dices porque soy de Venezuela, estudié y trabajé en instituciones públicas y privadas. Conozco los vicios del Estado y su poder así que no podrás engañarme con un discurso de que con lo gratis nos va bien. Te puedo asegurar que en tu vida haz probado liberalismo porque eso no existe aquí ¿por qué privado es mejor? porque cuando tienes 10 clínicas compitiendo para que los pacientes disfruten sus servicios ¿adivina qué? te bajaran los precios, te regalarán consultas y EXIGIRÁN calidad en atención. Así funciona el mercado.
      Perdona pero, insisto, lo que haz vivido es socialdemocracia mediocre y socialismo maldito.
      Solo aquel que tiene miedo a la libertad insiste en seguir viviendo bajo el yugo de su amo, el Estado.

  2. desde que recuerdo yo lo tengo claro. soy de derechas. no quiero politicas que me digan como vivir ni que repartan mi dinero, o parte de el.. no es ideologia es una forma de ser libre, aunque sea entre comillas. la izquierda por su ideologia no puede ser democratica. los partidos de izquierda son violentos y totalitarios no respetan la libertad religiosa, y no respetan los derechos humanos, en el momento que discrepas de ellos..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas