Bolivia, entre la crisis económica y la dictadura de Evo Morales

Los mismos organismos que años atrás alababan el “milagro socialista boliviano” hoy reconocen que las ilusiones no son eternas.
1
3179

Semanas atrás, escribí un artículo en el que advertía que Bolivia se encuentra al borde de una crisis económica y social. Mis eventuales detractores, que no fueron pocos, me llamaron alarmista, poco serio y que mis planteamientos contradecían los datos del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo o los del Fondo Monetario Internacional.

Pero la realidad acabo dándome la razón, los mismos organismos que años atrás alababan el “milagro boliviano” hoy reconocen que las ilusiones no son eternas.

El 12 de Julio del 2019, los investigadores Yehenew Endegnanew y Dawit Tessema, patrocinados por los Fondo Monetario Internacional, presentaron la investigación Public Investment in Bolivia: Prospects and Implications. El documento recomienda que para balancear el nivel de gastos estatales, y ante una eventual reducción de la renta gasífera, será necesario incrementar el IVA del 13% al 20%.

Si ya somos uno de los infiernos fiscales de América Latina ¿Cómo será la gestión empresarial con mayores impuestos? ¿Será posible la llegada de inversiones extranjeras? ¿Cuál es el futuro de las generaciones más jóvenes? ¿Es favorable para Bolivia subir impuestos cuando Brasil, nuestro vecino más grande, pretende reducir el impuesto de sociedades del 34% al 15%? ¿Cómo quedamos frente a esa sana competencia fiscal?

Lastimosamente, a una oposición carente de todo norte político y sumida en la defensa de un desgastado 21F, parece no interesarle los datos económicos ni el futuro del país, sino solo subirse al tren del poder a cualquier costo.

Por eso no debería sorprendernos que Carlos Mesa (la figura más fuerte de la “oposición”) haya adoptado por completo la agenda del marxismo cultural. Por ejemplo, Mesa escribió en su Twitter: “Las Diversidades Sexuales son derechos que defendemos y sostenemos, como principios de la libertad y la identidad individual. Mi homenaje a quienes, con sacrificio y valentía, han logrado que se respeten y se cumplan”. También definió la elección de sus candidatos a los criterios de género e inclusión.

Para completar la agenda del Foro de Sao Paulo se necesitan nuevas figuras, y Carlos Mesa es una de ellas, en palabras del escritor Emilio Martínez: “Mesa es un caudillo ilustrado y un populista de traje y corbata, cuya candidatura ambigua: semi-opositora y semi-oficialista es funcional a los intereses del Foro de Sao Paulo”. Penosamente, la clase media, carente de todo sentido crítico, ve en el historiador paceño una especie de salvador de la democracia y protector de la patria, aunque en realidad, solo se trata un militante más de la izquierda internacional.

Siento seguir siendo pesimista, pero a los grandes empresarios les recomiendo buscar competencia tributaria, para proteger su riqueza de la voracidad fiscal, además de internacionalizar activos para seguir generando riqueza.

Las familias pueden buscar asesoría de empresas especializadas en fideicomisos fuera de Bolivia, que es sin duda el vehículo por excelencia para dar soluciones específicas y seguras en la transición generacional, estableciendo una dirección del patrimonio familiar que evite conflictos, que asesore en la toma de decisiones financieras y que ejecute eficazmente la administración de bienes.

Y a los jóvenes les recomiendo buscar un futuro fuera del país, no vale la pena tomar riesgos en una nación que puede quitarte todo tu esfuerzo y frustrar tus sueños con un simple decreto.

 


Cortesía de VisorBolivia.com

+ posts

HUGO BALDERRAMA ES ECONOMISTA MASTER EN ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS Y PHD. EN ECONOMÍA

1 comment

  1. M. Sebastián Beccar 5 noviembre, 2019 at 21:50 Responder

    Dr. Balderrama:

    Si me permite, tengo un par —quizá más que un par— de preguntas.

    ¿Cómo diferenciaría la economía boliviana de la argentina o venezolana?

    ¿Piensa Ud que Bolivia esté en camino a una Argentina o más una Venezuela? ¿O creará Bolivia su propio infierno en la tierra?

    ¿Qué cambios estructurales —y mecanismos de aplicación— sugeriría considerando el contexto sociocultural del país?

    Gracias,

    Lo descubrí hoy y estoy feliz de haberlo hecho.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas