Gary M. Galles diciembre 6, 2018

[ A+ ] /[ A- ]

F.A. Hayek contribuyó con una enorme cantidad de trabajo al avance de la libertad. He aquí unas pocas selecciones.

El 8 de mayo marcó el aniversario del nacimiento de Friedrich Hayek. Llamándolo “el académico liberal clásico más prodigioso del siglo XX,” Milton Friedman explicó así su importancia:

“En el trascurso de los años, una y otra vez, les he preguntado a los compañeros creyentes en una sociedad libre, cómo fue que lograron escaparse del contagio de un ambiente intelectual colectivista. Ningún otro nombre ha sido mencionado más a menudo como fuente de la iluminación, como el de Friedrich Hayek.”

Uno no puede resumir brevemente las contribuciones de 130 artículos y 25 libros de Hayek. No obstante, dado que una de sus contribuciones esenciales ha sido debatir persuasivamente a favor de “esa condición de los hombres en la cual la coerción a algunos de parte de otros, se ve reducida tanto como sea posible en sociedad,” su entendimiento de la libertad, que ahora pierde terreno por doquier, particularmente vale la pena que sea notado.

“Una sociedad desconocedora de que cada individuo tiene derecho a seguir sus personales preferencias, carece de respeto por la dignidad del individuo y desconoce la esencia de la libertad.”

“Si se desea mantener la sociedad libre, es esencial que reconozcamos que la deseabilidad de un fin particular no es suficiente justificación para el uso de la coacción.”

“La coacción es precisamente un mal porque elimina al individuo como ser pensante que tienen un valor intrínseco y hace de él un mero instrumento en la consecución de los fines de otro.”

“El argumento en favor de la libertad es… un argumento… contra el uso de la coacción para impedir a otro que trate de hacerlo mejor.”

“La libertad individual… demuestra que ciertas formas de vivir tienen más éxito que otras.”

“Es siempre de una minoría que obra de manera diferente a la que la mayoría le prescribe, lo que al fin de cuentas la mayoría aprende a hacer mejor.”

“La libertad no sólo significa que el individuo tiene la oportunidad y la responsabilidad de la elección; sino también que debe soportar las consecuencias… La libertad y la responsabilidad son inseparables.”

“La libertad no es meramente un valor singular… es la fuente y condición necesaria de la mayoría de los valores morales. Lo que una sociedad libre ofrece al individuo es mucho más de lo que podría conseguir si él tan sólo el gozara de libertad.”

“Todas las teorías políticas dan por sentado que la mayoría de los individuos son muy ignorantes. Aquellos que propugnan la libertad difieren… en que ellos se incluyen a sí mismos entre los ignorantes e incluyen también a los más sabios.”

“El individualista… reconoce las limitaciones de los poderes de la razón individual y, en consecuencia, aboga por la libertad.”

“Una vez otorgados amplios poderes a los organismos estatales… tales poderes no pueden controlarse efectivamente.”

“El mal principal es el poder político ilimitado… Nadie tiene capacidad suficiente para ejercer sabiamente poderes omnímodos.”

“El control económico… es el control de los medios que sirven a todos nuestros fines, y quien tenga la intervención total de los medios determinará también a qué fines se destinarán.”

“Los argumentos favorables a la libertad individual descansan principalmente en el reconocimiento de nuestra inevitable ignorancia, de muchos de los factores que fundamentan el logro de nuestros fines y bienestar.”

“La propiedad privada es la más importante garantía de libertad, no sólo para quienes poseen propiedad, sino también, y apenas en menor grado, para quienes no la tienen.”

“No hay justificación para creer que, en tanto el poder se confiera por un procedimiento democrático no puede ser arbitrario… no es la fuente sino la limitación del poder, lo que impide a este ser arbitrario.”

“La igualdad de los preceptos legales generales y de las normas de conducta social es la única clase de igualdad que conduce a la libertad y que cabe implantar sin destruir la propia libertad.”

“Bajo la Regla de la Ley… el individuo es libre para procurarse sus fines y deseos personales, seguro de que los poderes del Estado no se usarán deliberadamente para frustrar sus esfuerzos.”

Friedrich Hayek hizo la observación de que “la vanagloria de los hombres libres acostumbraba a ser que, mientras se mantuviesen dentro de los límites de las leyes conocidas, no tenían necesidad de solicitar permiso de nadie ni de obedecer orden alguna. Dudo que ninguno de nosotros pueda pretender esto en la actualidad.” Él dirigió la lucha contra la creencia acerca de una declinación de la libertad, al reconocer que “a menos que podamos una vez más hacer del fundamento filosófico de una sociedad libre un asunto intelectual viviente y de su puesta en práctica una tarea que desafía la ingenuidad y la imaginación de las mentes más animadas, los prospectos de la libertad serán en efecto oscuros.” Esa es la razón por la cual sus ideas deben ser entendidas, y consideradas profundamente, por más estadounidenses, para que nuestra libertad no se erosione aún más.


Traducción por Jorge Corrales.

Gary M. Galles

Es profesor de economía en la Universidad Pepperdine. Sus libros recientes incluyen Faulty Premises, Faulty Policies (2014) y Apostle of Peace (2013). Es miembro de la facultad de la Fundación para la Educación Económica (FEE).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas