Carta abierta a los que esperan la vacuna

0
304

Veo con mucha preocupación que los gobernantes ceban a la población diciéndoles que las medidas del Estado de excepción perdurarán hasta que se tenga una vacuna, o lo que es lo mismo, cuando tengamos la vacuna todo volverá a la normalidad.

Pero esto es una burla, una engañifa. Si tuviéramos en este momento una vacuna que de verdad funcionara y sin efectos secundarios peores, se deberá pasar por muchas pruebas antes de su producción en masa y distribución, distribución que dará prioridad al país en donde se desarrolle, posteriormente a las potencias mundiales y finalmente unas pocas a los demás países.

¿Saben quiénes han sido los primeros en testearse y lo siguen haciendo regularmente? Los políticos, sus familias y amigos… ¿Saben quiénes recibirán la vacuna primero en Latinoamérica? Políticos, sus familias, amigos y empresarios más poderosos.

Usted, señor, por favor, no sea bobo, ¿está esperando la vacuna por parte de los mismos políticos que no son capaces de dejar de robar ni en época de pandemia?, ¿realmente espera que la vacuna llegue a todos los millones de habitantes equitativamente de los mismos políticos que no son capaces de entregar mercados sin estar robando y hacer politiquería con la miseria?, ¿de verdad?, ¿está esperando la vacuna de estos hampones?

Lo que estamos viviendo ha sentado un precedente y los políticos de la mano de los medios podrán tomar estas medidas cada tanto, si lo quieren. Ni en tiempos de guerra se sometió a la población a todos los vejámenes que estamos sufriendo.

Miren, la cuarentena no funciona, solo evita lo inevitable, y estoy seguro que en el fondo todos lo saben, con el agravante de empobrecernos destruyendo la economía y los pequeños negocios, de los suicidios y de dar al traste la confianza y el tejido social en el que ya vemos vecinos denunciando vecinos…

Seré muy directo y replicaré lo que concluyeron unos investigadores en Harvard: “El distanciamiento social fue tan efectivo que prácticamente no se construyó inmunidad poblacional”. Esto significa que siempre habrá un resurgimiento del virus apenas se detengan las medidas, y lo más seguro es que este virus como el de la gripe estacional llegará cada semestre o cada año. Para nadie es un secreto que el distanciamiento social no es una medida sostenible, y posiblemente esta “cura” sea peor que la enfermedad… Entienda que el virus no se va a ir y los políticos mucho menos, hoy por hoy, es más seguro que nos maten los políticos llevándonos hacia un lento suicidio que el propio virus.

Pero señores que esperan la vacuna, hay una solución, la vacuna ya la tenemos, siempre la hemos tenido, es un regalo de la naturaleza y si cree en Dios, véalo como un regalo de Dios. La libertad está a un paso, solo necesitamos valor, valor para enfrentar este virus y los que vendrán cada año. Nuestro cuerpo tiene un arma, el sistema inmunológico, ya ha derrotado enfermedades en el pasado y lo seguirá haciendo en el futuro, y una vez las derrota produce inmunidad, y esa inmunidad también nos sirve como escudo para los más vulnerables. Si no tenemos valentía y coraje, estaremos a merced de los políticos, como un rebaño, como esclavos dispuestos a que nos dominen por el temor a la muerte, reduciendo la vida a la mera supervivencia.

Firmado: John Alejandro Bermeo

+ posts

Es el editor general The Mises Report y el anfitrión del podcast de the Libercast's show.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas