10 razones para estar alegres sobre el capitalismo global

0
167

Desde sacar gente de la pobreza y reducir las tasas de mortalidad, a revolucionar cómo nos comunicamos y viajamos, el capitalismo sirve al bien público. 

1. NOS HA PERMITIDO VIVIR MÁS AÑOS

A inicios del siglo XIX, ningún país en la Tierra tenía una esperanza de vida superior a los 40 años. Gracias a mejoras en el cuido de la salud y de los estándares de vida ocasionados por el capitalismo, casi que todo país tiene una esperanza de vida promedio superior a los 70 años.

No sólo estamos viviendo más años, sino que menos niños están muriendo. Las tasas de mortalidad infantil se han desplomado desde 1800 y continúan descendiendo. Una excepción macabra es Venezuela, en donde el colapso económico ocasionado por el socialismo ha visto incrementarse drásticamente las tasas de mortalidad infantil.

2. NOS HA ENRIQUECIDO

Durante la mayor parte de la historia de la humanidad, el crecimiento ha sido lento y los estándares de vida permanecieron estancados. No obstante, gracias a la Revolución Industrial, las economías de Europa y del Nuevo Mundo experimentaron un crecimiento masivo. La gente fue elevada desde una vida de subsistencia y pobreza demoledora y disfrutó de un incremento masivo en sus estándares de vida.

Esta tendencia ha continuado en Occidente y se ha expandido a países alrededor del mundo. La proporción de gente que vive en pobreza se reducido a más de la mitad desde 1990.

El crecimiento económico continúa elevando el estándar de vida de la gente que vive en países ricos, lo que significa que puede comprar más de las cosas que quieren y necesitan. Lo que es incluso más emocionante es que la gente más pobre del mundo se está enriqueciendo más rápidamente que todos los demás.

3. NOS HA HECHO MÁS IGUALES

La desigualdad fue descrita como el “tema definitorio de nuestra época” por el presidente Obama en el 2013. Es más, la gente a menudo está correctamente preocupada ante el bache que hay en el planeta entre la gente más rica y la gente más pobre. Felizmente, parece que igualmente el capitalismo está resolviendo este tema. Al irse enriqueciendo más la gente en los países más pobres que en los países más ricos, ha empezado a ponerse al día. Como resultado, la desigualdad global ha disminuido.

4. ESTÁ DETENIENDO LA GUERRA

Este no parece ser el caso cuando uno ve las noticias, pero el comercio internacional ha contribuido a una declinación en el número de guerras que se están peleando. Aún cuando todavía hay escaramuzas regionales, algunas que duran muchos años, el mundo progresivamente se está haciendo más pacífico.

Los países que comercian entre sí no tienden a pelearse entre ellos. Simplemente, los beneficios económicos de ganar guerras no son tan altos como los beneficios logrados por medio de países que intercambian libremente entre ellos. Tan antes como el siglo XVIII, Adam Smith creyó que ese era el caso, y la evidencia muestra que es verdad, si usted quiere que el mundo viva en paz, entonces, usted necesita de más capitalismo y de mercados más libres.

5. SON BUENAS NOTICIAS PARA LAS MUJERES

Dar a luz ha sido uno de los mayores causantes de muerte a través de la historia. Gracias al capitalismo, las tasas de mortalidad maternal en el mundo occidental han caído dramáticamente a partir de 1800. Aún más, las tasas de mortalidad en Asia y África también se han reducido dramáticamente en países que han abrazado una economía de mercado.

De nuevo, la Venezuela socialista se ha desviado de la norma. Las tasas de mortalidad maternal se han disparado en los últimos años. Para las madres que sobreviven cuando dan a luz, actualmente muchas experimentan dolor en su corazón, al ver a sus hijos morir, pues las tasas de mortalidad infantil también han aumentado.

6. NOS HA BRINDADO NUEVAS Y EXCITANTES TECNOLOGÍAS

El capitalismo ha conducido a un incremento masivo de nuevas tecnologías durante las últimas décadas y siglos. Esta tecnología aumenta la productividad y ha conducido a tener empleos más seguros, más interesantes y mejor pagados.

Inventos como los teléfonos inteligentes nos permiten estar en contacto con amigos, desplazarnos, aprender acerca de lo que está pasando en el mundo y hasta encontrar nuestra siguiente cita. Esto amplía nuestros horizontes y nos da una libertad mayor y la posibilidad de escoger más que como ninguna otra generación las haya tenido.

7. HA PERMITIDO QUE LOS NIÑOS PERMANEZCAN MÁS TIEMPO EN LA ESCUELA

En los siglos previos a la Revolución Industrial, los niños en países occidentales que sobrevivían su infancia, no tenían otra opción más que trabajar para ayudar a mantener a sus familias. A menudo el trabajo era arduo, desagradable y peligroso. Virtualmente no existía educación, excepto para los hijos de padres ricos. Aun cuando esto continuó durante la Revolución Industrial, el incremento en la productividad y la riqueza significó que los niños ya no tuvieran que trabajar.

El trabajo infantil es más común en países económicamente menos desarrollados. Sin embargo, en los países que se han abierto y liberalizado sus mercados, las tasas de trabajo infantil han caído durante las últimas tres décadas, y continúan haciéndola así.

8. SIGNIFICA QUE PODEMOS FINANCIAR SERVICIOS PÚBLICOS ESENCIALES

En gran parte del mundo, la gente recibe cuido de la salud, educación y cuido social ya sea gratuito o subsidiado. Esto sólo es posible cuando los gobiernos ponen más impuestos a las actividades productivas de su pueblo. Como lo reconoció el propio Karl Marx, el capitalismo es la forma más eficiente de crear riqueza. Así, se deduce que promover una economía vibrante es la mejor forma de brindar financiamiento para los servicios públicos.

Sin capitalismo, no hay forma en que los gobiernos puedan brindar servicios públicos de alta calidad.

9. NOS HA DADO ABUNDANCIA DE ALIMENTOS

Hace medio siglo, el profesor Paul R. Ehrlich predijo que, para los años setentas, cientos de millones de personas habrían muerto de hambre y que la humanidad podría extinguirse.

Obviamente, Ehrlich estaba equivocado. Lejos de morir de hambre debido a un agotamiento de los recursos, el mercado nos ha permitido asignar recursos escasos y encontrar otros nuevos.

Todavía más, gracias a restaurantes y oferentes compitiendo por nuestras actividades, podemos disfrutar de alimentos alrededor de todo el mundo. Y, con el advenimiento de aplicaciones para el envío de alimentos, no hay necesidad siquiera de dejar la casa.

10. NOS HA PERMITIDO VER MÁS DEL MUNDO

Durante la mayor parte de la historia humana, la mayoría de la gente nunca se alejó de su villa o pueblo en donde nacieron. Gracias a las maravillas de la competencia y de las economías de escala, más y más de nosotros podemos viajar a otras partes del país y a otros países, en forma relativamente asequible.

Esto no sólo significa que podemos vivir experiencias y aprender de culturas totalmente diferentes, sino que también significa que podemos tener empleos diferentes y formar amistades y relaciones con gente de todo el mundo.

Este artículo se reimprimió con el permiso de CapX.


Traducción por Jorge Corrales.

+ posts

Leave a reply

Ir a la barra de herramientas