Raul Estudillo marzo 5, 2019

[ A+ ] /[ A- ]

Durante la mañanera de ayer (la conferencia que el presidente hace todos los días en la mañana), en vísperas de los primeros cien días bajo su administración, que por cierto, han sido terribles, a López Obrador se le ocurrió decir que lo que más le ha gustado de ser presidente es ver cómo la gente se alegra cuando recibe un apoyo.

No cabe duda, el presidente es un gran comediante. Decir que vive de “la felicidad del pueblo” y que esta resulta mejor paga, es una burrada. Ese nivel de estupidez sobrepasa el nivel de Peña Nieto, y ese nivel de populismo sobrepasa el nivel de Maduro.

Resulta molesto escucharlo, porque, como sabemos, esos “apoyos” no son gratis y son ayudas con las que el gobierno lucra. Ayudas que terminan pesando al contribuyente. Ese contribuyente que, mientras Obrador vive en un mundo de felicidad, se mata trabajando para poder mantener al estado.

Y no sólo eso, recordemos que en sus primeros cien días de gestión, el gobierno de Obrador ya se encargó de tomar decisiones pésimas para la economía, decisiones que afectan al ciudadano que trabaja. Sin mencionar lo peor, la deuda que nos acaba de poner sobre los hombros.

No vamos ni seis meses y ya tenemos deuda por 2,000 millones de dólares

 

Dentro de poco, al presidente se le acabará el dinero para seguir pagando esos “apoyos”, ¿Qué va a hacer el presidente cuando en lugar de alegría, lo que vea sea enojo? Seguro para eso es la Guardia Nacional.

No tendría problema que AMLO se alimentara y recibiera como sueldo la “felicidad del pueblo”, si fuera viable y este tomara buenas decisiones y no derrochara nuestro dinero. Como las cosas no son así, evidentemente tengo problemas.

Los mexicanos que si importamos queremos que deje de regalar dinero, pues este no crece de los árboles. Los mexicanos que si importamos queremos “austeridad republicana”. Los mexicanos que si importamos no queremos mantener invasores ilegales (caravana migrante). Pero sin duda, el anhelo más grande que tenemos los mexicanos que si importamos es: su renuncia.

 

Corresponsal de The Mises Report en México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas