trono de hierro

Buenaventura y el trono de hierro de los presupuestos nacionales.

1
168

Buenaventura y el trono de hierro de los presupuestos nacionales.

Los colombianos nos hemos acostumbrado a las imágenes de protestas violentas, saqueos, enfrentamientos  entre población civil y fuerzas del Estado, debido a lo que está sucediendo en Venezuela. Pero hace pocos días estamos viendo esas mismas imágenes en nuestro territorio, en la región de Buenaventura la cual cuenta con uno de los puertos marítimos más importantes del país. Al igual que pasa en Venezuela una región que debería nadar en abundancia, se encuentra en una paupérrima situación económica derivando como es lógico en una miseria social.

¿Pero por qué una región que se supone tiene todo para ser rica debido a su puerto y ubicación estratégica está sumergida en la ruina?- las causas son varias, pero tal vez la más importante es la misma que aqueja a otras regiones del país que teniendo con que ser ricas son pobres. La causa de estas calamidades la tenemos en el modelo centralista, en el que todas las regiones del país delegan su autonomía a un gobierno central. Los departamentos recaudan dinero vía impuestos que va a parar al gobierno central ubicado en Bogotá, proceso en el que los recursos pasan por varias manos y organismos reguladores en los que debido a la burocracia se pierde una parte de ese dinero y la otra se pierde en corrupción, sin contar que cuando el gobierno decide cuánto dinero debe ir a cada región, en la vuelta pasa lo mismo, se pierde dinero por las mismas causas, burocracia y corrupción.

Después de que el dinero está en Bogotá el gobierno central decide como se reparte el presupuesto de la nación y  es aquí es donde comienzan los graves problemas, los departamentos no reciben un presupuesto según lo que aporten ellos, sino en función de lo que decidan los políticos y tecnócratas en la capital, por lo tanto los recursos se reparten en función de la lagarteria de los políticos consigan para sus regiones, por eso vemos que hay ciudades como  Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga y Medellín donde logran quedarse con las mejores tajadas del presupuesto nacional.

Datos del 2015.

Un modelo centralista es un modelo altamente ineficiente por su burocracia, en donde muchos de los que deciden el futuro de regiones apartadas, en las cuales nunca han estado, toman decisiones relevantes sobre ellas.

La lucha por el presupuesto nacional es ardua por sus grandes beneficios para los políticos que logren hacerse con él. Los políticos que obtienen mayores ingresos para sus regiones, tienen mayor rédito político y a su vez un peligroso poder que  incita a la corrupción y el despilfarro. Tener el poder sobre el presupuesto de la nación es como el trono de hierro de la saga Game of Thrones, al cual todos los ambiciosos quieren sentarse para tener el control sobre los demás, es el trono donde se decide el destino de los demás reinos, en nuestro caso departamentos. Una región como Buenaventura que da grandes ingresos pero que no cuenta con poder de negociación estará destinada a sucumbir al poder central, quienes son los que tienen el monopolio de la fuerza. Al Igual que en Game of Thrones donde los pequeños que se atreven a levantarse contra los abusos de quien se sienta en el trono de hierro será aplastado por su ejército.

¿Cuál es la solución? como muchos libertarios vemos con buenos ojos un modelo como el Suizo, el cual consiste en dividir el país en varias regiones llamadas cantones los cuales cuentan con un poder de autonomía que los hace casi ciudades estados, tienen completo poder para crear leyes y decidir sobre sus políticas fiscales. El gobierno central tiene un poder bastante limitado, por lo que los cantones pueden competir entre ellos por atraer población e inversiones, creando sus propias políticas fiscales y de convivencia, sin tener que pasar por la burocracia de un gobierno central. La mayor parte del presupuesto de los cantones son manejados por los mismos y no por los burócratas de la capital, de esta manera se ahorra gastos burocráticos, se evita la corrupción y los ciudadanos pueden vigilar mejor a sus gobernantes. La solución para Colombia es  reemplazar el modelo de gobierno central por uno de cantones a lo suizo, Donde las regiones como Buenaventura pueda ser dueña de sus recursos y destinarlos como ellos decidan y no como un los políticos en la capital decidan.

 

+ posts

Es el editor general The Mises Report y el anfitrión del podcast de the Libercast's show.

1 comment

  1. Gladys 22 mayo, 2017 at 21:42 Responder

    No tenía idea de como se repartian los dineros públicos, pero por qué tanta diferencia de dinero entre un ciudadano y otro de diferente región? Y por q no destinaar más dinero a las poblaciones más necesitadas? No sería lo más lógico?

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas