A los ofendidos por la bandera

0
1231

Para todas aquellas personas que se han molestado por la situación de la bandera déjenme decirles que tienen toda la razón.

De nuevo queda claro que la memoria histórica y sobre todo de la juventud es nula o peor, la que conocen es más falsa que una ficha de cuero. Para vos, joven universitario o joven trabajador de clase media que podrías estar leyendo esto y diciendo “Pero es que hay problemas mayores que estarse preocupando por esto” te digo: Si caes en la simplicidad de pensar que la gente se preocupa más por un pedazo de tela que por la desnutrición o la falta de empleo en Guatemala dejame decirte que sos un fracaso, y fallaste en tu labor como guatemalteco que tuvo acceso a oportunidades que muchas personas solo sueñan y aún así, no sos capaz por tu desinterés o porque de verdad no tenes capacidad intelectual suficiente para comprender las cosas más básicas.

¿A caso necesitas elegir entre preocuparte por una cosa y automáticamente sos descartado para preocuparte por otra? ¿No puedo preocuparme en la misma medida por ambas cosas? ¿Si lo único que pido es respeto por qué no empiezo por respetar a otros? Hay tantos errores de razonamiento en tratar de acusar de doble moral a las personas que defienden los principios y valores detrás de lo que representa la bandera nacional que llega al punto de ser irreal la actitud de muchas personas.

Antes de seguir tratando de comprender que pasa por la cabeza de las personas quisiera poder hacer mi labor patriótica de explicar el por qué de las cosas.

¿De verdad, desde cuando dejaron de preguntar el por qué de las cosas? 

La bandera nacional o pabellón nacional es un símbolo de patriotismo, por ende hay mucha semiótica escondida en el uso de las banderas que trabaja sobre el inconsciente de las  personas y los guía en cierta forma. Por ejemplo:

Cuando la bandera pasa a identificar a un colectivo es cuando empieza a tener una carga simbólica más fuerte y más emocional, cómo la carga emocional e ideológica que tiene la bandera del arcoíris para la comunidad LGTBI+ . La gente necesita identificarse con un grupo y la bandera es un símbolo que representa esa unión, así que en pocas palabras es una forma sencilla de expresar una idea compleja.

Una entrevista que se realizaba al pastor evangélico Javier Soto se vio interrumpida, debido a que este faltó el respeto al conductor pisoteando la bandera LGBT ,quien aseguró ser homosexual indicando sentirse ofendido por los actos en el set.

¿Pero entonces qué representa la bandera de Guatemala? Representa respeto, admiración y amor que un individuo siente hacia su país, AKA con sus compatriotas. Representa lealtad, responsabilidad y el interés por uno mismo, su familia y el futuro de todos los ciudadanos responsables que conforman este país y SÍ aquí también entran esos niños que gracias a las personas irresponsables sufren de enfermedades, desnutrición, falta de cuidado y educación digna, también están los jóvenes que pasan años estudiando y no consiguen empleo, a los trabajadores honestos que mueren de forma violenta a manos del crimen etc…

En síntesis la bandera es el símbolo del patriotismo de un guatemalteco y el patriotismo genuino es la lealtad, expresada en acciones de respeto y colaboración hacia la cultura, religión, idioma, valores, historia e idiosincrasia del país al que se considera patria. Es más, el patriotismo suele aceptar lo plural, lo diverso, como algo enriquecedor no como algo negativo. Hay quienes lo confunden con el nacionalismo que es todo lo contrario: dividir a la sociedad bajo una idea supremacista. Una idea excluyente en la que pocos encuentran entrada. El nacionalismo es excluyente, el patriotismo es incluyente porque no necesita de enemigos para definir objetivos, basta con saber que somos todos hijos de la misma patria. Por eso ofende y molesta que tengan que alterar algo tan valioso simbólicamente para sentirse parte de algo cuando algunos nos esforzamos por crear elementos transversales para unificar mientras otros siguen con la mente de “ellos contra nosotros”.

El patriotismo no significa obediencia al gobierno significa lealtad a los principios sustanciales de la patria, la lealtad entonces sería hacia los principios cívicos y constitucionales, y no al grupo de poder que esté de turno.

Espero que ahora quede claro por qué para muchos el pabellón nacional significa tanto. Y no podemos negar que existen muchos nacionalistas y peores cosas en Guate pero por qué no ser más inteligentes y jugar la carta del patriotismo, empezando por dejar de ser tan ignorantes y apáticos, así podríamos empezar a generar mecanismos de integración.

“Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás pueblos es lo primero.”  Charles de Gaulle

 

 

ajgarciaarchila@gmail.com | + posts

Profesional de comunicación Política y Digital. Emprendedor con estudios en Emprendimiento y Emprendimiento Tecnológico por la Universidad de Harvard. Es un "Young Professional Member" del Mises Institute y Columnista en MisesReport.com

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas