Cinco razones por las que el Che Guevara no es genial

4
3664

No es raro ver las camisetas de Che Guevara usadas con orgullo en todo el mundo. Su retrato es uno de los más icónicos de la historia y la imagen más reproducida en la historia de la fotografía.

De hecho, la revista Time lo nombró una de las 100 personas más influyentes del siglo XX. Es venerado casi como un dios en Cuba. Los escolares comienzan su día recitando “seremos como el Che”.

Desafortunadamente, muchos no están educados sobre la verdadera naturaleza de la Revolución Cubana, y mucho menos por la participación del Che en ella. A pesar de sus objetivos declarados de libertad y justicia social, la Revolución Cubana estuvo marcada por la violencia y la lucha. Pero al estilo comunista típico, el régimen de La Habana ha mezclado propaganda y violencia para retratar una imagen romántica de este criminal revolucionario.

1.) Ordenó cientos de ejecuciones sin juicios.

Olvida el debido proceso. Durante la Revolución Cubana, el Che condenó a muerte a muchos que nunca habían sido acusados ​​y no se les dio un abogado. El New York Times  estimó que en los primeros dos meses de la Revolución Cubana, hubo aproximadamente 528 ejecuciones de escuadrones de fusilamiento. El Libro Negro sobre el Comunismo cita un total de 14,000 ejecuciones a fines de los años sesenta. Che fue citado en 1962 por el editor de la RevolucÍon , Carlos Franqui, como diciendo “Hemos ejecutado muchas personas por fusilamiento sin saber si eran totalmente culpables. A veces, la Revolución no puede dejar de realizar mucha investigación”. [I]

Los disidentes del nuevo régimen, incluidos los civiles desarmados, no fueron tolerados. El Che explicó su enfoque de la justicia de esta manera: “No necesitamos pruebas para ejecutar a un hombre. Solo necesitamos pruebas de que es necesario ejecutarlo “. No ocultó su desdén por los estándares legales convencionales, y calificó la evidencia y la carga de la prueba como” detalles arcaicos burgueses “. [Ii]

En un discurso ante las Naciones Unidas en diciembre de 1964, el Che confirmó la despiadada reputación de su gobierno y declaró: “Sí, hemos ejecutado, estamos ejecutando y continuaremos ejecutando”. [Iii]

2.) Despreciaba abiertamente a los Estados Unidos.

El Che no solo despreció a los “imperialistas” de los Estados Unidos, sino que también declaró libremente que quería lanzar una guerra nuclear contra Estados Unidos.

En 1962, después de la resolución de la crisis de los misiles cubanos y la retirada de los misiles soviéticos de Cuba, el Che le dijo al Daily Worker de Londres : “Si los misiles hubieran permanecido, los habríamos usado contra el mismo corazón de los Estados Unidos, incluida Nueva York. Nunca debemos establecer una convivencia pacífica”.

El Che creía que la única forma de lidiar con la “hiena” estadounidense era mediante el exterminio, y que construir un mundo mejor requería una guerra nuclear.

3.) El odio y el asesinato masivo estaban en el corazón de su revolución.

El Che era un asesino a sangre fría, y lo disfrutaba. Dijo que “un odio implacable” hacia el enemigo transforma a los hombres en su ejército en “una máquina de matar efectiva, violenta, selectiva y fría”. Incluso le escribió a su propio padre que “mis fosas nasales se dilatan mientras saborea el olor acre de Pólvora y sangre … Me gustaría confesar, papá, en ese momento descubrí que realmente me gusta matar “.

El Che fue absolutamente despiadado a la hora de ver la revolución y estuvo dispuesto a tolerar el asesinato en masa con este fin. “Lo que afirmamos es que debemos avanzar por el camino de la liberación, incluso si esto cuesta millones de víctimas atómicas”. [Iv]

4.) No había espacio para la libertad de expresión en su revolución.

En una sociedad verdaderamente libre, a las personas se les permite la libertad de expresión. Con esta libertad de expresión viene la libertad de prensa y disensión. Che habló abiertamente con José Pardo Llada, un periodista cubano, y le dijo a Llada: “Debemos eliminar todos los periódicos; No podemos hacer una revolución con la prensa libre”. [v]

Tener un diálogo abierto sobre diferentes opiniones no era una opción en la “Cuba libre”. El fanatismo de Che incluso infectó sus relaciones personales; solo se hizo amigo de aquellos que tenían una mentalidad similar: “Mis amigos son amigos solo mientras piensen como Lo hago políticamente”. [Vi]

5.) Promulgó un sistema penitenciario muy parecido al de la Rusia soviética.

Al igual que Stalin con sus campamentos de gulag soviéticos, el Che estableció cárceles políticas donde se hizo cumplir el trabajo forzoso. Estos campos de reeducación fueron una forma de castigar a los contrarrevolucionarios, disidentes y opositores políticos. “Enviamos a Guanahacabibes [es decir, campo de trabajo cubano] personas que han cometido crímenes contra la moral revolucionaria … es un trabajo duro … las condiciones de trabajo son duras…” [vii]

Incluidos en este sistema criminal estaban los “delincuentes” o aquellos que estaban involucrados con la bebida, la falta de respeto a la autoridad y la pereza o la música a todo volumen. Los homosexuales fueron seleccionados para un tratamiento particularmente brutal. [viii] También incluidos en la definición de “delincuentes” estaban los sacerdotes católicos, los testigos de Jehová y otras personas religiosas. En 1959, Fidel Castro nombró al Che como el comandante de una fortaleza convertida en prisión llamada La Cabaña en La Habana. En un momento dado, entre 800 y 1,000 presos se alojaron en las instalaciones cuando la capacidad máxima permitía 300. [ix]

Entonces, antes de subirse al carro de la cultura popular y comprar su camiseta de Che Guevara y otras parafernales del Che, entienda quién era y qué representaba REALMENTE: odio, intolerancia y asesinatos en masa.


 

[i]  http://cubaarchive.org/home/images/stories/che-guevara_interior-pages_en_final.pdf

[ii]  http://www.discoverthenetworks.org/individualProfile.asp?indid=2054

[iii]  ibid.

[iv]  ibid.

[v]  http://cubaarchive.org/home/images/stories/che-guevara_interior-pages_en_final.pdf

[vi]  http://www.discoverthenetworks.org/individualProfile.asp?indid=2054

[vii]  ibid.

[viii]  http://www.worldaffairsjournal.org/blog/michael-j-totten/truth-about-che-guevara

[ix]  http://www.independent.org/newsroom/article.asp?id=1535

Author profile
Mises Report

Actualidad & Noticias.

4 comments

  1. Miguel 8 enero, 2019 at 10:22 Responder

    Y eso sin contar su homofobia, con campos de concentración para homosexuales, o su racismo hacia los negros, con chistes incluidos sobre ellos… etc. En fin, un auténtico psicópata, un monstruo genocida que aún sigue sirviendo como símbolo de libertad para un montón de chavales lobotomizados por el neocomunismo que campa a sus anchas en las universidades y en los distintos chiringuitos del marxismo cultural que nos asola. Hemos visto imágenes del infame Che hasta en manifestaciones del orgullo gay. Pobrecillos.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas