18 Predicciones espectacularmente erradas provenientes del primer día de la tierra

0
182

Los profetas del fin del mundo no sólo estaban equivocados, sino que estaban espectacularmente equivocados.

Un gráfico titulado emisiones anuales de CO2 en los Estados Unidos de consumo de energía, 1992-2017, puede verse en fee.org/articles/18-spectacularly-wrong-predictions-made-around-the-time-of-the-first-earth-day-in-1970-expect-more-this-year/

Hoy (domingo 22 de abril) es el Día de la Tierra 2018 y el momento para mi correo anual del Día de la Tierra…

En la edición de mayo del 2000 de la revista Reason, el premiado corresponsal en ciencias premiado, Ronald Bailey, escribió un excelente artículo titulado “Earth Day, Entonces y Ahora” [El Día de la Tierra, en Aquel Entonces y Ahora” (Earth Day, Then and Now), en el cual brinda alguna perspectiva histórica del 30 aniversario del Día de la Tierra. En ese artículo, Bailey hizo notar que, alrededor de la fecha del primer Día de la Tierra en 1970 y en los años siguientes, hubo un “torrente de predicciones apocalípticas” y muchas de esas predicciones fueron presentadas en su artículo en la revista Reason. Pues bien, actualmente es el 48 aniversario del Día de la Tierra y un buen momento para hacer de nuevo la pregunta que Bailey hizo hace 18 años: ¿Qué tan exactas fueron las predicciones formuladas alrededor de la época del primer Día de la Tierra en 1970? La respuesta: “Los profetas del final del mundo no solo estaban equivocados, sino que estaban espectacularmente equivocados,” de acuerdo con Bailey. He aquí 18 ejemplos de las predicciones espectacularmente equivocadas hechas alrededor de 1970, cuando empezó el “día verde santo” (también conocido como Día de la Tierra):

1. El biólogo de Harvard, George Wald, estimó que “la civilización se extinguiría dentro de 15 0 30 años, a menos que se tomara acción inmediata contra los problemas que encara la humanidad.”

2. “Estamos en una crisis medioambiental que amenaza la supervivencia de esta nación y del mundo, como un lugar adecuado para la habitación humana,” escribió el biólogo de la Washington University, Barry Commoner, en la edición del Día de la Tierra en la revista académica Environment.

3. El día después del primer Día de la Tierra, la página editorial del New York Times advirtió, “El hombre debe detener la contaminación y conservar sus recursos, no sólo para expandir la existencia sino para salvar a la raza del deterioro intolerable y la posible extinción.”

4. “La población inevitable y completamente sobrepasará cualquier pequeño aumento que hagamos de las ofertas de alimentos,” declaró con confianza Paul Ehrlich, en la edición de abril de 1970 de la revista Mademoiselle. “La tasa de mortalidad aumentará, al menos hasta que, anualmente, ente 100 y 200 millones de personas se mueran de hambre durante los próximos diez años.”

5. “La mayor parte de la gente que va a morir en el cataclismo más grande de la historia del hombre, ya ha nacido,” escribió Paul Ehrlich en un ensayo de 1969, titulado “Eco-Catastrophe! [“¡Eco-catástrofe!). “Para… [1975] algunos expertos tienen la impresión de que las escaseces de alimentos habrán escalado el nivel presente de hambre e inanición hasta llegar a hambrunas de proporciones increíbles. Otros expertos, más optimistas, piensan que la colisión final entre alimentos y población no ocurrirá del todo, sino hasta en la década de 1980.”

6. Ehrlich bosquejó su escenario más alarmista en la edición de 1979 del Día de la Tierra en la revista The Progressive, asegurando a sus lectores que, entre 1980 y 1989, alrededor de 4 mil millones de personas, incluyendo 65 millones de estadounidenses, perecerían en la “Gran Mortandad.”

7. “Ya es demasiado tarde para evitar la hambruna masiva,” declaró Denis Hayes, el principal organizador del Día de la Tierra, en la edición de primavera de 1970 de la revista The Living Wilderness.

8. Peter Gunter, un profesor de la Universidad Estatal del Norte de Texas, escribió en 1970, “Los demógrafos están de acuerdo, casi unánimemente, con el siguiente calendario macabro: para 1975 las hambrunas extendidas empezarán en India; estas se extenderán, por ahí de 1990, para incluir a toda la India, Paquistán, China y el Cercano Oriente, África. Para el año 2000, o antes concebiblemente, América Central y la del Sur estarán bajo condiciones de hambruna… Para el año 2000, de aquí a 30 años, todo el mundo, con excepción de Europa Occidental, América del Norte y Australia, sufrirá de hambruna.”

9. En enero de 1970, la revista Life reportó, “Los científicos tiene evidencia experimental y teórica sólida para apoyar… las siguientes predicciones: En una década los habitantes urbanos tendrán que usar máscaras anti-gases, para poder sobrevivir a la contaminación del aire… para 1985, la contaminación del aire habrá reducido a la mitad, la cantidad de luz solar que llega a la tierra…”

10. El ecólogo Kenneth Watt le dijo a la revista Time que, “Con la tasa actual de acumulación de nitrógeno, es sólo cuestión de tiempo para que la luz se filtre fuera de la atmosfera y ninguna de nuestra tierra será utilizable.”

11. Barry Commoner predijo que contaminantes orgánicos en decaimiento usarían todo el oxígeno en los ríos de los Estados Unidos, ocasionando que el pescado de agua dulce se sofoque.

12. Paul Ehrlich se metió, al predecir en 1970 que “la contaminación del aire… ciertamente va a acabar con cientos de miles de vidas tan sólo en las próximas generaciones.” Ehrlich dibujó un escenario en donde 200.000 estadounidenses morirían en 1973, durante “desastres con niebla tóxica” en Nueva York y Los Ángeles.

13. Paul Ehrlich advirtió, en la edición de mayo de 1970 de la revista Audubon, que el DDT y otros hidrocarbonos clorados “pueden haber reducido sustancialmente la esperanza de vida de las personas nacidas a partir de 1945.” Ehrlich advirtió que los estadounidenses nacidos desde 1946…ahora tenían una esperanza de vida de sólo 49 años y predijo que, si continuaban los esquemas actuales, esa esperanza de vida llegaría a 42 años para 1980, cuando se nivelaría. (Nota: de acuerdo con el más reciente reporte del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) (most recent CDC report), la esperanza de vida en los Estados Unidos es de 78.8 años).

14. El ecólogo Kenneth Watt declaró, “Para el año 2000, si continúan las tendencias actuales, estaremos usando petróleo crudo a una tasa tal…que se acabará el petróleo crudo. Usted llegará a la gasolinera y dice, ‘Llénelo, amigo,’ y él le responde, ‘Lo siento mucho no hay.’”

15. Harrison Brown, un científico de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, publicó un cuadro en la revista Scientific American en relación con las reservas de metales y estimó que la humanidad se quedaría totalmente sin cobre poco después del 2000. El plomo, el zinc, el estaño y la plata se acabarían antes de 1990.

16. El senador Gaylord Nelson escribió en la revista Look que, “el doctor S. Dillon Ripley, secretario del Instituto Smithsoniano, cree que, en 25 años, entre un 75 y un 80 por ciento de todas las especies de animales vivientes estará extinto.”

17. En 1975, Paul Ehrlich predijo que “dado que más de nueve décimas de las selvas lluviosas tropicales serían removidas en la mayoría de la áreas en, más o menos, los siguientes 30 años, se espera que con ello se desvanecerá la mitad de los organismos de estas áreas.”

18. Kenneth Watt advirtió en un discurso acerca de la esperada Edad de Hielo. “El mundo se ha estado enfriando agudamente por cerca de veinte años,” declaró. “Si continúa la tendencia actual, el mundo será unos cuatro grados más frio en la temperatura media global para 1990, pero once grados más frío en el año 2000. Esto es alrededor del doble de lo que tomaría ubicarnos en una edad de hielo.”

Mark Perry: Conservemos en nuestras mentes estas predicciones espectacularmente equivocadas del primer Día de la Tierra en 1970, cuando seamos bombardeados en los próximos días con el alboroto mediático y cuando se hagan afirmaciones como esta en el sitio del Día de la Tierra del 2015 (Earth Day website)”

“Los niveles globales del mar están aumentando a una tasa alarmantemente rápida -6.7 pulgadas en tan sólo el último siglo y elevándose más. Las temperaturas de la superficie están definiendo nuevos récords de calor en cada año. Las capas heladas continúan declinando, los glaciares están retrocediendo en todo el mundo y nuestros océanos son más ácidos que nunca antes. Podríamos continuar…lo cual es un nuevo problema.

La mayoría de los científicos están de acuerdo con que las contribuciones humanas al efecto invernadero son la causa esencial. Básicamente, los gases en la atmósfera -tal como el metano y el CO2- atrapan al calor y bloquean su escape desde nuestro planeta.

Así que, ¿qué es lo viene luego? Más sequías y ondas de calor, que pueden tener efectos devastadores sobre las comunidades y los países más pobres. Se intensificarán los huracanes y ocurrirán con mayor frecuencia. Los niveles del mar podrían elevarse hasta en cuatro pies para el 2100 –y esa es una estimación conservadora entre expertos.”

UNA VISIÓN REALISTA/UN HECHO INCONVENIENTE:

Lo que probablemente no escuchará de los promotores del Día de la Tierra es la asombrosa “descarbonización” de los Estados Unidos durante aproximadamente la última década, tal como lo ilustra el cuadro en la parte superior de este artículo, incluso cuando las emisiones de CO2 provenientes del consumo de energía han estado aumentando a través de la mayor parte del resto del mundo. Las emisiones de carbón, relacionadas con la energía en los Estados Unidos, han estado cayendo desde su punto más alto en el 2007, y el año pasado llegaron a su nivel más bajo de todo el cuarto de siglo a partir de 1992. Y los medioambientalistas y el movimiento del “Día de la Tierra” realmente tuvieron muy poco que ver con este asombroso “reverdecimiento” de los Estados Unidos. En vez de ello, se ha debido primordialmente a la fracturación hidráulica y a la sustitución creciente del gas natural en vez del carbón, como fuente de combustible para producir energía eléctrica. Ver un CD relacionado con esto aquí (here).

Finalmente, piense acerca de esta pregunta, planteada por Robert Bailey en el 2000: ¿A qué se parecerá la Tierra cuando llegue el Día de la Tierra número 60 por ahí del 2030? Bailey predice que será mucho más limpia y habrá un mundo futuro mucho más rico, con menos hambre y desnutrición, con menos pobreza y con precios menores para los minerales y los metales. Pero, él hace una predicción final acerca del Día de la Tierra del 2030: “Habrá un grupo desproporcionadamente influyente de vaticinadores de calamidades, prediciendo que el futuro -y el presente- nunca parecía ser tan lúgubre.” En otras palabras, el alboroto, la histeria y las predicciones apocalípticas erradas continuarán, promovidas por señales de virtud de “timadores de quejas medioambientales.”

+ posts

Estudia abogacía en la Universidad del Tolima.
Email: jpablohayek@gmail.com.

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas