Cristian David Gil Toro marzo 14, 2019

[ A+ ] /[ A- ]

Pasada una semana en cartelera, se estima que a la fecha, Capitana Marvel ha recaudado aproximadamente USD 153 millones en EEUU y USD 455 millones en todo el planeta, convirtiéndola así en el sexto estreno más importante de la historia del cine, y el segundo más importante para Marvel Studios por detrás de Avengers: Infinity War, según informa el portal web Box Office Mojo. Solamente los films de la serie Avengers; Black Panther, Captain America: Civil War e Iron Man 3 contaron con mejores debuts. Esto posiciona a la superheroína como uno de los personajes, recientemente dados a conocer en películas, más exitosos de Marvel Studios.

Sin embargo, no es coincidencia que precisamente, un día antes de la celebración internacional del “Día de la Mujer”, haya sido llevado a cabo su estreno mundial, y que sea la primera franquicia del universo cinematográfico de Marvel protagonizada en solitario por una mujer, que además, es quizás “la más poderosa Vengadora”, pues también tendrá una participación especial en la próxima superproducción de Marvel, Avengers: Endgame, la secuela de Infinity War, que, según apuntan todos los pronósticos, batirá todo tipo de récords en taquilla. Todo esto señala a que Marvel cayó en el juego de prestarse para que la agenda de la nueva izquierda continúe avanzando a pasos lentos pero seguros, y para que el feminismo siga siendo una de sus banderas insignia. Tanto es así, que de alguna manera se podrá decir que su personaje, inspiró el proyecto Avengers, iniciado por SHIELD en el universo cinematográfico de Marvel.

Antecedentes

Capitana Marvel es una de las superheroínas más importante entre los personajes de Marvel Comics, creada por el escritor Roy Thomas y el artista Gene Colan a fines de la década de 1970, y que en ocasiones cruza su historia con la de Los Avengers y los X-Men.

Desde mayo de 2013, Marvel Studios había comenzado a planificar el desarrollo de una película basada en dicho personaje, y así fue anunciado oficialmente en octubre de 2014. Posteriormente, Brie Larson, fue presentada públicamente como su protagonista durante la Comic-Con International: San Diego de 2016.

La filmación comenzó en enero de 2018, y la fotografía principal en marzo del mismo año, teniendo como lugares a los Estados de California y Luisiana. Iniciando el rodaje, el resto del elenco se completó al igual que los guionistas adicionales. Fuera de Larson, el reparto principal del filme lo conforman los actores: Samuel L. Jackson, Ben Mendelsohn, Annette BeningLashana Lynch, Djimon HounsouLee Pace, Gemma Chan, Algenis Pérez Soto, Rune Temte, y McKenna Grace, además de las actuaciones estelares de Clark Gregg y Jude Law.

Sinopsis

La historia muestra cómo la Tierra queda atrapada en medio de una guerra galáctica entre dos razas alienígenas, en un contexto histórico que al parecer se sitúa en el año 1995. A su vez, la cinta tiene como protagonista a una mujer que inicialmente se conoce como Vers, miembro de la Fuerza Estelar de los Krees (Starforce) que viven en el lejano planeta Hala, y que están en disputa con los Skrull.

 

Imagen No. 1: Capitana Marvel se sitúa en la década de 1990. Se puede contemplar a Vers (Brie Larson) con los demás integrantes de la Fuerza Estelar de los Krees (Starforce) | Foto: Marvel Studios.

Conforme avanza la historia, Vers descubre que en realidad es humana, que su nombre de pila es Carol Danvers, y que en otra época fungió como piloto de las fuerzas aéreas norteamericanas. También descubre porqué es capaz de expulsar rayos fotónicos de sus manos y volar tan alto como cualquier nave espacial, y de dónde proviene su descomunal fuerza física. Estas capacidades hacen de Danvers el personaje más poderoso, hasta ahora, del universo cinematográfico de Marvel.

Capitana Marvel: un símbolo feminista

En un universo que ha estado protagonizado principalmente por personajes masculinos, Marvel Studios apertura una nueva etapa, con posibilidad de traer más personajes femeninos, fuera de la seductora Black Widow, cuya interpretación corre por cuenta de la despampanante Scarlett Johansson (por cierto, afín al progresismo y al feminismo radical). Es así como Capitana Marvel llega para quedarse en dicho universo, y desde su concepción cinematográfica constituye un símbolo feminista. Las razones que me han permitido llegar a esta conclusión son las siguientes:

Un símbolo feminista, solamente puede ser encarnado por una feminista

Con una cascada de premios y reconocimientos alcanzados en cerca de dos décadas de carrera –entre ellos un Oscar de la Academia–, Brie Larson, una rubia californiana de 29 años de edad y 1.70 metros de estatura, da vida a Capitana Marvel. La actriz en mención es una comprometida feminista que aplaude iniciativas como #NiUnaMenos, tal cual lo informó la Revista Gente del diario digital Infobae. Pese a que para mí, Larson presenta una actuación bastante plana y carente de toda expresividad, para los diversos lobbies feministas favorece un aire refrescante y cautivador a un universo de superhéroes liderado hasta ahora por el sexo masculino.

Capitana Marvel, codirigida por una mujer

Capitana Marvel es una arriesgada apuesta de los directores Anna Boden y Ryan Fleck, que insistieron cuidadosamente en brindarle protagonismo al feminismo en la batalla por dominar el universo propio de Marvel. Anna Boden, la mujer detrás de cámaras de Capitana Marvel, ha marcado un hito, pues el largometraje se logró alzar con el título de ser la película más vista dirigida por una mujer en su primer fin de semana en salas de cine, relevando a Wonder Woman de Patty Jenkins, y la cual llegó a los USD 103 millones en su debut en EEUU, y a los USD 409 millones en su estreno mundial.

Capitana Marvel, feminista incluso en su banda sonora

Las películas de Marvel se han caracterizado por tener impecables bandas sonoras, que siempre han estado en manos de compositores masculinos. No obstante, Capitana Marvel se sale del contexto. Pinar Toprak, compositora turco-americana, se convierte en la primera mujer compositora en hacerse cargo de la banda sonora de una película de Marvel Studios. Según informó Variety, Toprak, quien también colaboró con la banda sonora de Justice League y compuso la música de la serie de televisión Krypton, se unió a Marvel Studios con una película que tiene previsto dejar huella y romper paradigmas.

Aprovechando el pasaje histórico

Como ya he dicho, la película se encuentra ambientada en la década de 1990. Es por eso que un factor acertado a destacar es su musicalización, concentrando temas de Salt-N-Pepa, Garbage, Nirvana o No Doubt en varias de sus escenas. El uso de estas preciadas joyas de la cultura musical, concuerdan con el sello musical de otras sagas de Marvel como Guardians of the Galaxy, Iron Man y Thor; donde el componente acústico está en correspondencia con el sello que se busca dejar en cada escena.

Sin embargo, esto se ve nublado al usar el grunge como un fuerte elemento que caracteriza al personaje de Larson. El detalle no radica en el uso del grunge per se, sino en el hecho de que valerse de dicho estilo refuerza rasgos de la personalidad de la protagonista: La chica pseudo-rebelde que anhela escapar a los parámetros, que según ella, son impuestos por la sociedad más conservadora a las mujeres, y que en virtud de eso, es que ella busca despejar un camino sin importar lo que los demás piensen o digan. Esto puede interpretarse como parte fundamental de su esencia. A mi manera de ver las cosas, no observo ningún tipo de rebeldía en el personaje, sino a alguien que maneja gran cantidad de conflictos internos que profundizaré más adelante.

La falacia de la cosificación de la mujer, una vez más

Para muchos, el largometraje respeta los géneros (sexuales desde luego, no cinematográficos), y huye al machismo habitual en esta clase de historias, en donde no solo la relevancia de los protagónicos masculinos y su vehemencia suelen ser características, sino la cosificación femenina. Para los ideólogos de género, Capitana Marvel muestra un respeto absoluto por el cuerpo de la mujer, y a diferencia, por ejemplo de otras películas de superhéroes como Wonder Woman o Aquaman, no hiper-sexualiza el físico de su protagonista femenina, ya que a Larson no se le observa vestirse con mallas ajustadas ni escotes pronunciados. Parecería esto ser una intención previa al rodaje, y quizás por eso es que se opto por una actriz carente de curvas. Adicional a ello, debe destacarse que el color verde (uno de los colores insignia del lobby feminista) formó un papel fundamental en la confección de la indumentaria de la protagonista. ¿Casualidad? Lo dudo.

 

Imagen No. 2: Comparación entre Capitana Marvel “Comics” & Capitana Marvel “La Película” | Ilustración: Portal Deviant-Art.

Suprimiendo el condimento romántico

Otro aspecto a destacar de la historia, y que es muy feminista por supuesto, es que no se utilizó ningún condimento romántico. El personaje principal no está involucrada en ninguna relación amorosa, y no existen indicios ni insinuaciones sobre sus intereses amorosos. La historia se enfoca en ella, en cómo logra ser superpoderosa y en cómo enfrenta el conflicto intergaláctico al que se encuentra inmersa. Si bien los romances no tienen porque ser necesarios en un filme de superhéroes, o de cualquier otro tipo, evidentemente el apartar el condimento romántico de la historia tiene un trasfondo mucho más profundo, y es la necedad que tiene el feminismo de prescindir de éste como un motor para la humanidad, y en especial, para las mujeres.

El odio como principal motivación

Además de batallar contra las fuerzas hostiles que pretenden conquistar el universo, la Capitana Marvel debe lidiar con sus propios demonios: tratar de recordar su pasado y controlar sus emociones. En lo segundo se centra el verdadero desafío de la protagonista, pues la heroína sostiene una exclusiva importancia por descubrir su identidad y de esa manera convertirse, como le dice el personaje de Yon Rogg (Jude Law), en “la mejor versión de sí misma”. Éste inicia siendo como su principal mentor, y permanentemente le recuerda que aprendiendo a controlarse sabrá vencer cualquier obstáculo.

Hasta ahora lo acá dicho, podría resultar muy inspirador, sin embargo, a Vers no la mueve la necesidad de entender quién es realmente y de dónde procede, sino el odio por comprender porqué llegó a ser lo que es. Durante el filme se puede apreciar, cómo en recuerdos que llegan a su mente de repente, perseveró durante toda su vida hasta poder ser piloto de las fuerzas aéreas norteamericanas, y cómo para satisfacer tal fin, fue retada y ridiculizada en varias oportunidades, por hombres por supuesto. Aunado a eso, quien en un principio se pensara era su guía y aliado (Yon-Rogg), termina siendo uno de sus principales enemigos.

Estas conductas son propias de feministas militantes, y para definirlo en un sentido más conceptual, la profesional en ciencias políticas, fundadora de la organización “Salto Provida”, y paleoconservadora republicana de origen argentino; Magali Adaro, me aportó esta genial explicación:

“El Feminismo desde hace mucho tiempo no se encuentra motivado por el «amor por la mujer», sino por el «odio hacia el hombre», y esto se ve claramente en el hecho de que muchas feministas pretenden invadir espacios que suelen ser propios de hombres, como las fuerzas armadas en sus dimensiones terrestre, aérea y marítima. No es que yo padezca un trastorno de alienación ni mucho menos, ni crea que muchas de nosotras no somos capaces de ocupar un lugar en espacios así, sino que las feministas, pretenden hacerlo valiéndose, ya sea de la coerción estatal, o de la necesidad de demostrar que son mejores que los hombres que allí se encuentran. Esto es completamente absurdo, porque la competencia no debería ser con ninguno de sus compañeros hombres, sino consigo mismas, demostrándose que pueden llegar tan lejos como se lo propongan. Por otra parte, muchas de estas chicas en esta vil guerra de sexos creada por el feminismo, ocultan su feminidad, atributos y encantos naturales, como si el hacerlo fuese un impedimento para alcanzar sus metas individuales. Soy una férrea creyente de que la disciplina vence al talento, pero si esa disciplina se encuentra impulsada por el odio a los de mi sexo opuesto, y por la insustancial carestía de esconder mi belleza u otras características propias de uno como mujer, tarde que temprano los frutos cosechados por esa disciplina, se volverán en contra, o en el mejor de los casos, la amargura se arraigará como una fiel compañía.”

Me suscribo plenamente a las palabras de Magali, y creo que ellas definen perfectamente porqué el personaje de Capitana Marvel, como lo dije con anterioridad, manifiesta serios conflictos internos.

Debilitando la figura masculina

Luego de una extensa ausencia en el universo cinematográfico de Marvel, en este filme reaparece Nick Fury (Samuel L. Jackson). Debido a que la acción transcurre en la década de 1990, la película nos muestra una versión mucho más joven, con un SHIELD dando sus primeros pasos como agencia de espionaje (lo que deriva en un error de continuidad cronológica de la saga Avengers). Es así como se toma como hilos conductores del relato a Fury y Carol Danvers, siendo una buddy movie que atañen perfectamente al dicho de “más vale solo que mal acompañado”. Pese a que en el largometraje, se tiene a un Fury que navega entre la acción, el humor y el drama con total solvencia, y que además se permite ser el compañero y aliado idóneo para el personaje de Larson que literalmente es una alienígena humana entre los suyos, también es evidente que el personaje tiende a ser bastante desdibujado de su concepción original.

 

Imagen No. 3: El actor Samuel L. Jackson interpreta al agente Nick Fury en Capitana Marvel | Foto: Marvel Studios.

En general, y por una cuestión netamente biológica, las mujeres inevitablemente se sienten atraídas por hombres que les brinden seguridad, incluso para establecer una relación amistosa (como en este caso particular). El cuestionamiento entonces es: ¿Por qué Marvel encontró atractivo minimizar la fuerza de un personaje tan relevante como Nick Fury para este filme?, ¿Por qué consideró oportuno reducirlo a alguien que en ocasiones rayaba en lo rídiculo y pusilánime?, Si una propuesta así, va contravía a la naturaleza femenina de buscar amigos y parejas seguros de sí mismos y de lo que tienen para lograr todo lo que se proponen ¿Para qué hacerlo?. Debido a que Capitana Marvel hace apología al feminismo, encuadra claramente este producto para las feministas. Estas mujeres, como suelen ser depresivas, psicóticas, muy frustradas, y odian irracionalmente a los hombres, buscan a propósito debilitar la figura masculina para sus fines políticos, y así sentirse superiores en todos los aspectos.

La mancuerna generada por la buddy movie de esta película, es perfectamente equicomparable con las que se producen en la vida real entre las feministas y sus aliados, ya sea que tomen a estos últimos como amigos o pareja.

A la luz del feminismo, este objetivo de debilitar al hombre es inherente a la lucha imaginaria que sus seguidoras desarrollan de enfrentar al “patriarcado occidental”. Para respaldar esto, me remitiré a la fenomenal teorización que hace sobre el “patriarcado”, el estudiante de psicología y antropología de la Universidad Externado de Colombia, y liberal/libertario randiano; David Camilo Santa:

“El patriarcado –las sociedades patriarcales– se define por el intercambio de mujeres, es decir, por una ley de solidaridad entre todos los hombres que permite el acceso igualitario de estos a las mujeres. Esto no es más que un pacto de igualdad. En este sentido, las mujeres operan como símbolos (significados dentro de la estructura) intercambiables (principio de reciprocidad), cuyo papel es también el de generadoras de cadenas simbólicas y no como en su momento creyó, en un artículo de Les Temps modernes, Simone de Beauvoir con respecto a «las estructuras elementales del parentesco» de Lévi Strauss (obra en la que me baso), donde, a partir de su interpretación, sostuvo que la mujer tenía un papel meramente pasivo.

Avanzando por el desarrollo de las sociedades en la historia, en lo que denominamos «occidente», a partir del surgimiento de la noción de propiedad privada, y más adelante de la economía de mercado moderna, todas las dimensiones de la vida mutan. Es habitual escuchar a las feministas y sus aliados, hablar de que en en occidente contemporáneo, se vive en un «patriarcado», cuando los datos y la realidad antropológica son distintos. A menudo se sostiene que ese «patriarcado en el que vivimos», es lo que mantiene al capitalismo (tesis que toman directamente de Engels en «El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado», y que fue desmentida posteriormente). Lo cierto es que «patriarcado» y «propiedad privada» nada tienen que ver, pues al contrario de lo que piensan en el interior del feminismo, precisamente el capitalismo y la propiedad privada han socavado al patriarcado.”

La presencia de Fury determina que la Capitana requiere más bien de un compañero de armas que de un vínculo romántico (situación tratada con anterioridad). El punto es que ese compañero de armas, resulta ser alguien a quien puede manejar cómo prefiera, y que le permita evadir, aunque sea momentáneamente, la contienda en la que se debate por dentro. Contienda, que de diferentes maneras, manejan casi todas las feministas en su deseo por vencer al patriarcado.

Dentro de esto, también podría traerse a colación la llegada de Goose “el gato”, un animalito que se roba la atención de los espectadores, porque tras su aspecto noble e inocente se esconden muchos secretos. Luego: ¿Qué tiene qué ver el personaje de Goose en todo lo dicho hasta el momento, que trata sobre la debilitación del personaje de Nick Fury? Mucho diría yo, porque este tierno personaje, al final se impone sobre el de Fury. El mensaje de fondo que aquí yace, es el de reducir al hombre con el que una mujer puede construir una relación, ya sea sentimental o amistosa, para así denotar supremacía sobre éste, y así demostrar que puede ser derrotado, ese “patriarcado” del cual las feministas tienen una idea errada.

Por otra parte, los comentarios que afirman que la película expresa un discurso “anti-hombres”, no se han hecho esperar en diversas plataformas digitales.

Por citar algunos casos; en el sitio web Cosmic Book News, Matt McGloin publicó una “reseña” en la que afirma que “la película se encuentra repleta de mensajes y escenas anti-hombres”.

Capitana Marvel se esfuerza por subrayar e incluir el odio hacia lo masculino, que resulta completamente innecesario y forzado […] Lo entiendo, la misma está destinada a mostrar el lado femenino de las cosas, pero el mensaje general es demasiado obvio; que los hombres son malos y no valen nada. ¿Esto es lo que quiere enviar Disney a las niñas?”

Cabe recordar que Marvel Entertainment, LLC, es una compañía de total propiedad de The Walt Disney Company.

También, en Rotten Tomatoes, Capitana Marvel tiene una calificación de 79% entre la crítica especializada. En contraste, la audiencia la califica con un 62%. En el sitio se pueden apreciar comentarios que critican lo que ellos llaman el “odio a los hombres blancos”:

“Cuando Brie dio ese discurso anti-hombres blancos, perdí el interés en esta película.”

“¿Por qué debería pagar por ver a una mujer que odia a los hombres blancos? Ella puede revolcarse sola en su propia vida repleta de odio.”

“Me hubiera gustado que la actriz principal no mencionara su desagrado por los hombres blancos. Un completo desvío. No gracias”.

 

Si bien Capitana Marvel es un éxito de taquilla indiscutible; la información provista por varios sitios web y redes sociales, es que se le señala de ser “anti-hombres”. Esto, sumado a los guiños analizados a la película protagonizada por Brie Larson, muestran que Capitana Marvel es una defensa del Feminismo Radical.

Ingeniero Electrónico de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales (Manizales Caldas, Colombia), y Especialista en Gerencia de Proyectos de la Escuela de Ingeniería de Antioquia (Envigado Antioquia, Colombia).

Socio y Administrativo de una franquicia educativa que imparte una metodología como complemento para que los alumnos mejoren su nivel académico. Facilitador calificado en la educación de jóvenes, niños y adultos en el área de las matemáticas. Promotor del desarrollo del potencial humano en términos de autodidactismo, autonomía, capacidad de trabajo, creatividad, defensa de los ideales, efectividad, atención, cálculo mental, síntesis, análisis, raciocinio y pensamiento lógico. Colaborador de "MÁS Libertad" y de "The Mises Report".

Defensor de la libertad influenciado por las ideas de pensamiento desarrolladas en la "Escuela Austríaca de Economía"; cuyos máximos referentes son Ludwig von Mises, Carl Menger, Friedrich Hayek, Murray Rothbard, Hans-Hermann Hoppe, Jesús Huerta De Soto, Miguel Anxo Bastos, Daniel Lacalle, Juan Ramón Rallo, Peter Schiff, entre otros.

Miembro de "Libertarios de Antioquia" y "Antioquia Libre y Soberana", movimientos de inspiración libertaria para conseguir la independencia de Antioquia (Colombia) por medios pacíficos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas