Mises Report

‘AMLO Renuncia:’ 20,000 personas marcharon en protesta contra el gobierno socialista de López Obrador

Se cumplen ya 15 días desde que más de 20,000 personas tomaron las calles en 19 ciudades  para protestar contra el gobierno federal y exigir la renuncia del presidente López Obrador.

La protesta más grande tuvo lugar en la Ciudad de México, donde cerca de 15,000 personas marcharon por el paseo de la Reforma con carteles en los que habían escrito “¡AMLO fuera!” Y “Los sabios cometieron un error con usted”, entre otros mensajes contra el gobierno.

Apodada «La Marcha del Silencio», algunos manifestantes se taparon la boca con cinta adhesiva adornada con un claro mensaje: «AMLO renuncia».

La cancelación por parte del gobierno del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, la inseguridad, la organización de consultas públicas legalmente cuestionables, el despido de burócratas y el uso de lenguaje divisivo por parte de López Obrador. Con frecuencia describe a sus «adversarios» como quince (elitista) o conservadores, eran las principales quejas de los manifestantes.

También se criticaron los planes para construir el Tren Maya en la península de Yucatán y una nueva refinería de petróleo en la costa del Golfo de Tabasco.

Toluca, Saltillo, Veracruz, Mérida, Puebla, Chihuahua, Monterrey, Guadalajara, Morelia y Tijuana se encontraban entre las otras ciudades que vieron protestas, que fueron organizadas en las redes sociales por un grupo llamado Chalecos México (Chalecos de México).

Homero Velázquez, uno de los fundadores del grupo, dijo al sitio web de noticias Animal Político que Chalecos México ha estado organizando protestas contra López Obrador desde que asumió como presidente en diciembre pasado, y que su oposición al nuevo gobierno se centró inicialmente en la decisión de Cancelar el proyecto de aeropuerto parcialmente construido en Texcoco, estado de México.

Los líderes del grupo y la mayoría de las personas que participaron en las protestas de ayer dijeron que no son miembros de ningún partido político, sino mexicanos comunes que están preocupados por la dirección en la que el gobierno de cinco meses está tomando el país.

Sin embargo, no todos los manifestantes podrían decir que son mexicanos de todos los días.

El ex presidente Vicente Fox, un crítico frecuente del presidente, encabezó una marcha de unas 1,000 personas en León, Guanajuato, mientras llevaba un cartel que pedía al gobierno que utilice «mejores criterios» en la toma de decisiones.

El ex secretario de turismo, Enrique de la Madrid, también participó en las protestas, aunque dijo que asistió como ciudadano privado y no como representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que perdió el poder en las elecciones del año pasado.

«Es un momento muy delicado en el que se pierden las libertades», dijo

El ex presidente Felipe Calderón, quien se ha enfrentado en repetidas ocasiones con López Obrador, elogió a los mexicanos que participaron en las protestas de ayer en un mensaje de Twitter en el que también los invitó a unirse a un nuevo movimiento político en el que participa.

López Obrador no se inmutó sobre las protestas y reiteró que las personas tienen el derecho de expresar libremente su oposición al gobierno.

«Ellos tienen el derecho completo de protestar», «Incluso me complace que esta protesta haya sido organizada y espero que aquellos que no están a favor del gobierno continúen protestando con libertad», dijo.

“Esto es lógico, es natural. Cuando ganamos, dijimos que iba a haber un cambio de régimen, que íbamos a poner fin a la corrupción, los privilegios, los lujos del gobierno; que íbamos a escuchar a todos, respetar a todos; y que íbamos a dar preferencia a los desposeídos. . . por el bien de todos, los pobres son lo primero», continuó López Obrador.

“Es una nueva política, una transformación y esto, por supuesto, no complace a [algunas personas]. . . ”