Black Lives Matter ¿racista?

0
184

George Floyd pasará a la historia como un hombre víctima del racismo supremacista blanco de la policía de Minneapolis. Así venden los medios de comunicación la noticia que evaporó al COVID-19 de todas las primeras planas, claro, hay que renovarse. Sin embargo, pretenden por medio de sus columnas y artículos apegados a valores sentimentales más que a puntos de vista objetivos respecto al tema, crear opinión dentro de la población mundial que ignora, la mayor cantidad de veces, la esencia de las problemáticas.

Claramente que el hecho de la muerte de George Floyd por parte de un policía es totalmente reprochable e inhumano, pero esto dio paso a los movimientos raciales radicales, para introducir un discurso donde la víctima es un afrodescendiente y el victimario claramente es un blanco, y no hay matices, porque es que es así. La organización Black Lives Matter, es racista, pues antepone la raza sobre la esencia primera de todas las personas, el ser humano, todos somos seres humanos antes que afrodescendientes, blancos, mestizos etc. Y por tal motivo se nos debe tratar de igual forma ante la ley. La muerte de cualquier persona es injustificable sin importar su raza, orientación sexual, ideología entre otras. Pero el discurso progresista necesita crear diferencias para propagarse por el mundo.

El objetivo real de Black Lives Matter es el poder, y poco a poco lo consigue, su influencia por las redes sociales es impactante, y cualquier comunicado por parte de esta organización, de una vez es tomado como cierta. Puede que este tema pase y se quede en el olvido, y con este Black Lives Matter, pero, por otro lado, puede que utilicen su influencia mundial para ingresar al mundo político estadounidense e imponer por medio de las leyes sus ideales “antirracistas” , con una gran orientación hacia un socialismo como el venezolano o cubano, que claramente de respeto a sus poblaciones no tiene mucho. Este realmente es el peligro de las organizaciones que bajo un discurso políticamente correcto adhieren a ignorantes a su movimiento.

Finalmente es claro que el racismo es un problema de muchas sociedades, pero la solución no parte directamente de políticas públicas o más intervención estatal, el cambio parte de cada persona que reconoce el problema y es consciente que todos somos en primer lugar seres humanos, y por tal razón, no existe motivo para discriminar. George Floyd no era un afrodescendiente, era un ser humano.

Para que el mal medre, basta que las buenas personas no hagan nada por impedirlo” Edmund Burke

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas