John Alejandro Bermeo noviembre 20, 2018

[ A+ ] /[ A- ]

Joshua Enior Jiménez, conocido como un gran defensor del cristianismo y la filosofía paleolibertaria, fue censurado ayer por facebook debido a las denuncias provocadas por dar su opinión sobre una obra del artista contemporáneo, Marc Quinn.

Marc Quinn es un conocido artista que en sus obras explora “lo que es  ser humano en el mundo de hoy”, lo que incluye el cuerpo y la identidad.

En las esculturas desarrolladas por Quinn en los últimos años, ha optado por producir retratos de personas que han elegido someterse a una cirugía estética radical, a un tratamiento hormonal o a tatuajes y piercings.

La obra de la polémica se llama “Buck Allanah”. Y en la escultura se muestran a los transexuales Buck Angel y Allanah Starr, como parte del trabajo de Quinn sobre personas que han redefinido su identidad externa mediante procedimientos estéticos y  quirúrgicos. Comentan Joachim Pissarro y Mara Hoberman:

“En este retrato doble, el par llamativo está desnudo, lado a lado, con los pies separados al ancho de los hombros, con las manos juntas. Juntos, esta pareja heroica y empoderada sugiere un mito de creación contemporánea: una historia moderna de Adán y Eva que celebra la pérdida de la inocencia expresada a través de las opciones radicales para la autoexpresión en el siglo XXI “.

 

Sin embargo, dejando de lado la subversión directa de la obra, la censura no provino de la obra en sí, sino del comentario que agudamente realizó Joshua Enior sobre ella, siendo censurado bajo la figura de “discurso de odio”.

 

Aquí le dejo al lector el texto completo eliminado por Facebook para que lo juzgue:

Imagen: Una niña posando junto al la obra del artista contemporáneo, Marc Quinn, de dos transexuales en los papeles de “Adán y Eva”.

“Lo que los activistas LGBT buscan no es tolerancia, igualdad ante la ley o una cultura más libre. Lo que buscan es normalizar lo patológico y tratar como una patología lo normal.

Se glorifica la homosexualidad, el lesbianismo, la transexualidad, la androginia como progreso e indicios de una sociedad “libre” mientras que la heteronormatividad es patologizada como una “construcción social” tipo “medieval” que la clase “patriarcal-capitalista” impone sobre las masas para “reprimir” el “espectro” ilimitado de la sexualidad humana, y así poder explotarlas. Pero me pregunto yo, ¿que grupo más fácil de explotar que aquellos incómodos con sus cuerpos, enfermos en sus mentes y carentes de control sobre sus impulsos?

Se introduce programas escolares de adoctrinamiento desde párvulos a universitarios bajo la treta de fomentar una cultura más “tolerante” pero que en sí, no tolera la más mínima crítica o disidencia al nuevo statu quo “progresista”, que realmente no es tolerancia lo que busca, sino aún más subversivamente, ennoblecer y promover la siempre creciente lista de nuevas clases “oprimidas” sexuales. En los 1960s eran los gays y las lesbianas: LG. Hoy son una infinidad de clases potenciales que la sigla termina con un signo más: LGBTQIA+ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Queer, Intersexuales, Asexuales y + por buena gana a las clases “oprimidas” todavía no “visibilizadas”). Sin embargo, si te atreves decir que la orientación sexual es caracterológico (como lo afirman muchos científicos), que el sexo es biológico (como la evidencia empírica lo avala) y que la condición óptima para la crianza de niños sanos es un hogar con una madre y un padre (como montañas de estudios en las ciencias sociales y la misma experiencia lo demuestran), no solamente eres estigmatizado como “homofóbico” y “transfóbico” (condiciones patológicas inexistentes), también corres el riesgo de perder el trabajo, una promoción, una beca, una oportunidad de estudio, en fin, tu reputación.

Y por supuesto, como toda ideología que es antinatural y contraria al sentido moral del ser humano, se requiere de constante cabildeo, expansiva legislación, inmenso burocratismo, y campañas masivas mediáticas para de manera forzosa sofocar el sentido moral natural, imponer el artificial orden “moral” à la mode y censurar cualquier disidencia al ethos progresista.

Perdón, pero prefiero perder la reputación que mi conciencia; prefiero perder la popularidad que mi propia libertad; prefiero ser tachado de “fobias” que no existen que celebrar delirios que mutilan cuerpos sanos y dejan las mentes enfermas.

La lucha, como bien lo previó Gramsci y luego lo perfeccionó Beauvoir, Sartre, Foucault, Derrida y el resto de los neomarxistas, más que política y económica, es una en esencia, cultura y moral. Cuando el marxismo no pudo entrar vía la revolución del proletariado en el Occidente, se transmutó en una revolución por la progresia y sus fetichismos decadentes, estableciéndose primero en los centros de educación superior, luego en los medios comunicativos y la cinematografía, y como ahora vemos, en poderosos y de alcance global ONGs (“Organización no gubernamental”, que en sí, es una grande contradicción pues son precisamente los gobiernos los que más trata de influir).

Aquellos que levantan las banderas pro-aborto, pro-LGBT, pro-feminismo, no importa cuánto lo nieguen, han tomado la bandera roja del comunismo. Son, en palabras de Lenin, los “idiotas útiles” del Occidente, cuyas mentes son tan crédulas y tan fácilmente adoctrinadas, que sin darse cuenta están abriendo las puertas para que el Caballo de Troya entre y mine lo que a un gran número de generaciones anteriores les costo esfuerzo, trabajo, ética y disciplina construir y heredarnos.

Que se sepa, tan claro como la luz del día: Yo soy anti-aborto, anti-LGBT, anti-Feminismo y anti-cualquier otra basura ideológica que intenta secuestrar el marco ético sobre el cual se basa nuestra prosperidad económica, nuestra libertad política y nuestra fuerza moral como civilización Occidental, y que llama una devolución moral, un supuesto progreso humano.

Yo soy, en pocas palabras, un Cristiano Conservador (aunque bien, no necesitas serlo para reconocer la veracidad de lo que te digo)”.

Josua Enior Jiménez

Director at Inst. Mises Colombia

Es el Director de The Mises Report y el anfitrión del podcast de the Libercast's show.

6 pensamientos a “Cristiano Conservador es censurado por desenmascarar la ideología de género

  1. UN EJEMPLO DE LA INTOLERANCIA DE QUIENES CLAMAN POR TOLERANCIA:
    LE LLAMAN “DISCURSO DE ODIO” AL DERECHO DE TENER CRITERIO Y SER CONSECUENTE CON LA CRIANZA Y VALORES RECIBIDOS.
    NO QUIEREN NI PERSIGUEN UNA SANA CONVIVENCIA, SINO, LA DESTRUCCION DE TODOS AQUELLOS PILARES QUE HAN DEFINIDO LA MISMA LIBERTAD DE LA QUE HOY, SE QUIEREN APROVECHAR Y VALER PARA CONSEGUIR SUS AVIESOS Y TRASNOCHADOS FINES.
    PRETENDEN DESCONOCER DE UN PLUMAZO, INCLUSO, A LA PROPIA NATURALEZA HUMANA, TRASTOCANDO TODO AQUELLO QUE A LA EVOLUCION LE TOMÓ CIENTOS DE MILES DE AÑOS DESARROLLAR.
    SUS METAS SON EL DESTRUIR E IMPONER, DEBIDO A QUE, SUS POSTULADOS NO RESISTEN EL MÍNIMO ANÁLISIS Y, ÚNICAMENTE, SON FRUTOS DEL DELIRIO Y EXTRAVÍO MENTAL.

    1. cuando llega a tu casa a tus hijos y traspasa las leyes de tu pais, ya es tema tuyo, la tolerancia es dejar que otros hagan lo que quieran. ser permisivo es lo que esperas tu que hagamos el resto aceptando tu “intolerancia” a nuestras costumbres familiares.

  2. Muy bien expresado, y esa basura de ideología de género empezó por los altos centros de estudios, por ahí se debe dirigir la ofensiva para destruirla. La liga del marxismo con el Complejo de Edipo de Freud, algo sin base, cuando sabemos que Freud hizo sus estudios sobre personal con trastorno psiquiátrico, no en personas normales, por tanto la conclusión de que el sexo determina la conducta es falsa, solo es cierta en pacientes psiquiátricos. La Ideologia de Venero no tiene fundamento.

  3. No soy ni muy cristiana ni muy conservadora, pero concuerdo totalmente con el artículo y la opinión de su autor. Bajo las palabras “libertad” y “tolerancia” se esconden muchas veces aberraciones y quienes no opinamos de la misma manera somos intolerados tildados de intolerantes y no tenemos libertad de opinión. Paradójico. Para defender los derechos de unos se han censurado los derechos de otros.

  4. – Si Tienes Pies Sanos para caminar, pero decides que quieres Arrastrarte porque es tu libertad de eleccion y te identificas con una serpiente y no un humano, no no estes fruto de una condición, lo que estás es loco y punto, el pretender cambiar las leyes para que tu patología sea vista como algo normal, no cambiará el hecho real, pero introducirá en la gente sana el virus de tu patología sin una defensa que permita contenerla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas