John Ro septiembre 21, 2018

[ A+ ] /[ A- ]

Nuevamente la senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, arma polémica, esta vez por haber sostenido que el fascismo es lo mismo que el socialismo.

Sus enemigos políticos y jóvenes educados bajo los curas socialistas de FECODE han aprovechado la oportunidad para tacharla de “ignorante” y “contradictoria”, sin embargo, la afirmación no es un disparate.

Benito Mussolini en su obra “La doctrina del Fascismo” cuenta que por una década seguía una sola doctrina, “la del socialismo” como subordinado y como jefe., también menciona que entre el “gran río del fascismo” se encuentran corrientes socialistas., y vale recordar que sería expulsado del Partido Socialista Italiano en 1914 por sus opiniones nacionalistas y militaristas, más no, por no ser socialista., un último dato más, en 1919 fundaría las primeras semillas del fascismo en Italia.

Empero, posteriormente en el escrito se desparrama explicando por qué la teoría fascista es contraria tanto al socialismo como al liberalismo clásico y el capitalismo, ¡sí! leíste bien, contraria al capitalismo, y si leyeras sobre el nazismo te darías cuenta que también era anticapitalista. Así que vale conceder que sí, en cuanto a la teoría el fascismo es diferente del socialismo, pero ¿en cuanto a la práctica son diferentes?

Muchos, y me incluyo, pensamos que, desde el punto de vista práctico, donde quiera que se intentaron llevar a cabo los ideales fascistas, nacistas, socialistas/comunistas el resultado fue hambre, miseria y muerte por millares., en todos los casos se creó un súper Estado Totalitario que regulaba cada aspecto del individuo bajo amenaza de muerte. Se cuenta en la obra “El Método Podemos”:

“Son muchos los que consideran que no existe comparación posible entre el fascismo y comunismo, que en origen, ese planteamiento dicotómico es erróneo, una contraposición injusta y falaz. Pero la realidad, desde el punto de vista pragmático y no ideológico, es que son movimientos que, a tenor de la Historia, pueden verse como las dos caras de una misma moneda.” (p.10).

Ha sido tan bueno el marketing político-cultural de la izquierda que ni sumando los muertos producto del fascismo y el nazismo logramos la mitad de los asesinatos del comunismo y, en total injusticia, vemos como todavía esta bandera y doctrinas se pasean como si nada por el mundo, es más, vemos como se idolatran asesinos como Fidel Castro, Lenin, Stalin, Mao y El Che por nombrar algunos. Actualmente ya están haciendo lo mismo santificando algunos narcoterroristas abatidos de las FARC.

La comparación incluso es más precisa si comparamos el nazismo con el socialismo. Hitler cuando vivía en Múnich, durante 1913, leería detenidamente la obra del judío Karl Marx, a partir de su lectura del Capital, realiza algunas alteraciones al marxismo, readaptándolo a la realidad alemana. Mientras que en el comunismo los destinados a la victoria eran los proletarios, en el nazismo son los arios, mientras que en el primero la lucha es de clases, en el segundo es de razas, ambos movimientos, como ya muchos sabrán, culminaron en un conflicto violento que provocó la muerte en el primer caso de más de 100 millones en todo el mundo y en el segundo caso, 30 millones de personas con una parte importante de judíos.

En conclusión, si dejamos de lado los ideales utópicos que estas ideologías propugnan, y nos vamos a los hechos, a las atrocidades que realizaron para lograr una “auténtica libertad”, “un hombre nuevo”, “un paraíso en la tierra”, la afirmación de Cabal tiene mucho sentido, pues estas ideologías son como primas hermanas, todas culminaron en un colectivismo y una ingeniería social sangrienta destructora del individuo, su libertad y su propiedad.

Nota. Puede que Cabal sí se haya equivocado después de todo con la comparación, fascismo y socialismo no son iguales, el socialismo es mucho peor.

Bibliografía.

  • Mussolini (1937) “La doctrina del fascismo”.
  • Pellicani, L. (2011) “Lenin y Hitler los dos rostros del totalitarismo”.
  • Varios autores (2001) “El libro negro del comunismo”.
  • Pinker, S. (2006) “La tabla rasa”.
  • Hitler, A. (1930) “Mi lucha”.
  • Mises, L. (2008) “Caos planificado”.
  • Hayek, F. (2001) “Camino de servidumbre”
  • Rothbard, M. (2013) “Economía Nacionalsocialista”
Editor

Economista de la Escuela Austríaca de Economía.

1 pensamiento a “Cabal tiene razón, el fascismo es socialismo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas