Crecimiento económico de Bolivia era un fraude, se viene la crisis

9
4015

Bolivia cobró relevancia el año 2013 cuando su PIB alcanzó un crecimiento del 6.5%. Analistas de toda América Latina alabaron la gestión de Evo Morales, y funcionarios del gobierno recorrían el globo mostrando el éxito del “modelo boliviano”.

Aprovechando tan favorable coyuntura, en noviembre de ese año, el Gobierno decretó el “Segundo Aguinaldo Esfuerzo por Bolivia”, medida que obliga las empresas a pagar dos planillas salariales extras enteras a todos sus empleados, en palabras sencillas, los trabajadores cobran catorce sueldos en un año de doce meses.

Desde entonces, entre noviembre y diciembre, se vive el tire y afloje entre el sector empresarial, los trabajadores y el Gobierno. Los primeros piden, con sobradas razones, que no se los asfixie con decretos tan draconianos, los segundos salen a defender sus “derechos” y el Gobierno que aprovecha la coyuntura para agrandar su círculo de acción.

Pero, y por mucho que a economistas, trabajadores y abogados no les guste, el trabajo no es un derecho, sino una mercancía cuyo precio debe ser fijado en el mercado. Mientras mayores “beneficios” sociales se tengan en el presente, los índices de desempleo serán más grandes en el largo plazo. O sea, fiesta hoy, resaca mañana.

Lastimosamente, la resaca ya llegó. Según datos de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba, 939 empresas Cochabambinas suspendieron sus operaciones el pasado 2018. De ese total, el 91% lo componen empresas unipersonales, y el restante 8% corresponde a Sociedades de Responsabilidad Limitada o Sociedades Anónimas.

En una entrevista al periódico Los Tiempos, Javier Bellot, presidente de los empresarios de Cochabamba, expresó lo siguiente: “Este fenómeno se debe a la gran carga laboral, sanciones impositivas, requisitos que el Gobierno impone para establecerse formalmente y el poco apoyo que se brinda a las empresas”.

Para el economista y asesor de inversiones Mauricio Ríos García, “el modelo de sobre estímulo a la demanda interna ya está agotado, y es urgente que el Gobierno tome medidas para fomentar la inversión privada”.

Penosamente, el gobierno de Morales está yendo por la ruta contraria. Por ejemplo, en días pasados El Banco Interamericano de Desarrollo y El Estado Plurinacional de Bolivia firmaron un nuevo contrato de crédito internacional por un monto de 100 millones de dólares americanos.

Sí señores, el Gobierno antiimperialista de Bolivia depende de los dólares que puede conseguir en los organismos de crédito internacional. Medida que se seria justificable, si fuera a ser usada, por ejemplo, en un proceso de dolarización. Pero no, ese crédito será usado para seguir financiando el gasto fiscal, en palabras sencillas, es tapar un hoyo pequeño, abriendo uno más grande.

¿Y la oposición? Carente de todo proyecto político serio, resume su discurso a un devaluado 21F que dentro la actual coyuntura económica es un tema absolutamente insignificante para la población de a pie, pero muy rentable para los politiqueros que no quieren perder vigencia.

Siento ser tan pesimista, pero a los grandes empresarios les aconsejo invertir afuera del país, a las familias ahorrar en dólares y a los más jóvenes buscar nuevos horizontes más allá de nuestras fronteras.


 

+ posts

9 comments

  1. Ruiz 11 julio, 2019 at 08:42 Responder

    Muy limitado su análisis, las reservas internacionales tienen buen nivel, la proporción de la deuda respecto del PIB es de las más bajas de la región, la inflación no presenta niveles preocupantes, el déficit fiscal ha crecido pero no tiene niveles demasiado elevados, la construcción y la producción de alimentos han crecido… El problema es político, la credibilidad es muy baja y los niveles de corrupción no disminuyen, la sostenibilidad tampoco está asegurada si la exportación de gas cae y crece el déficit fiscal. Crisis como tal no hay, los bolivianos le agradeceríamos evitar las declaraciones alarmistas y tendenciosas porque usted sabe bien que eso no ayuda en lo más mínimo, afirmar que hay una dependencia del crédito con organizaciones internacionales es una falacia y no es verdad.

  2. Ruiz 11 julio, 2019 at 08:49 Responder

    Algo más, la desdolarización es de lo mejor que le pudo pasar a la economía, las ganancias de la banca y los créditos productivos han crecido y las medidas de política monetaria son más eficaces, insisto en que su análisis es muy limitado y hecho desde la visión neo liberal, está más que claro.

    • JIMMY 21 julio, 2019 at 05:47 Responder

      TENEMOS DEFICIT FISCAL MAS ALTO DE SUDAMERICA ESTA CASI AL 8,, ADEMAS LA CARGA FISCAL AL 26%,, ESTAMOS DIEZ VECES MAS ENDEUDADOS,, LAS REGULACIONES ESTAN MATANDO EL APARATO PRODUCTIVO DEL PAIS.. DE DONDE CARAJOS TE SACAS QUE ESTAMOS BIEN.

  3. Ruiz 13 julio, 2019 at 16:28 Responder

    Vaya, no publicaron mi comentario, por qué, no insulté ni escribí nada que no se pueda verificar, seguramente es porque tenemos aversión a la crítica, y más si se cuestiona nuestras ideologías (liberales) verdad? Que pena, pero les recuerdo que deben ser objetivos y que hacen mucho daño con información incompleta y mensajes alarmistas.

  4. Leticia 24 julio, 2019 at 00:06 Responder

    Son ser economista, día a dia se puede notar que estamos atravesando una crisis no solamente económica, sino también política ya que no se da lugar a una independencia de poderes, hegemonizandose la tiranía del actual gobierno para evitar auditorías que desenmascaren el desfalco de los recursos naturales y económicos que se muestra dia a dia….

  5. Leticia 24 julio, 2019 at 00:09 Responder

    Sin ser economista, día a dia se puede notar que estamos atravesando una crisis no solamente económica, sino también política ya que no se da lugar a una independencia de poderes, hegemonizandose la tiranía del actual gobierno para evitar auditorías que desenmascaren el desfalco de los recursos naturales y económicos que se muestra dia a dia….

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas