¿Cómo des satanizar el liberalismo?

0
535

La educación es el pilar fundamental para la transformación de un país, bien ha hecho la izquierda en tomar 2 pilares fundamentales de transformación nacional: la educación y la cultura, puesto que a través de ella adentrándose en el sistema educativa pueden dejar de propiciar la ciencia y el pensamiento crítico, cambiándolo por simple adoctrinamiento. Para muestra de un botón tenemos el caso Venezuela, en donde cuyo sistema educativo se habla en 70% (aproximadamente)de Marx, materialismo histórico, Keynes, y muy poco me atrevería a decir casi de forma nula se toman en consideración otras corrientes filosóficas como Hayek, Mises o Adam Smith.

Sin embargo, cuando miramos como planificadores, entendemos la relevancia de la educación durante todo este proceso, el cual involucra una sola palabra ‘transformación’, cuando el conocimiento llega a través de la educación la persona jamás vuelve a ser la misma, porque sus sentidos son abiertos para percibir con mayor amplitud por ello la educación produce transformación, desde el liberalismo, la óptica educativa es profundamente critica y todo lo cuestiona en pro de la búsqueda de la verdad y el conocimiento basado en la ciencia y la profunda investigación, la antítesis de ello lo vemos manifestado en estos gobiernos de izquierda en donde sencillamente se adoctrina y se repite consignas sin sentido crítico basado en la lógica de la élite o líder populista y aprovechando a su vez la ignorancia (entiéndase ignorancia como ausencia de conocimiento) de quienes le siguen…

En ese mismo orden ideas, nos encontramos en países donde es sumamente difícil transformar la mentalidad ciudadana, el hacer la transición de pueblo a ciudadano es tarea compleja para los reformadores o educadores del siglo XXI, pero ¿estará todo perdido? ¿Habrá un remanente dispuesto a dar la batalla? Personalmente creo que sí hay ciudadanos dispuestos a enseñar el pensamiento crítico, el escucha activa, la reflexión constante, el debatir de ideas, el desear tener un mejor país y trabajar en pro de ello.

Debe señalarse, que en estos países se ha satanizado el liberalismo a tal punto de ser despreciado por los jóvenes o el votante per se, desde demonizar al empresario como al emprendedor hasta declarar fascista al que desea tener libertad económica, así ha sido satanizado el liberalismo, pero ¿cómo podemos deslastrar el liberalismo de esa figura? ¿cuáles estrategias pudiéramos aplicar con el ciudadano común para traer alumbramiento a su vida? Para responder a estas interrogantes señalaré lo que considero una serie de estrategias que han sido efectivas para la transformación mental:

  • Realizar encuentros con estos ciudadanos y compartir ideas de libertad de forma simple, sencilla sin mucho tecnicismo.
  • Construir parábolas que expliquen de forma sencilla ¿qué es el libre mercado?
  • Realizar dramatizaciones en las comunidades que permite de forma practica enseñar ¿qué es el liberalismo, cómo se vive en liberalismo?
  • Realizar juegos didácticos que permitan familiarizarse con los ecosistemas económicos y sus implicaciones en la vida diaria.
  • Distinguir con hechos los sistemas económicos que funcionan mediante acciones que sean ajustado a la vida diario del ciudadano.
  • Contar anécdotas o historias de gente común que logra acceder a través del libre mercado a mejores posiciones económicas.
  • Clarificar mediante historias comunes, juegos o acciones de la vida cotidiana los conceptos necesarios para entender el liberalismo.
  • Realizar una lista de países en donde haya sistemas económicos liberales y socialistas y hacer que el ciudadano elija el país que mas le agrade y partiendo de allí se demuestra con cifras y hechos cotidianos las naciones en donde funcionan las ideas de libertad y regiones donde no funcionan las ideas de libertad.

De manera tal que, es tiempo de que las ideas traspasen el papel, es tiempo de unirnos desde todas los diferentes postulados del liberalismo y llevar con acciones al ciudadano común las ideas de libertad, de esa forma se puede transformar una sociedad llenándola de ideas, ciertamente el socialismo no permite que las ideas de libertad rindan su fruto de la forma tradicional, pero sí es una oportunidad para romper el paradigma y para demostrar con ejemplos que  dicho sistema o modelo no funciona ni jamás funcionará.

Enseñen, y tendrán quien sepa; eduquen, y tendrán quien haga.

Simón Rodríguez.

Pasante de Nómina en PepsiCo Alimentos S.C.A | + posts

Graduando Relaciones Industriales UC
Asesor metodológico
Emprendedor
Bloguero.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas