claudia lopez corrupcion

Caudia López también sería corrompida por el anillo de Sauron

0
165

Una de las figuras en el terreno político que ha cobrado relevancia en los últimos años es sin duda la senadora, Claudia López. Su bandera es la lucha contra la corrupción, ya que el acuerdo de paz ya se firmó con las FARC, entonces se necesita de un nuevo enemigo del que nuestros gobernantes nos protejan.  Nuestra salvación según ella viene de su mano y su partido “Alianza Verde” Ya que ella cuenta con una larga trayectoria luchando valientemente contra corruptos (algo que nadie le puede restar merito). Pero sorpresa la que nos llevamos los colombianos al ver que su partido está también permeado por la corrupción, no al nivel descarado del resto de partidos, pero no por eso perdonable, el argumento de: “y tú más” no debe servir a menospreciar el hecho de que el Consejo Nacional Electoral sanciono su partido Alianza Verde, por inscribir candidatos inhabilitados.

Claudia López es Ingenua

No voy  a tachar a Claudia López de corrupta como si lo hace ella con todo aquel que se cruza en su camino. Tampoco soy de ningún partido que sea enemiga de ella, pero si voy a llamarla ingenua. Ella se cree sus propias fantasías, de que es la única que puede derrotar la corrupción, aunque también hay que decir que no es  la única que lo hace.

Como se esperaría de un partido cuyo miembro más activo y destacado en los medios de comunicación, como el de Claudia López que se la pasa denunciando la corrupción en el país, fuera su partido precisamente el que diera ejemplo, pero no. El partido verde fue el segundo en candidatos inhabilitados superando al Centro Democrático, al que más suele tachar de corrupto. ¿Qué podemos esperar los colombianos de esa formación, que sin ni siquiera tener suficientes políticos en el gobierno ya muestra signos de corrupción?

Claudia Lopez corrupcion

Este es el listado de los partidos y el número de candidatos revocados de las elecciones en 2015

El problema de la corrupción en el gobierno, suele ser que las soluciones suelen ser en esencia dos, las cuales no funcionan pero son populares y muy rentables para los políticos quienes las esgrimen. Las soluciones que proponen vienen precisamente de donde se origina el problema que es “El Estado”.  Como dijo el periodista e historiador español, Fernando Diaz Villanueva: “querer acabar la corrupción con más estado es como querer curar la diabetes con más azúcar”. Precisamente Claudia López y el resto de políticos que esgrimen la misma bandera, es que creen que pueden controlar al Leviatan (el estado), subestiman a su enemigo y sobre valoran sus propias capacidades para controlarlo.

El Anillo necesita ser destruido

Miremos la primera solución que proponen los políticos para luchar contra la corrupción, la cual consiste en poner en el poder a los políticos y funcionarios honestos. Parece bastante lógico que poner en los puestos de responsabilidad personas honradas evitará la corrupción ¿Pero de seguro basta con poner gente honrada en un sistema que está corrupto hasta la médula? Pues desgraciadamente no, ya hemos visto muchos casos como gente honrada termina siendo corrompida por el sistema. Al igual que el anillo de Sauron, todo el que lo porta termina sucumbiendo a su poder y termina siendo controlado por él. En un sistema tan corrupto como el nuestro, los honestos se venden o terminan siendo expulsados de él, esa es la cruda realidad. Como ocurre en  la saga “El Señor de los Anillos”, el poder del anillo no podía ser controlado por lo que la solución fue destruirlo. Solamente destruyendo el poder excesivo que tiene el estado se puede derrotar la corrupción. Mientras sigamos ingenuamente creyendo que todo se soluciona con votar por  los políticos honestos, continuaremos en las mismas.

El otro problema derivado de la solución de elegir a los muchachos buenos  para gobernar, es que entre más poder tiene el Estado más debe delegar responsabilidades en otras personas, que suelen ser de su confianza. Pero al igual que todos los políticos honestos que nunca robarían un centavo, no son perfectos y no están exceptos de ser engañados por sus hombres de confianza, como le pasó a la ex alcaldesa de Madrid, Esperanza Aguirre. Ella nombró más de 500 cargos, dos de ellos de su más entera confianza están en la cárcel, por corrupción, es muy difícil que un político pueda saber todo lo que hacen los que están a su mando, lo otro es por ejemplo en el caso de Aguirre que hizo 500 nombramientos, aunque ella sea inocente y no se haya robado ni un euro (suponiendo que dice la verdad), los que ella contrató, sí. Entonces creer que un político tiene el poder para contratar solo gente honesta como ellos y así limpiar al gobierno de corruptos es una fantasía.

Ya sé que muchos dirán, pero es que se van a crear mecanismos de control para que eso no pase, es ahí donde aparece la segunda solución, la que llamo: “la solución del vigilante del político/funcionario.” La cual consiste prácticamente en contratar a alguien para que vigile al político o funcionarios de que cumpla cabalmente con su deber. Pero ¿Quién vigila al vigilante? ¿Qué garantía hay de que el vigilante no se asocie con el político para delinquir? Pues como es de esperarse son preguntas sin una respuesta satisfactoria. Es absurdo crear una cadena de vigilantes. En Colombia esa solución ya se aplicó cuando se creó la figura de los contralores, lo cual no ha devengado en menos corrupción, lo que se logró con ello es que la tarta de la corrupción se parta en más trozos y por lo tanto tengan que robar más para ganar lo mismo, sin contar que aumenta la burocracia (más gasto público), hace más enredados, costosos y largos cualquier trámite.

Colombia tiene niveles de impunidad de alrededor del 70%

A la segunda solución suelen, los demagogos de la lucha anticorrupción, sumarle que aumentaran las penas y castigos a los corruptos, eso es otra fantasía, Colombia tiene niveles de impunidad de alrededor del 70%. Es ingenuo creer que con tal impunidad un político o funcionario se sienta amenazado por la justicia, sabe que difícilmente pagará por sus delitos. En China las penas por corrupción son altísimas, inclusive dan pena de muerte en ciertos casos, y aun así su corrupción es inmensa, porque el peso de su Estado sigue siendo bastante grande y sus políticos y funcionarios siguen teniendo un gran poder.

No hay que dejarse engañar por los vendedores de humo como Claudia López, si en verdad quiere reducir la corrupción significativamente, debe proponer reducir el número de políticos y funcionarios, además de quitarle poder a los mismos. Entre más dinero manejen ellos más dinero dispondrán para robar, por eso se debe reducir al mínimo el estado para que tengan menos recursos de los cuales apropiarse y que los ciudadanos más fácilmente puedan vigilar. Eso requiere de menos impuestos y menos gasto público, cosa que ningún partido político en Colombia propone. Por eso debemos recordar la sabia frase que dice: “Donde mejor está el dinero del contribuyente, es en su bolsillo”.

Autor en | Web | + posts

Es un liberal que fue de derecha y luego de izquierda, finalmente se toparía con el camino libertario. Aunque es ingeniero de profesión, es profundamente estudioso de la economía austríaca y política actual.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas